Tu pelo necesita estar hidratado

Todos sabemos que nuestra piel necesita estar hidratad, pero… ¿y nuestro pelo? También. Nuestro pelo necesita, al igual que la piel, que lo cuidemos e hidratemos, aunque a veces no parezca necesitarlo.

Nuestro cabello, a medida que pasa el tiempo, se ve dañado por el desgaste diario, por la pérdida de hidratación natural, por el uso excesivo de ciertos productos, etc. La falta de hidratación conlleva dos de las causas más comunes en nuestros cabellos: la falta de brillo y la electricidad estática. Esto se manifiesta en la mayoría de ocasiones en cabellos encrespados y secos.

El calor seco es el factor fundamental que deshidrata el cabello. A veces, sin darnos cuenta, nos exponemos ante esto, y para nuestro pelo tiene efectos dañinos.

–          El uso de secadores y planchas puede dejar el pelo áspero, especialmente en aquellas personas que tienen el cabello seco por naturaleza. Por ello hay que evitar un uso excesivo de estos productos, y bajar, si es necesario, la temperatura del secador.

–          El sol también puede incidir negativamente en el cabello, por eso, cuando vayamos a la playa, es conveniente que tomemos precauciones y protejamos el pelo con una gorra o un sombrero.

La mejor fuente de hidratación para nuestro cabello es el agua. Así como necesitamos el agua para que nuestro cuerpo y nuestra piel estén hidratados, también la necesitamos para nuestro cabello.

Para retener mayor humedad en nuestro cabello, y que éste, por tanto, esté más hidratado gracias al agua, necesitamos sellar la cutícula capilar. Para ello, es recomendable utilizar champús y suavizantes buenos, hidratantes, que son ricos en ingredientes como la keratina o el aloe vera, que protegen el cabello con una capa protectora que retiene la humedad, y proporciona mayor suavidad al cabello. Los suavizantes es aconsejable utilizarlos especialmente si nuestro pelo es largo.

Teniendo en cuenta estas pautas, y conociendo las causas y consecuencias de no tener el pelo hidratado, y sabiendo cómo cuidarlo, es más fácil que consigamos un pelo bonito, suave y sano.

Categorías: BellezaPerder peso Etiquetas:
Te puede gustar