Turista británica fue de vacaciones a Valencia y se quejó porque había ‘muchos españoles’

Carolina Betancourth·
21 Agosto, 2020
La mujer lanzó palabras ofensivas para los españoles. Pese a esto, ella se defiende y explica que sus palabras fueron sacadas de contexto.

Una turista británica fue noticia, luego de ser acusada de racista por hacer comentarios sobre los españoles. Freda Jackson, jubilada de 81 años, compró un paquete turístico en compañía de una amiga para tomarse unos días de vacaciones en Benidorm, una zona balnearia de Valencia.

El problema comenzó cuando la mujer acusó a los españoles de arruinar sus vacaciones, hasta el punto de exigir un reembolso a la agencia de viajes Thomas Cook, con quienes contrató. «Demasiados españoles» fueron las palabras que desataron una indignación que persiste hasta hoy.

«La gente de España debería elegir otro destino»

Freda Jackson es pensionista y tiene dificultades de movilidad. La mujer se vio envuelta en una fuerte polémica, que incluso desató insultos en su contra. ¿La razón? Pronunció palabras controvertidas que para muchas personas resultaron ofensivas: «demasiados españoles» «la gente de España debería elegir otro destino».

Pero, ¿cuál es el motivo de su enojo?, ¿qué fue lo que la hizo sentir tan incómoda? De acuerdo con la mujer, el hotel en el que se alojaba estaba lleno de nativos groseros que, incluso, estuvieron cerca de tirarla al suelo en más de una ocasión.

«Un día, un chico español casi me tira al suelo, y se marchó sin disculparse» – aseguró.

«El entretenimiento del hotel estaba enfocado y atendido por españoles. ¿Por qué no pueden irse a otro sitio de vacaciones?» agregó.

La mujer, además, exige a la agencia Thomas Cook el reembolso del dinero que invirtió. Según ella, la empresa le recomendó el hotel y en su momento le aseguró que no tendría que preocuparse por el acceso al mismo. Aún así, expone que sus vacaciones fueron un «desastre» de principio a fin y por eso quiere devuelta su dinero.

La agencia, en un principio, le ofreció a ella y a su amiga un cheque por 75 libras para compensar las molestias causadas. No obstante, ellas lo rechazaron. Ahora, la oferta ascendió a las 566 libras, pero aún no han dado respuesta de si la aceptarán.

La mujer se defiende y dice que sus palabras fueron sacadas de contexto

Luego de que sus comentarios se viralizaran a través de medios españoles y redes sociales, la turista habló con la prensa británica y trató de aclarar sus palabras. La mujer dijo que sus palabras fueron sacadas de contexto, ya que su rechazo no es puntualmente hacia los españoles, sino hacia la agencia que no respetó el paquete de turismo que ella había comprado.

“El hotel estaba lleno de turistas españoles y realmente nos pusieron de los nervios porque eran tan groseros. Una noche, un chico español casi me tira al suelo y simplemente se fue sin siquiera disculparse”, contó al diario Mirror.

“Nunca dije que los españoles deberían ir a otro hotel, solo que el hotel no atendía a los ingleses. Ha sido totalmente sacado de contexto. Ahora las personas que ni siquiera me conocen me llaman racista, lo cual no es cierto” – añadió.

Según su relato, la experiencia no fue para nada buena. “Me dieron un hotel en el casco viejo de la ciudad, lejos de todo, cuando había pedido alojamiento cerca de las tiendas, en la zona nueva de Benidorm” -remarcó. Por eso, destaca que su denuncia va dirigida hacia la agencia Thomas Cook, responsable del viaje.

Al respecto, la agencia comentó:

«Debido a un error del sistema, la Sra. Jackson no fue informada del cambio en su vuelo hasta seis días antes de la partida. Sentimos mucho las molestias que esto ocasionó y estamos trabajando para asegurarnos de que no vuelva a suceder. Le hemos ofrecido a la Sra. Jackson y su acompañante de viaje un gesto de buena voluntad para tratar de arreglar las cosas, y esperamos que ella acepte».

¿Qué piensas al respecto? ¿La turista británica se equivocó con sus comentarios? ¿Tiene razón en sentirse indispuesta? ¡Cuéntanos!