Trucos para quitar manchas de sangre en ropa blanca

1 junio, 2018
Si te sangra la nariz o te lastimas, es sumamente probable que tu ropa salga perjudicada. Sobre todo, claro, si se trata de ropa blanca. Te contamos cómo eliminar las manchas de sangre frescas y secas.

Las manchas de sangre representan todo un desafío a la hora de lavar las prendas. De hecho, prácticamente todo el mundo tiene una camiseta, chaqueta o alguna otra prenda de ropa que ha dejado de utilizar debido a un manchón que la estropeó. Proponemos algunas soluciones: te mostramos cómo quitar manchas de sangre en ropa blanca.

Antes que nada, merece la pena aclarar que aquí no haremos milagros. Hay manchas de sangre que, una vez impregnadas en los tejidos, son verdaderamente difíciles de quitar. Lo mejor, en todos los casos, es intentar hacerlo cuando esta aún está fresca.

Si esto no fue posible, entonces puedes utilizar algunos de los siguientes consejos que te ayudarán a quitar manchas de sangre en ropa blanca.

Trucos para quitar manchas de sangre en ropa blanca

Ya sea para salvar una sábana, camiseta o camisa, estas recomendaciones pueden serte de gran ayuda. Toma nota y tenlas a mano: nunca se sabe cuándo pueden ser necesarias.

1.- Para manchas todavía frescas

Método 1

Si es justo después de que la sangre tome contacto con la tela, puedes rescatarla usando agua fría. De ningún modo uses agua caliente; este solo hará que la sangre se impregne todavía más.

Si, en cambio, la mancha se produjo sobre un elemento que no puedas mover, como un colchón, es recomendable que utilices un paño mojado también con agua fría. Una buena técnica es mezclar agua con hielo en un vaso y aplicarlo sobre la mancha antes de pasar el paño.

Es posible eliminar las manchas de aceite en la ropa.

Método 2

Hay otros dos elementos de la casa que pueden servirte para quitar manchas de sangre en ropa blanca cuando justo se hayan producido: el jabón y la sal.

El procedimiento para usar el jabón es bastante sencillo: remoja la prenda mancha en agua fría y aplica una buena cantidad del producto directamente sobre la mancha. Frota la prenda con las palmas de tus manos frente a frente hasta que se haga espuma; luego, enjuaga y repite el proceso cuantas veces sea necesario.

Por otro lado, para utilizar la sal: deja la prenda debajo de un chorro de agua fría; luego, frótala para eliminar lo más que puedas la salpicadura de sangre. 

Después, mezcla agua con sal para crear una pasta y aplícala directamente sobre la mancha. El efecto deshidratante de la sal permitirá eliminar las partículas de sangre de los tejidos. Finalmente, enjuaga con mucha agua fría y, en caso de que la prenda lo permita, colócala en la lavadora para un lavado normal.

Lee también: ¿Cómo quitar el moho de la lavadora de forma natural?

Método 3

Una última alternativa, aunque un tanto más arriesgada, es usar agua oxigenada. Lo malo de esta técnica es que puede estropear algunas ropas. Tú decidirás en cuáles usarlas.

Los pasos son:

  • Mezcla agua oxigenada con agua común; la proporción ha de ser 50 – 50.
  • Aplícala sobre la mancha. Puede que sea necesario que lo hagas más de una vez, ya que la acción de la espuma que se forma puede ralentizarse.
  • Lava el artículo con agua fría y el jabón que utilices normalmente.

2.- Para manchas secas

Si, en cambio, necesitas quitar una mancha de sangre que ya se ha secado, los procedimientos que puedes emplear son los siguientes:

Método 1

La pasta de dientes es un elemento casero que puede servirte para quitar manchas de sangre en ropa blanca. ¿Cómo emplearla?

Es fácil: primero, aplícala directamente sobre la salpicadura de sangre. Luego, déjala secar por completo y enjuágala con agua fría. Como paso final, procede a lavarla otra vez con agua fría y el detergente que uses siempre.

Es posible remover las manchas de sangre de la ropa.

Método 2

Muchos recomiendan utilizar este producto para eliminar estas manchas. ¿En qué se fundamenta este consejo? Básicamente, en la acción de las enzimas que contiene, que actúan sobre materiales orgánicos, como la carne y la sangre. De hecho, existen productos de limpieza que también las incluyen.

Sobre telas resistentes, este producto puede resultar muy efectivo. Por supuesto, no se recomienda para telas más delicadas, dado que podría ser demasiado nocivo para estas.

Para emplearlo, coloca la parte manchada en un tazón con agua fría. Después, agrega una cucharada del ablandador de carne directamente sobre la mancha y déjalo actuar, como mínimo, 24 horas. Puedes masajear la pasta sobre la mancha de tanto en tanto. En último lugar, lava la prenda como lo haces siempre.

Como señalamos antes, quitar manchas de sangre en ropa blanca es una tarea verdaderamente complicada. Sin embargo, estos consejos pueden solucionarte el problema, sobre todo si actúas con velocidad. No tienes nada que perder, ¡así que adelante!

Te puede gustar