Trucos para devolver el brillo a las cristalerías y cubiertos opacos

Valeria Sabater 21 enero, 2016
Aunque puede resultar tedioso, es importante que sequemos tanto los vasos como los cubiertos para evitar que se acumulen restos de cal que puedan malograr su brillo

Devolver el brillo original a nuestra cristalería y cubertería es algo que muchas veces nos parece imposible. El uso de lavavajillas y detergentes hace que, poco a poco, estos utensilios cotidianos empiecen a parecer viejos y descuidados.

Y lo sabemos, no hay nada que nos moleste más que presentar una mesa con vasos opacos y cubiertos deslucidos. Entonces… ¿Qué podemos hacer? ¿Estamos obligados a tener que renovar la cubertería y la cristalería?

No te preocupes, hoy en nuestro espacio queremos enseñarte unos trucos sencillos para que les devuelvas su brillo original. No necesitarás gastar dinero en productos costosos y que en algunos casos, pueden dañarte las manos.

¿Tomamos nota?

Cómo devolver el brillo a tu cristalería

vaso con brillo

Nos encantan esas copas y vasos relucientes. Toda bebida, aunque sea solo agua, sabe mucho mejor en un cristal brillante, limpio y sin manchas.

Causas de la opacidad en la cristalería

  • Muchos de nosotros recibimos nuestra agua corriente de fuentes “duras”, es decir, es un agua muy rica en cal. Esto hace que o bien se acumule en nuestros lavavajillas, en nuestros grifos y, por supuesto, en los propios vasos y platos.
  • Además de cal, puede que el agua contenga otros elementos que resultan corrosivos a largo plazo para el cristal de vasos y platos, y esto sí que será, lamentablemente, irreversible.
  • Ahora bien, lo más común es que sea simple cal acumulada, y en este caso, sí que podemos aplicar sencillos remedios caseros muy efectivos que no te obligarán a renovar tu cristalería.
  • Otro aspecto que también estropea el cristal es lavarlos con agua muy caliente. Someter a a la cubertería y a la cristalería a altas temperaturas reduce su ciclo de vida.

Sabemos que nos vemos en la necesidad de lavarlos en agua caliente para eliminar grasas, pero existen alternativas más adecuadas que pueden servirnos de ayuda.

Descubre 12 razones por las que vale la pena tener agua oxigenada en el hogar

Truco para devolver el brillo a las copas, vasos y platos de cristal

Qué necesito

  • 1 litro de agua
  • 1 barreño o una tina
  • Un rollo de papel de cocina
  • 1 vaso de vinagre blanco (200 ml)

Cómo lo hago

  • Es muy sencillo. El agua debe estar a temperatura ambiente, es decir, ni muy caliente ni muy fría. Llevamos nuestro pequeño barreño de agua (calcula la que necesites en función de los vasos y platos que vayas a abrillantar) y añade un vaso de vinagre blanco.
  • Deja que estén en remojo, al menos, durante dos horas. Después, usa el papel de cocina para ir secando poco a poco y consiguiendo así que vuelva el brillo. Resulta muy práctico y efectivo.
  • Si lo prefieres, también puedes humedecer un trapo o una servilleta de papel con vinagre blanco e ir sacando brillo al cristal.

Cómo devolver el brillo a tu cubertería

cubiertos con brillo

La mayoría de nosotros usamos en el día a día la clásica cubertería de acero inoxidable. Puede ser también que, para tus ocasiones especiales, dispongas incluso de una preciosa cubertería de plata.

Esa que, sin duda, también acaba adquiriendo un tono apagado.

Te recomendamos leer también cuáles son los mejores productos naturales para limpiar la casa

Causas de la opacidad en la cubertería

  • Someterla a altas temperaturas para eliminar las grasas y alimentos adheridos.
  • El uso de detergentes y jabones agresivos.
  • Los cubiertos de acero inoxidable están hechos de una aleación de hierro y con un 10% de cromo que, a pesar de ser resistentes, pueden mancharse y quedar afectados por la presencia de cal en el agua.

Truco para devolver el brillo a los cubiertos

Cómo eliminar las manchas y rayas de los cubiertos

  • Algo que a veces vemos en nuestros cubiertos es que muestran algunas manchas debido, sobre todo, a la sobreexposición al calor.
  • Una forma de eliminar manchas en la cubertería es utilizar aceite de oliva. Para ello, solo tendrás que coger una servilleta de papel o un poco de nuestro rollo de cocina y humedecerlo con un poco de aceite de oliva.
  • Frota con energía y, después, vuelve a secarlo con otra servilleta. Es importante tener en cuenta que, en ocasiones, el hecho de no secar los cubiertos hace que queden esas molestas manchas.

Bicarbonato de sodio para devolver el brillo

  • Nunca falla. Si hay un producto poderoso que no debería faltar en la limpieza de nuestro hogar es el bicarbonato de sodio.
  • Para ello, lo que haremos será verter un poco de bicarbonato sobre cada cubierto y frotarlo con ayuda de una servilleta de papel. Una vez hecho, enjuágalo con agua y vuelve a secar de forma delicada el cubierto para ver cómo emerge el brillo de nuevo.
  • Si tienes cubiertos de plata, prueba también este truco con el bicarbonato de sodio. El resultado es maravilloso.

Descubre todas las propiedades del bicarbonato de sodio

Vinagre de sidra de manzana

  • Dicen los expertos que en el caso de los cubiertos de acero inoxidable es mejor utilizar el vinagre de manzana para sacar el brillo.
  • En este caso, haríamos lo mismo que con la cristalería: llenar una tina con 1 litro de agua y añadir un vaso de vinagre de manzana.
  • Deja los cubiertos a remojo un par de horas y, a continuación, seca de forma cuidadosa con una servilleta de papel o un trapo de algodón. El resultado también es muy bueno.
Te puede gustar