Trufas de limón y chocolate blanco

Ya que vamos a utilizar la ralladura, conviene que consigamos limones ecológicos, o bien que nos encarguemos de desinfectarlos bien antes de utilizarlos para evitar problemas

Después de probar esta receta, nunca más podrás decir que el limón es ácido o que el chocolate blanco es muy “grasoso”. Tras preparar estas deliciosas trufas de limón y chocolate blanco, ya nada volverá a ser igual. Probar esta mezcla de sabores será una experiencia única. Además, son un postre excelente para cumpleaños, fiestas o para agasajar a tu familia o a tu pareja.

Imagínate que quieres sorprender a tus invitados con algo completamente diferente. Un postre al que no están acostumbrados. Una explosión de sabores que les dejará con la boca abierta. Pues, ¡ésta es tu receta! Es sencilla, rápida y está exquisita, ¡te lo garantizamos! 

Trufas de limón y chocolate blanco: Receta 1

Las trufas de limón y chocolate blanco son una muy buena manera de comer algo dulce, pero no demasiado empalagoso. Por eso, son ideales para aquellas personas que no se definen como demasiado golosas, pero que de vez en cuando, adoran el dulzor. Además, con el toque ácido que le proporciona el lomón, la combinación es excelente. Merece la pena hacerlas y desgustarlas.

Ingredientes (para 12 trufas aproximadamente):

  • 150 gramos de chocolate blanco
  • 60 gramos de mantequilla
  • 50 ml de nata
  • La ralladura de medio limón
  • 2 cucharaditas de esencia de limón
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas, la cantidad que consideres necesaria según tu paladar y el de tus invitados

¿Cómo es la elaboración?

Cascara-de-limon

  • En un cazo, derrite al baño María la mantequilla y el chocolate blanco. Algunos optan por hacerlo en el microondas. Esto lo dejamos a tu elección. Eso sí, tienes que lograr una crema homogénea.
  • Añade la nata, la ralladura de limón, la esencia de limón y la sal, mezclando bien.
  • Cubre el recipiente con papel film y deja enfriar en la nevera durante una hora.
  • Pasado ese tiempo, retira de la nevera y usando una cuchara o con las manos, arma bolitas del tamaño que desees.
  • En un plato coloca el azúcar glas y empana las bolitas.
  • Puedes consumir ahí mismo o bien volver a colocar en la nevera unos minutos más (es bueno que conserves las trufas en un recipiente hermético para que no se sequen).
  • A la hora de servir, puedes colocarlas en unos moldes de papel coloridos.

Trufas de limón y chocolate blanco: Receta 2

Esta es una opción ideal para preparar con los niños. Un postre delicioso, sano, fácil de hacer y perfecto para los días de lluvia o en las vacaciones. Es decir, cuando ya no sabemos qué más inventar para que se queden tranquilos y no se aburran. Además, pueden ayudarte a elaborarlo. Seguro que se lo pasan muy bien y se entretienen. Eso sí, ¡seguro que acaban pringados!

¿Qué se necesita?

  • 200 gramos de chocolate blanco
  • 50 ml de nata
  • 40 gramos de mantequilla
  • 30 gramos de galletas de limón o vainilla
  • 1 limón

¿Cómo se prepara?

bombones

  • En un cazo calienta la nata con la mantequilla, para que se derritan bien.
  • Añade el chocolate previamente troceado y remueve bien para que se funda y quede todo mezclado, formando una crema homogénea.
  • Tritura las galletas usando las manos o una batidora, trituradora, mortero o lo que tengas.
  • Ralla el limón.
  • Pon las galletas en la crema de nata, mantequilla y chocolate y también el limón rallado.
  • esté bien integrado y a temperatura ambiente, cubre con papel film y lleva a la nevera durante una hora.
  • Luego forma bolitas con una cuchara y las manos del tamaño que desees.
  • Coloca una a una en una bandeja con papel de hornear.
  • Espolvorea con lo que quieras, puede ser azúcar glas, chocolate rallado, azúcar común, etc.
  • Lleva a la nevera hasta el momento de servir.

Cualquiera de estas dos recetas te encantará. Cada una de ellas tiene su toque especial, pero seguro que les encanta a los niños o adultos a quienes quieras endulzar. Después de probar estas trufas de chocolate blanco y limón comprobarás la versatilidad de estos dos ingredientes. ¡Seguro que te piden repetir! Y ya has visto que son muy sencillas de preparar y que no necesitas ingredientes ni difíciles de encontrar ni en exceso. Son perfectas para todo tipo de ocasiones y seguro que los más pequeños se lo pasan fenomenal ayudándote con la preparación.