Trucos para limpiar y eliminar el mal olor de tu frigorífico

Para que nuestro frigorífico quede con buen olor a la hora de limpiarlo deberemos incluir unas gotas de aceite de árbol de té, que además es desinfectante

Y tú, ¿cómo mantienes la higiene y la vida útil de tu frigorífico? Cada uno de nosotros tendremos nuestros trucos, esos que tan bien nos funcionan en el día a día.

No obstante, hay algo que siempre nos molesta: en ocasiones se acumula el mal olor en el frigorífico, y puede que hasta percibas que tus vegetales se acaban pudriendo mucho antes.

Lo creas o no, existen sencillas estrategias para mantener la vida de estos electrodomésticos y, además, favorecer la mejor conservación de los alimentos que introducimos en ellos.

Hoy en nuestro espacio queremos enseñarte cómo cuidar de tu frigorífico. ¿Tomamos nota?

Los beneficios de la limpieza ecológica en nuestro frigorífico

Con limpieza ecológica nos referimos a usar productos naturales, libres de químicos y agentes agresivos que, aunque eliminen la suciedad e higienicen las superficies, a largo plazo pueden resultar agresivos no solo para los materiales, sino también para nosotros mismos.

Descubre cómo eliminar el mal olor de las cañerías del hogar

  • Dicen los expertos que la mayoría de los frigoríficos no reciben ni una limpieza anual en óptimas condiciones. Sabemos que algo así ofende, pero lo que nos quieren explicar es que, por lo general, no basta con pasar una bayeta por los estantes y los cajones.
  • Es necesario limpiar de modo profundo y exhaustivo nuestro refrigerador para evitar intoxicaciones alimenticias.
  • Necesitamos también instalar un filtro de etileno, un pequeño dispositivo que contiene zeolita y permanganato de potasio, que nos permitirá eliminar ese gas que se acumula en los frigoríficos y que provoca que los alimentos se degraden antes.
  • También hemos de tener en cuenta que, aunque mantengamos un orden y un cuidado especial, este electrodoméstico es un espacio sensible a los malos olores. Por ello, vale la pena que hagamos una limpieza cada 15 días para supervisar su estado.

Los productos ecológicos que vamos a utilizar para llevar a cabo la tarea son económicos y muy fáciles de encontrar:

  • Vinagre blanco.
  • Limón.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Agua caliente.
  • Aceite esencial de árbol del té.

En nuestro espacio ya te hemos hablado en numerosas ocasiones de los grandes beneficios de estos productos para la limpieza del hogar, así pues… ¿Por qué no hacer limpiar con ellos el frigorífico? ¡Vale la pena!

Cómo limpiar y eliminar los malos olores de mi frigorífico

nevera

Apagamos el frigorífico

Por precaución, y para ejecutar la limpieza de forma más cómoda, procederemos primero a desenchufarlo. De ese modo nos servirá también para eliminar el posible hielo o escarcha acumulada en la parte del congelador y así podremos limpiarlo mejor.

Lee también cómo quitar el mal olor de los armarios con arroz

Vacía el electrodoméstico

El hecho de vaciar el frigorífico nos obliga también a ver el estado de las cosas. Es posible que tengas una salsa que ya no vas a consumir, o que descubras que ese bote de kétchup está ya caducado.

Vale la pena dedicarle un poco de tiempo a esta tarea para así evitar que, por ejemplo, los más pequeños de la casa consuman algo en mal estado y se intoxiquen.

Empezamos limpiando las juntas

  • El frigorífico tiene infinidad de recovecos donde se acumula gran cantidad de porquería. Revisa las puertas, los marcos, ahí donde están las correderas de los cajones, de los estantes…
  • Para limpiar la parte de las juntas del frigorífico utilizaremos vinagre blanco.
  • Lo que haremos será calentar un litro de agua y añadir medio vaso de vinagre blanco. Solo tendrás que humedecer un trapo e incidir con él en esas zonas más rebeldes.

Vamos a limpiar los cajones

Bicarbonato-de-sodio

Ya tenemos el frigorífico vacío y las juntas limpias. Es el momento de lavar bien los cajones y los estantes, ahí donde tienden a acumularse restos de comidas vertidas por accidente e incluso de algún vegetal en mal estado.

  • Para higienizar los cajones y los estantes utilizaremos bicarbonato de sodio.
  • Utiliza una palangana o una pequeña tina con agua caliente y vierte en ella medio vaso (unos 100 g) de bicarbonato de sodio. Remueve bien y haz uso de un trapo o una bayeta para frotar enérgicamente.

Verás qué buen resultado consigues.

Cómo limpiar el interior del frigorífico

Ahora, a la hora de limpiar el interior de nuestro electrodoméstico, buscamos en especial dos cosas: higienizar y eliminar los malos olores.

  • Hay quien piensa que al lavar los cajones el tema ya está más que solucionado pero, en realidad, la mayoría de las veces las paredes del frigorífico son las que acumulan el olor del gas etileno y algún que otro resto de alimento pasado.
  • En esta ocasión calentaremos de nuevo agua caliente y añadiremos medio vaso de bicarbonato, el jugo de un limón e incluiremos, además, 4 gotitas de aceite del árbol del té, perfecto para desinfectar y dejar un buen olor.
  • Utiliza un paño o una bayeta y lava por cada esquina. Al poco, descubrirás qué buena fragancia se queda en tu electrodoméstico.

Descubre cómo limpiar el hogar con zumo de limón

Instala un filtro de etileno

Los filtros de etileno tienen forma de huevo, los venden en muchas tiendas y tienen como finalidad reducir la presencia de este gas en la nevera y que suele precipitar la maduración precipitada de frutas y verduras.

Te será de gran ayuda.

Te puede gustar