Trufas de Oreo

Si no vas a consumir todas las trufas puedes conservarlas en el congelador durante varios meses. Si las vas a comer al día siguiente bastará con guardarlas en el refrigerador

No hay duda de que las galletas Oreo son de las más ricas que existen. Ese sabor bien fuerte a chocolate que se desarma en tu boca y la crema blanca y suave son la combinación perfecta. ¡No importa si ya no somos niños! ¡Nos merecemos disfrutarlas! Pero además estas galletas forman parte de muchas recetas dulces que te encantarán. Como es el caso de las trufas de Oreo. ¡Pruébalas!

Receta de trufas de Oreo

Es una idea que gustará a los peques (y a los no tan peques) de la casa. Una opción perfecta para un cumpleaños por ejemplo… ¡o para una merienda especial! Las trufas llevan chocolate y el relleno es de galletas Oreo… ¿qué más se le puede pedir a la vida?

Ingredientes:

  • 100 g de queso para untar
  • 16 galletas Oreo
  • 100 g de chocolate cobertura

Utensilios:

  • Triturador de alimentos
  • Recipiente
  • Espátula
  • Cuchara
  • Bandeja
  • Papel vegetal
  • Cazo o recipiente para microondas
  • Rejilla
  • Recipiente hermético

Preparación:

bombones

  • En un triturador de alimentos pon las galletas y machaca bien hasta que te queden como un polvo fino (lo bueno de esta marca es que se trituran muy rápido). Echa el queso cremoso y mezcla bien hasta que te quede una masa. Con las manos y la ayuda de una cuchara, forma bolitas de aproximadamente el mismo tamaño. Disponlas en una bandeja con papel vegetal y mete en el congelador durante 30 minutos.
  • Mientras tanto funde el chocolate. Puedes hacerlo de la manera tradicional (al baño María) o moderno (en el microondas) según el tiempo que quieras tardar. Una vez que se haya derretido por completo, lo remueves un poco con una espátula y lo dejas templar (sin que llegue a enfriarse del todo).
  • Saca las trufas de la nevera y con mucho cuidado sumerge una a una en el chocolate. Retira con un palillo y coloca en una rejilla estrecha o una superficie plana. Decora como más te guste. Cuando se haya endurecido pasa a un recipiente hermético. Lleva a la nevera y deja por lo menos 1 hora.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Fácil
  • Tiempo de preparación: 1 hora + tiempo de frío
  • Consejos: Si no tienes triturador de alimentos puedes usar un mortero o introducir las galletas en una bolsa plástica y pasarles por encima un rodillo de madera. El chocolate para cubrir las trufas puede ser negro, blanco o con leche siempre y cuando sea de cobertura (así se fundirá más rápido y quedará con una superficie lisa al enfriarse). La decoración puede ser fideos de chocolate, coco rallado, bolas de colores, perlitas plateadas comestibles… ¡lo que se te ocurra para hacerlos más divertidos!

Otra idea: trufas de brownie y Oreo

Si la receta anterior te ha parecido fantástica es porque aún no has leído la que te ofrecemos a continuación. Solo te explicaremos cómo hacer el brownie porque lo demás lo tomas de los pasos más arriba.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 200 g de azúcar moreno
  • 150 g de harina
  • 100 g cacao en polvo
  • 100 g de margarina
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Utensilios:

  • Recipiente
  • Varillas eléctricas
  • Tamizador
  • Molde para horno
bombones de chocolate

Preparación:

  • Echa los huevos uno a uno en un recipiente, batiendo cada vez. Añade el azúcar moreno y remueve para integrar. Derrite la margarina y adiciona a la mezcla. Tamiza el harina y el cacao y también agrega a la preparación. Por último, verter la esencia de vainilla y el bicarbonato de sodio.
  • Prepara aparte la misma mezcla que la anterior receta (Oreos y queso crema). Echa al recipiente y forma bolitas. Enciende el horno a 180 °C. Dispón las trufas en una bandeja engrasada y cocina unos 20 minutos. Retira, deja enfriar y luego cubre con el chocolate fundido.

Datos de interés:

  • Nivel de dificultad: Intermedio
  • Tiempo de preparación: 45 minutos + tiempo de nevera