12 trucos muy útiles para hacer con una procesadora

La procesadora puede sernos de gran utilidad para elaborar nosotros mismos productos como el pan rallado o incluso las papillas para los bebés. Así nos aseguraremos de que los ingredientes son 100% naturales

La procesadora es un electrodoméstico que se introdujo en el mercado durante la década de 1940, con un formato parecido al de la licuadora que conocemos en la actualidad.

Desde los años 70 comenzaron a producirse con un diseño más sofisticado y, a partir de entonces, pasaron a ser uno de los accesorios más utilizados en la cocina. No obstante, a pesar de todo el tiempo que lleva formando parte de muchos hogares, aún hay muchas personas que limitan su uso a preparar pastas o mezclar ciertos ingredientes.

Lo que pocos se imaginan es que también puede ser bastante útil para facilitar otras tareas que pueden ser complicadas de realizar a mano o con otros elementos. ¿Te interesa conocerlas?

1. Mantequilla

recipiente con  mantequilla

¿Olvidaste comprar mantequilla y la necesitas? Si cuentas con un poco de crema de leche, podrás hacerla en cuestión de segundos.

Primero, incorpora el producto en el interior de la procesadora y déjala en funcionamiento durante cuatro minutos. Después, pasa la mezcla a través de un colador para eliminar el suero. A continuación, agrégale un cuarto de taza de agua fría (62 ml). Luego, procésalo otros 30 segundos hasta conseguir la textura deseada. ¡Fácil!

Ver también: 5 mantequillas saludables que puedes disfrutar cualquier día

2. Base de tarta o pastel

¿Te complicas al momento de hacer las bases para tus pasteles? En lugar de perder tiempo, incorpora unas galletas de tipo maría en la procesadora y mézclalas con mantequilla. Solo tienes que asegurarte de que todo quede bien incorporado y con la textura deseada para una tarta de queso o pastel de limón.

3. Pan rallado

procesadora con pan y pan rallado

Muchas personas prefieren desechar el pan viejo porque está duro y no tiene el mismo sabor que recién preparado. No obstante, para no desperdiciarlo y aprovecharlo en otras recetas puedes procesarlo unos segundos hasta obtener pan rallado.

4. Harina de avena

Puedes adquirir harina de avena preparada en el mercado fácilmente. Sin embargo, también puedes hacer la versión casera incorporando las hojuelas de avena en la procesadora. Es muy sencillo.

5. Mayonesa casera

recipiente con mayonesa casera

Si deseas hacer una mayonesa casera y deliciosa, mezcla dos yemas de huevo con una cucharada de jugo de limón (10 ml), una pizca de mostaza y sal. Tras obtener un producto homogéneo, incorpora un poco de aceite de oliva. Luego, sigue procesando hasta conseguir la textura deseada.

6. Papilla para bebés

Algunos nutricionistas no recomiendan del todo las papillas para bebés que venden en el mercado. Esto se debe a que algunas pueden contener compuestos químicos y azúcares que no aportan beneficios a la salud.

Por esta razón, en lugar de gastar dinero puedes preparar tú mismo papillas caseras. Así, podrás incluir alimentos saludables como vegetales, frutas, avena y otros alimentos orgánicos.

7. Salsa instantánea

procesadora con verduras en trozos

Es muy fácil de hacer. Primero, coloca los tomates y los otros ingredientes que desees incluir en la salsa en la procesadora. Luego, pásalos por la procesadora hasta conseguir una salsa homogénea, espesa y suave.

8. Patatas crujientes

¿Eres de los que se muere por preparar patatas crujientes como las de las bolsas? Ahora podrás hacerlo en casa sin necesidad de usar un artefacto especial. Basta con poner las patatas peladas en la procesadora para cortar unas láminas finas y listas para freír. ¡Nunca antes te quedaron tan crujientes!

9. Mantequilla de nueces o cacahuetes

recipiente con nueces

Los frutos secos suelen ser difíciles de procesar cuando se desea una suave y deliciosa mantequilla. Por eso, te recomendamos que los coloques en la procesadora con un poco de agua y una pizca de sal para conseguir una pasta idónea para acompañar otras recetas.

10. Carne picada en segundos

Para preparar tus hamburguesas o albóndigas basta con introducir la carne en la procesadora hasta conseguir la textura deseada. De hecho, puedes agregarle sal, pimienta y otros condimentos para que quede con un mejor sabor.

11. Pesto cremoso

El pesto es una excelente alternativa para acompañar tus comidas, ya que es rico en nutrientes esenciales (como fibra o grasas saludables) y simplemente delicioso. Sin embargo, conviene no abusar del mismo ya que consumido en exceso puede resultar bastante calórico.

Ingredientes

  • ½ taza de piñones (75 g)
  • 3-4 dientes de ajo
  • 3 tazas de albahaca fresca (90 g)
  • ½ taza de aceite de oliva (100 g)
  • Sal y pimienta (al gusto)

¿Qué debes hacer?

  • Primero, incorpora todos los ingredientes en la procesadora.
  • Luego, pásalos por la misma hasta conseguir una pasta homogénea.
  • ¡Listo! Ya puedes usarlo para darle un toque especial a tus comidas favoritas.

Te recomendamos leer: Trucos para reducir grasa y calorías al cocinar

12. Hummus casero

plato de hummus

Con la ayuda de una procesadora la preparación del hummus será mucho más sencilla.

Ingredientes

  • 1 taza de garbanzos cocidos (70 g)
  • 2-3 dientes de ajo
  • ½ cucharada de comino (5 g)
  • ½ taza de pasta de sésamo (60 g)
  • Sal (al gusto)

¿Qué debes hacer?

  • Primero, pon todos los ingredientes en el interior de la procesadora.
  • Procésalos hasta obtener una consistencia cremosa.
  • Por último, puedes servirlo con un poco de paprika, perejil picado y aceite de oliva.

¿Conocías estos usos de la procesadora? Ahora que sabes cuán útil puede ser en tu cocina, no dudes en sacarle más provecho.