Tu posición al dormir dice muchas cosas sobre ti. ¡Descúbrelas!

Aunque nos acostemos de una manera determinada, nuestra posición al dormir va cambiando de forma inconsciente y puede revelar muchos datos sobre nuestra personalidad

¿Tienes una postura habitual cuando te entregas a los brazos de Morfeo?

No nos referimos a la que adoptas de forma consciente en el momento de acostarte, sino a la que finalmente tomas cuando el sueño te vence.

La pregunta viene a cuento porque tu posición al dormir dice muchas cosas sobre ti. Aquí te las contamos.

Dime cómo duermes y te diré cómo eres

Dormir-bien

Muchas son las investigaciones en relación al ser humano y lo que ocurre en su cuerpo y en su mente mientras duerme.

No obstante, el profesor Chris Idzikowski ha dedicado buena parte de su tiempo a estudiar la relación existente entre la posición al dormir y la personalidad.

Idzikowski analizó seis posturas habituales que las personas adquieren en estas circunstancias. Y está convencido de que están asociadas a una forma de ser determinada.

Según explica el especialista, si bien los individuos tenemos consciencia del lenguajes corporal mientras estamos despiertos, otra cosa es analizar qué dice de nosotros una postura adoptada de manera subsconciente.

Ver también: 7 hábitos saludables que puedes practicar antes de dormir

Dormir en posición fetal

dormir en posicion fetal

De acuerdo a lo investigado por Idzikowski, el 41 por cierto de las personas duerme como si fuera un bebé dentro de la panza de su madre. Esta postura fetal la adoptan más de la mitad de las mujeres.

Al acostarse de lado, con las extremidades tanto inferiores como superiores encogidas, los durmientes buscan, de manera inconsciente, sentirse protegidos.

Es que, aunque cuando están despiertos se muestran ante el mundo seguros y fuertes, en realidad son seres sensibles y vulnerables.

Así, la supuesta firmeza de carácter que manifiestan no es más que una suerte de escudo para protegerse.

Postura “tronco”

Un 15 por cierto de la gente duerme como si fuera un tronco. Esta posición consiste en recostarse sobre uno de los lados, con las piernas estiradas y los brazos extendidos a lo largo del cuerpo.

Esta forma de dormir parece corresponderse con personas muy abiertas y sociables y que pueden tener destino de líder. No obstante, en ocasiones, pueden llegar a ser algo crédulas.

De costado, con los brazos extendidos

Al dormir

 

Por su parte, un 13 por ciento de los humanos se duerme de costado y con los brazos hacia el frente, formando un ángulo recto con sus cuerpos.

En estos casos, pese a presentar una personalidad parecida a aquellos que usan la “modalidad tronco”, aquí se agregan cuotas de picardía y suspicacia.

Son personas con una visión más crítica y desconfiada de las cosas.

De espaldas y bien estirado

Dormir de espaldas

 

La denominada postura del soldado es aquella que adoptan los que duermen sobre su espalda, con el cuerpo estirado y los brazos pegados al tronco.

Todo parece indicar que se trata de personalidades donde destacan la timidez y la introversión.

Los “soldados” son, entonces, seres muy reservados y que suelen huir de situaciones tumultuosas y que se apegan a las rutinas y las normas. Y son muy autoexigentes.

Boca abajo y agarrando la almohada

También están los que se duermen en caída libre (un 7 por ciento). Son aquellos que se tumban boca abajo en la cama, rodeando la almohada con sus brazos y poniendo la cabeza de costado.

Quienes concilian el sueño de esta manera son gente inquieta, con mucha energía, nerviosa. Además, tienen personalidades a las que les cuesta aceptar una crítica.

Como una “estrella de mar”

Como una estrellas

Un selecto 5 por ciento es aquel que al dormir se acuesta sobre la espalda y dobla los brazos hacia arriba. También suele doblar algo las piernas.

Esta posición “estrella de mar” se corresponde con personas altruistas, capaces de escuchar y ayudar al prójimo.

Son individuos que pueden trabar amistad rápidamente. Además, son las que eligen evitar ser el centro de atención y optan por un segundo plano en reuniones o grupos.

Te recomendamos leer: 5 formas de mejorar tu postura y aliviar el dolor en la espalda baja

La posición al dormir, algo difícil de cambiar

¿Te reconociste en alguna de estas posturas? No te sientas defraudado si no estás.

No olvides que cada persona es un mundo y tiene sus particularidades para dormir y que no siempre se adopta la misma posición.

Por ejemplo, quienes duermen con una pierna elevada parecen tener una personalidad decididamente impredecible.

De todas maneras, según explica Idzikowski, solo el 5 por ciento emplea una postura diferente cada noche.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar