7 cosas sobre las que tu pareja y tú deberíais dejar de pelear

Okairy Zuñiga · 19 febrero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 20 diciembre, 2018
Hay muchos factores externos a la pareja que escapan al control de esta, por lo que ambos deberíais dejar de pelear al respecto e intentar alcanzar un entendimiento mutuo.

En toda relación amorosa es natural que existan discusiones. Estas nos permiten entender expectativas y fijar objetivos en común. Sin embargo, hay cosas sobre las que tu pareja y tú deberíais dejar de pelear porque realmente no tienen ningún sentido.

¿Te ha pasado que de pronto descubres que llevas media hora de discusión y ya ni recuerdas el motivo? Pues, en ese caso, posiblemente todo empezó por uno de los siguientes temas.

Presta atención y, la siguiente vez que aparezcan, simplemente, déjalos pasar. Descubre de qué hablamos.

Temas por los que deberíais dejar de pelear

Pareja discutiendo.

1. Ausencias por estudios o empleo

Cuando se está acostumbrado a pasar varias horas con una persona, descubrir que se deben hacer cambios en los horarios puede generar gran impacto.

En ocasiones la pareja no entiende que existen nuevas ocupaciones que son requeridas para un mejor futuro y la mejora personal de la relación.

Es un acto de celos ligeramente entendible, pero también es una de las cosas sobre las que tu pareja y tú deberíais dejar de pelear.

Para evitar la situación es importante que converséis sobre los cambios y creéis otros espacios de convivencia. Por ejemplo, si hasta ahora habéis pasado las tardes juntos y el nuevo horario obliga a uno a trabajar en la tarde-noche, podéis comprometeros a desayunar juntos todos los días.

2. Salidas con amigos

Al principio de una relación siempre se quiere estar con la pareja todo el tiempo para compartir tanto como sea posible. Por eso, es razonable que en algún momento una de las partes quiera salir solo con sus amistades.

Esta decisión es una de las cosas sobre las que tu pareja y tú deberíais dejar de pelear. Para lograr dejar de pelear por este tema, es importante ser muy sincero con la pareja.

Si la otra persona se molesta cuando le dices que saldrás, sugiérele que haga lo mismo con sus amigos.

Si te sientes olvidado, recuerda que tienes más vida que tu pareja. Ese momento que él o ella aprovecha para salir con amigos, es una buena opción para que tú hagas algo que te guste.

Quizá le interese: Mi novio no quiere estar con mis amigos

3. Celos por los ex

Es importante recordar que todos tenemos un pasado y que no se puede hacer nada para borrarlo. Uno de los factores de tu pasado que puede convertirse en motivo de discusión son las parejas que tuviste.

Debes entender que tu pareja puede ser amigo o tener un trato cordial con esa persona, en especial si hay hijos de por medio. Es complicado de aceptar, pero la clave de todo es hablar del tema.

Se entienden los celos, pues es una persona que estuvo antes, pero el celoso debe entender que su papel es el de compañero actual.  

Es importante mantener la confianza en la relación que habéis formado. Si no te ha dado motivos, olvida el tema y las discusiones.

4. No responder a tiempo un mensaje

Pareja discutiendo.
Debemos priorizar la importancia de las cosas para dejar de discutir.

Esta es otra de las cosas por las que tu pareja y tú deberíais dejar de pelear. Los motivos por los que tu pareja puede haber pasado por alto tu mensaje son innumerables, desde estar concentrado en su trabajo hasta haberse quedado sin batería. Por esto, es absurdo darle demasiada importancia al tema.

Existen aspectos más delicados y serios por los cuales podéis iniciar una discusión para intercambiar puntos de vista y hacer acuerdos, pero este no es uno de ellos.

Quizá le interese: Los mejores consejos y reflexiones para alimentar tu espacio vital

5. Pelear por dinero

El dinero es una de las cosas sobre las que tu pareja y tú deberíais dejar de pelear, aunque entendemos que es un tema serio.

Los asuntos económicos en pareja son un tema importante que se debe conversar a fondo para fijar objetivos y prioridades.

En caso de que descubras que tu pareja ha gastado de más o que es irresponsable con sus finanzas, puede ser recomendable separar cuentas.

Lo que no debes hacer es aferrarte tanto al dinero que todo el tiempo le reproches hasta el mínimo gasto. Esto no es sano y, con el tiempo, puede fracturar la confianza que tenéis.

6. Ideas opuestas sobre el orden

Una de las cosas sobre las que tu pareja y tú deberíais dejar de pelear es el concepto de orden que cada uno tiene. Puede darse el caso de que tu pareja sea un desastre total mientras que tú no toleras tener las cosas fuera de su lugar.

Si es el caso, optad por tener separados vuestros espacios de trabajo y vuestras cosas. Al final, se trata de un tema muy subjetivo en el que ninguno tiene razón, así que ¿para qué discutir?

7. Tareas domésticas

De todos los puntos, este es el único donde puede haber cierta justificación para discutir. Lo ideal es que las tareas del hogar estén divididas y que ambos ayuden, pues comparten todo.

En caso de que tu pareja no haga el mínimo esfuerzo con las tareas del hogar, siéntate con él o ella y explícale lo que te sucede. A través de esta conversación, debería entender que te sientes más como un padre que como un compañero.

Intenta cambiar las peleas por un debate sano, algo sencillo si ambos os comportáis como adultos responsables.

  • Solares, B.; Benavides A.; Orozco, B. ; Rangel, M. ; Ortiz, T. (2011). Relación entre el tipo de apoyo y el estilo de amor en pareja. Enseñanza e Investigación En Psicología.
  • Comte-Sponville, A. (2015). El amor. Ni El Sexo Ni La Muerte.
  • Maureira, F. (2011). Los cuatro componentes de la relación de pareja. Revista Electrónica de Psicología Iztacala.