6 trucos efectivos para sentirte motivado a hacer deporte

Debemos ver el deporte como un medio para conseguir la salud que queremos y el bienestar que necesitamos. Cuando lo tomemos como hábito será nuestro cuerpo el que nos demande la actividad física

La salud es uno de los fundamentos de nuestra felicidad. Y para mantener un cuerpo sano es necesario cuidarlo y adquirir hábitos de vida saludables como, por ejemplo, el deporte.

El ejercicio físico nos aporta autoconfianza, calidad de vida, energía, lucidez mental y, por supuesto, fuerza física.

Existe una gran variedad de deportes que podemos elegir, sin importar nuestra edad, sexo o estado de forma física. Por lo tanto, ya no hay excusa para estar sentado en el sofá.

Consigue con estos 6 trucos la motivación que necesitas para practicar el deporte que más te gusta.

1. Ponte un objetivo

zapatilla-de-deporte

Toda montaña se empieza a escalar desde abajo. Comienza poco a poco tu actividad física.

Recuerda que si has estado largos periodos de inactividad y sedentarismo, no es extraño lesionarse al empezar un deporte de manera extrema.

Por este motivo debes comenzar tu deporte preferido fijando una meta a corto plazo y, sobre todo, de forma gradual. No intentes dar pasos de gigante.

Tu motivación se incrementa cuando empiezas a conseguir objetivos, cuando los resultados hablan por sí mismos.

Así, te sugerimos que utilices un calendario o agenda en el que puedas ir anotando tu progreso. Así podrás ver los resultados y comparar tu estadística.

Hoy en día también existen muchas aplicaciones para tu teléfono móvil en las que puedes controlar y hacer un seguimiento de tu esfuerzo.

Visita este artículo: Cuál es el mejor deporte para ti según tu personalidad

2. Empieza con un entrenador personal

Para optimizar tu tiempo al máximo te proponemos que empieces las rutinas con un entrenador. De esta forma, evitarás malos hábitos que puedan lesionarte y aprenderás el ejercicio a la perfección.

No subestimes esta ayuda, aunque ello suponga un gasto extra en tu economía. Un buen entrenador sabrá alentarte y motivarte cuando lleguen épocas de pereza.

Además, controlará tu evolución y este compromiso no te permitirá poner excusas para no acudir a las clases.

3. Disciplínate

El colesterol y el ejercicio

Debes empezar a tener una sana disciplina:

  •  Cumple los días y los horarios que te has estipulado para hacer deporte. No importa si llueve, si ha venido una visita a casa o si tienes tareas por hacer.
  • Es muy frecuente que nos autoengañemos con mil excusas, detrás de las cuales solo hay pereza. Ponte en marcha y esfuérzate en esta obligación contigo mismo.

El deporte no es un fin, es un medio. Un estilo de vida, una actividad que debes incorporar a tu día a día, como lavarse los dientes o almorzar. Cuando sientas un pequeño remordimiento por haberte saltado una sesión será el indicativo de que vas por buen camino.

La descarga de endorfinas tras una sesión de entrenamiento te ayudará a motivarte para el siguiente día.

4. El deporte es una inversión en ti mismo

Piensa en el deporte como una inversión en ti, una apuesta por tu salud y tu bienestar.

Seguir una rutina de deporte no solamente nos ayuda a estar en forma, sino que también previene enfermedades e incluso es una gran ayuda para rehabilitarnos tras una convalecencia o problema de salud.

El deporte genera múltiples beneficios en nuestra salud:

  • Regula el metabolismo.
  • Mejora el peso corporal.
  • Previene la flacidez muscular.
  • Nos ayuda a eliminar toxinas de nuestro organismo.
  • Mejora la rapidez mental.
  • Sube la autoestima y la autoconfianza.
  • Mejora los niveles de azúcar en sangre.
  • Beneficia a las personas con osteoporosis.
  • Regula la presión arterial.
  • Favorece la salud de las articulaciones y aumenta la flexibilidad.
  • Nos da optimismo, alegría y fuerza física.
  • Combate el insomnio.

¿Quieres conocer más? Lee: El insomnio aumenta el riesgo de ictus e infarto

5. Ponte música con ritmo

escuchar musica-ejercicio

Puedes disfrutar más tu tiempo de deporte si escuchas tu música preferida mientras realizas la actividad física. Puede parecer insignificante, pero el rendimiento mejora si escuchamos música que es especial para nosotros o que nos motiva más.

Es obvio que debes elegir canciones con cierto ritmo y energía. No obstante, si el deporte requiere poco esfuerzo también te recomendamos los audiolibros o tu radio preferida.

6. Mejora tu alimentación

Si vas a tener un mayor desgaste físico, es importante que le aportes a tu cuerpo los nutrientes que necesita. Por ejemplo, proteínas, carbohidratos y grasas saludables.

 Debes planificar bien tus menús para evitar carencias nutricionales y poder tener un alto rendimiento en las sesiones de deporte.

Consulta con un nutricionista si quieres consumir productos específicos, como por ejemplo batidos de proteína, barritas energéticas, etc.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar