Turrón de chocolate y nueces: 3 recetas deliciosas

El turrón de chocolate y nueces un producto con capacidad de proteger a nuestro organismo de muchas enfermedades que, además, nos permite disfrutar de un delicioso sabor

En todo el mundo se conocen muchas variedades de turrones. La lista incluye turrón con almendras, de chocolate y arroz inflado, o de almendras y nueces, entre otros. También son populares los de chocolate blanco u oscuro, de avellanas, pistachos o coco. Entre los más destacados, sobresale el turrón de chocolate y nueces.

Se trata de un postre que, además de delicioso, es altamente nutritivo. El chocolate es rico en flavonoides, antioxidantes muy valiosos para fortalecer y proteger el cuerpo ante diferentes enfermedades.

Por su parte, las nueces constituyen uno de los frutos secos con mayor cantidad de grasas saludables. Además, son ricas en fibras, proteínas vegetales, ácido fólico, magnesio, calcio y vitaminas del grupo B.

El turrón de chocolate y nueces es uno de los más deliciosos bocados dentro de la cocina dulce. Adicionalmente, es fácil de preparar, siempre que se disponga de la paciencia y del tiempo necesario para llevar a cabo todos los pasos de su proceso.

Turrón de chocolate y nueces: un ‘clásico’ que no pasa de moda

En las navidades acompaña frecuentemente a mazapanes y roscones de reyes, así como a otros productos típicos de estas festividades invernales. El resto del año, el turrón de chocolate y nueces constituye una de las meriendas más apetecidas por niños y adultos.

Frutos secos: nueces.

Ingredientes

  • 350 g de chocolate fondant
  • ¾ taza de nueces picadas (100 g)

Preparación

  1. Se coloca el chocolate en Baño de María para que se derrita. Remover constantemente para evitar que se pegue al fondo de la olla.
  2. Una vez se consiga la textura deseada, retirar del fuego.
  3. Reservar algunas nueces para decoración. El resto se debe triturar bien para agregar al chocolate. Remover bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  4. Pasar la mezcla a un molde de acero inoxidable, silicona o aluminio. No se pueden utilizar envases plásticos.
  5. Alisar la mezcla en el molde. Dar pequeños golpes para sacar el aire que pudiese tener el chocolate.
  6. Colocar en el refrigerador, al menos, durante cinco horas.
  7. Retirar del molde con cuidado. Untar un poco de chocolate sobre la superficie para fijar las nueces que se apartaron para la decoración.

Otra forma de preparar el turrón de chocolate y nueces

Para esta segunda receta se incorpora un ingrediente sumamente útil, la leche condensada. No solo con el propósito de enriquecer el sabor, también para suavizar la textura. Este delicioso ingrediente además aporta un extra de mayor dulzura al resultado final del postre.

Ingredientes:

  • 1 ¼ taza de chocolate negro (preferiblemente 70% cacao) (250 g)
  • ½ taza de nueces peladas (80 g)
  • ¾ vaso de leche condensada (150 ml)

Preparación

  1. Romper el chocolate en pequeños trozos.
  2. Colocar en Baño de María el chocolate y la leche condensada hasta fundirlos y obtener la mezcla completamente homogénea.
  3. Aplastar las nueces en pedazos pequeños y agregar a la preparación. Remover enérgicamente,con ayuda de una cuchara de madera.
  4. Verter la mezcla dentro de un molde forrado con papel de horno.
  5. Llevar al refrigerador por espacio de cuatro horas para que se endurezca. Pasado el tiempo, se desmolda.
  6. Es ideal mantenerlo en frío mientras no se consume.

Turrón de chocolate y nueces con almendras

Las almendras son otro de los ingredientes tradicionales dentro de los turrones.  Además de sabor, este fruto seco ofrece vitaminas, proteínas y minerales, así como abundante fibra. También protege el corazón y disminuye los riesgos de sufrir infartos.

  • Es importante recordar que, aunque el consumo de la almendra es muy beneficioso, no hay que abusar de este producto.
  • En torno a un 15% de las calorías que nos aportan estos frutos secos no son absorbidas por nuestro organismo, ya que se trata de una grasa de acceso complejo.
Chocolate negro.

Ingredientes:

  • ½ taza de chocolate con leche (100 g)
  • 200 gramos de chocolate fondant
  • 1 ⅓ taza de almendras (200 g)
  • ½ taza de mantequilla (100 g)
  • 3 cucharadas de miel (75 g)
  • ½ taza de nueces (75 g)

Preparación

  1. Calentar una cazuela al baño de María. Añadir los dos tipos de chocolate al mismo tiempo y remover constantemente con una cuchara de madera hasta que se derritan y se fundan de forma homogénea.
  2. En un bol aparte mezclar la mantequilla con la miel.
  3. Unir ambas mezclas en una sola preparación, formando una combinación homogénea, donde todos los ingredientes estén integrados.
  4. Pasar la pasta a un borde forrado con papel parafinado. Cubrir toda la superficie con nueces y almendras debidamente picadas.
  5. Colocar en el refrigerador y esperar al menos un día para servir.