6 excelentes razones para cuidar tu piel con productos naturales

Los productos naturales contienen vitaminas y nutrientes que ayudarán a la piel a verse más joven, suave y tersa.

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Los seres humanos podemos sobrevivir sin órganos como el bazo o la vesícula, pero nunca podremos vivir sin piel. Por ello, debemos darle la atención que se merece.

Entre las funciones de la piel destacan:

  • Regular la temperatura del cuerpo.
  • Expulsar toxinas.
  • Protegernos de elementos nocivos externos.
  • Aportar el sentido del tacto y la sensibilidad.
  • Brindar la capacidad de sentir nuestro entorno climático.
  • Irrigar la sangre por nuestro cuerpo.
  • Brindar los medios para obtener la vitamina D.
  • Protegernos de los rayos ultravioleta del sol.

Conociendo todas las funciones efectuadas por la piel, cobran relevancia los métodos y tratamientos que elegimos para su cuidado.  Es fundamental proporcionarle todas las condiciones para que su funcionamiento sea el más idóneo y se mantenga saludable.

Por eso, además de llevar un estilo de vida sano y dinámico, es necesario escoger el tratamiento cosmético que le aporte mayores beneficios.  A la hora de elegir las técnicas de higiene y los masajes más adecuados deberemos tener en cuenta nuestro tipo de piel.

Cuidados básicos y necesarios de la piel

Limpia tu rostro

Limpia tu rostro

La limpieza del rostro es indispensable y debe de realizarse todos los díasY es que, a lo largo del día se acumulan en nuestro cutis muchas sustancias tales como:

  • Restos de maquillaje
  • Polvo
  • Células muertas 
  • Impurezas

Liberar los poros

Al eliminar las impurezas permitimos que la piel respire y damos espacio a la regeneración celular.

Esta limpieza es importante tanto para el rostro como para las manos, ya que la larga exposición al sol y a los agentes externos dañan y ensucian nuestra piel.

Ver también: 8 remedios caseros para los “poros dilatados”

Conocer tu piel para no lastimarla

Conocer tu piel para no lastimarla

Intenta tener siempre en cuenta el equilibrio natural de grasa que tu tez necesita y así evitarás llegar al extremo de deshidratarla o dañarla. Para esto debes de conocer cuál es el tipo de piel que tienes: grasa, seca, mixta o si es sensible.

Escoge productos acorde a tu tipo de pielde esta forma obtendrás resultados positivos en tu rutina de belleza.

Lava tu piel de la manera correcta

Muchas veces lavar la piel solo con agua no es suficiente. Es necesario utilizar jabón o una loción con un efecto purificador adecuado.

  • Cuando te duches, no olvides limpiar los codos, rodillas y muslos, ya que en estas zonas suele acumularse sudor.
  • Esto te ayudará a evitar la formación de pelitos incrustados y granitos.

Luego de una ducha realiza un cepillado en seco

cepillado en seco

Esta acción estimula la circulación de la sangre, así como también al sistema linfático. Permite eliminar las toxinas que se acumulan en el tejido adiposo, por lo que ayuda a la prevención de la celulitis.

 Los pies también necesitan cuidados

Puedes cuidar los pies para tenerlos siempre sanos:

  • Usa de manera regular piedra pómez para exfoliar la piel.
  • Realiza masajes luego de introducirlos en agua tibia.
  • También puedes aplicarles cremas hidratantes.

Todo esto alivia los malestares de cansancio y los dolores de tus pies cansados. Además, evitará la formación de callos.

Masaje con cremas y aceites esenciales

Masaje con cremas y aceites esenciales

Utilizar productos cosméticos naturales es lo mejor que puedes hacer para un apropiado cuidado de la piel. Los beneficios son visibles desde el primer uso.

6 razones para utilizar productos naturales para el cuidado de la piel

La naturaleza, como siempre, nos brinda muchas cosas maravillosas. Depende de nosotros conocerlas y aprender a utilizarlas de la mejor manera para nuestro bienestar y belleza.

Utilizar productos naturales para cuidar mejor tu piel es un excelente paso que te ayudará a darle a tu dermis los nutrientes que esta necesita, y te brindarán las siguientes ventajas: 

1. Disminuye el riesgo de alergias

Disminuye el riesgo de alergias

Los productos naturales para el cuidado de la piel tienen una menor probabilidad de provocar alergias o efectos secundarios, ya que no contienen conservantes.

Es importante que observes si se producen cambios en tu piel, como hinchazón o enrojecimiento, para descontinuar el producto causante de dicha reacción.

2. Evita irritaciones

Los productos comerciales para tratar el acné y el envejecimiento contienen ingredientes fuertes y, en muchas ocasiones, irritan la piel y la resecan.

Los productos naturales son más suaves y sus resultados son tan eficaces como los de cremas comerciales.

Lee también: Cómo preparar 4 mascarillas caseras para cuidar la piel del escote

3. Protegen la piel

Protege la piel

La piel tiene la capacidad de regenerarse cuando sufre algún daño. Para ello requiere de nutrientes y vitaminas con el objetivo de producir el colágeno necesario.

Los productos naturales contienen vitaminas y nutrientes que ayudarán a la piel a verse más joven, suave y tersa.

De manera similar, estimulan la propia capacidad de la piel para autorregenerarse. Resultan imprescindibles en la rutina cotidiana, pero también cuando la piel ha sufrido por la exposición al sol o al polvo.

4. Se adaptan más fácilmente a tu tipo de piel

Esto es resultado de una mayor afinidad de los componentes naturales con la piel. Estos productos, por lo general, son compatibles con cualquier tipo de piel, no importa si es seca, mixta, grasa o neutra.

5. Son ecológicos

Son ecológicos

Las plantas y hierbas con las cuales se crean estos productos han sido cultivadas sin hacer uso de herbicidas o pesticidas.

Al no contener conservantes, aromas sintéticos o ingredientes artificiales, los productos naturales, además, de ser más gentiles con tu piel, disminuyen la contaminación del ambiente.

Con ellos evitamos verter residuos químicos al suelo y al agua de nuestros ríos.

6. No causan resistencia a sus efectos

Los ingredientes naturales no generan dependencia ni resistencia en la piel.

Aunque no existen limitaciones ni contraindicaciones en su uso, recuerda siempre no abusar de ellos.

Los mejores ingredientes naturales para el cuidado de tu piel

Algas

Algas

El extracto de algas es un ingrediente natural con grandes beneficios para tu salud en general. Las algas nutren y suavizan tu piel debido a su contenido en yodo y aminoácidos.

Aloe

El aloe vera es de uso muy popular para el cuidado de la piel por las propiedades restauradoras que contiene. Cuenta con ingredientes calmantes que combaten el enrojecimiento, la picazón y la inflamación.

  • Por dicha razón resulta idóneo cuando sufres quemaduras por exposición al sol o erosiones cutáneas.
  • Su uso cotidiano permite mantener hidratada tu piel, y su aplicación resulta muy satisfactoria dada la sensación de frescura que deja.

Te recomendamos leer: Mascarillas de aloe vera para cada tipo de piel

Papaya

Papaya-para-la-piel

La papaya es un exfoliante suave, que le da a la piel una apariencia tersa y reluciente. Nos proporciona muchos nutrientes y puede ser utilizada incluso para tratar la celulitis.

Limones

El limón es idóneo para la piel. Por ser un cítrico refresca la piel y aporta firmeza y suavidad. También contribuye a la desinfección de la dermis y combate las manchas en el rostro.

Aceite de almendras

aceite-de-almendras

El aceite de almendras humecta la piel. Además, también tiene propiedades antivirales, antisépticas, antiinflamatorias y antibacterianas.

Su uso resulta ideal para para tratar la resequedad y erupciones.

Aceite de coco

Es uno de los productos naturales favoritos en el mundo, debido a sus múltiples usos.

  • Gracias a su alto contenido en grasas saludables es ideal para nutrir la piel a profundidad.
  • Aplicándolo con suaves masajes circulares permite remover células muertas.
  • También puedes usarlo como protector solar y para curar algunas heridas.
  • De manera similar, es un excelente removedor de maquillaje.

Miel

estreñimiento miel

Es una fuente natural rica en enzimas, ácidos y vitaminas, componentes protectores de la piel.

Sus propiedades antisépticas e hidratantes resultan favorables para cicatrizar y para tratar alergias.

Aguacate

Nos aporta grasas muy hidratantes, como las vitaminas D, A y E, las cuales tienen la capacidad de penetrar en la piel y alcanzar las capas más profundas. Es ideal para promover la producción de colágeno. Es altamente recomendado para personas con tipo de piel seca.

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar