Algunas técnicas para mejorar tu memoria y recordar lo que desees

Trucos perfectos para potenciar tu memoria

Para facilitarle la tarea a tu memoria puedes recurrir a reglas mnemotécnicas a través de las cuales podemos relacionar aquellos conceptos que queremos recordar con objetos conocidos
potenciar tu memoria

Nuestra capacidad de memoria amplía nuestro mundo y nuestra mente.

Nos creemos muy superiores a los animales. Sin embargo, algunas aves recuerdan el lugar exacto en el que depositaron semillas muchos meses antes. Y nosotros podemos olvidar con facilidad cualquier aspecto de nuestra vida cotidiana.

Nuestro cerebro tiene alrededor de cien mil millones de neuronas que, conectadas entre sí, forman una red de gran complejidad.

Esta mega conexión es la que hace posible tu memoria, así como la capacidad de procesar y retener muchos datos.

A continuación te daremos algunos consejos útiles para recordar las cosas por más tiempo.

Problemas de memoria que afectan la vida cotidiana

  • El estrés es uno de los enemigos principales de tu memoria. En esos casos, tienes que relajarte, cerrar los ojos, respirar de forma profunda y reconstruir lo que has hecho en el momento que te gustaría recordar.
  • Hacer pausas mientras estudias es una excelente idea, para recordar y asentar todo lo que vas aprendiendo.
  • Si estudias y quieres memorizarlo todo, intenta pensar con imágenes y esquemas. Será mucho más fácil recordar.
  • Puedes interesarte bien por aquello que te gustaría recordar y pensar en las razones por las cuales quieres asimilarlo.

La memoria siempre va asociada a los sentimientos, y recibe estímulos de ellos.

  • ¿Por qué se producen los llamados “lapsus de memoria”? Generalmente por una falta de atención.

Las notas o apuntes ayudan mucho para fijar la idea en la mente, mientras lo escribimos. Y también para repasarlo todo en un momento posterior.

Lee también: Alimentos que potencian la memoria

mejorar-la-memoria

  • Cuando no entendemos un concepto o una idea, es más complicado de recordar.

No obstante, cuando realizamos un esfuerzo de comprensión, se van estableciendo relaciones entre los elementos que forman un concepto, uniéndose y combinándose hasta formar un conjunto lógico.

  • Los conceptos similares pueden irse clasificando para recordar mejor.

Por ejemplo, una lista de cosas por hacer puede dividirse en cosas lo que se realizará en casa, las cuestiones laborales, lo que corresponde al ocio, etc.

La información puede agruparse en bloques y los elementos ordenados, por ejemplo, alfabéticamente.

  • También es muy positivo repetir cosas en voz alta. Cuando pronunciamos en alto una palabra nos obligamos a recordar cómo se dice, y se nos queda el recuerdo de ella.
  • Los dibujos y esquemas también funcionan para grabar datos en tu memoria.
  • Cuando aprendemos algo nuevo, tenemos que asociarlo con lo que ya sabemos.

Si vinculamos las nuevas ideas con los recuerdos almacenados, nos será mucho más fácil codificar y recuperar la información, pues la asociación nos servirá de pista.

Por ejemplo, si quieres recordar en tu memoria el nombre de alguien, lo relacionas con algún rasgo de su apariencia o con cualquier otra cosa que se te ocurra.

Aunque la asociación no tenga mucha lógica, será más fácil de recordar

  • ¿Cómo consolidar lo que ya sabemos? Una de las mejores técnicas es repasar lo que se aprende, como puede ser explicándoselo a otra persona.

Reglas para potenciar tu memoria

Memoria (2)

1. La longitud de palabras y los números

Se trata de una regla ideal para memorizar números largos. Cada uno de los números se sustituye por una palabra que contenga ese número de letras, y se forma con ella una frase.

Cuanto más largo sea el número, más eficaz será esta regla para tu memoria.

2. Regla de la fábula

La clave está en inventar una historia que tenga integrados los conceptos o ideas que pretendemos recordar.

Tu memoria va a grabar mucho mejor una historia que palabras sueltas.

3. La cadena

Es similar a la anterior. Nuestro cerebro recuerda las historias o cuentos absurdos mucho mejor que otros con más lógica.

Por tanto, para recordar una lista o cualquier concepto, inventaremos una historia sin mucho sentido con esas palabras.

4. La primera letra

Con la primera letra de las palabras que queremos recordar construiremos una frase muy sencilla.

Con palabras graciosas, o con una alta dosis de ironía, será más fácil recordar. También puedes inventar una nueva palabra, formada por las iniciales de las que quieres recordar en tu memoria.

Visita este artículo: La importancia de recordar los sueños

5. La regla de los lugares

Esta técnica se basa en asociar información a los lugares de una ruta conocida.

A modo de ejemplo, con las habitaciones de tu casa ,las vas recorriendo mentalmente en un orden y metiendo uno o varios objetos relacionados.