¿Tus encías sangran al cepillarte los dientes?

Además de cepillarnos los dientes después de cada comida es muy importante que utilicemos un enjuague bucal e hilo dental, al menos, dos veces al día

Si notas que tus encías sangran al cepillarte los dientes, podrías tener gingivitis (inflamación de las encías) causada por acumulación de placa bacteriana y sarro. Continúa leyendo para saber más sobre la gingivitis y otras causas de sangrado en las encías, y cómo evitarlo.

¿Qué es la gingivitis y por qué se produce?

Como ya se mencionó anteriormente, la gingivitis en la inflamación de las encías. Éstas se ven de color rojo oscuro (en lugar de estar rosadas, como es lo normal) y sangran con frecuencia, especialmente al cepillarse los dientes.

La gingivitis se produce cuando la placa bacteriana que se forma en el límite de las encías no es removida adecuadamente con el cepillado. La placa está compuesta por bacterias, moco y residuos de alimentos, y se adhiere a la superficie de los dientes. Si no se quita durante la higiene bucal, la placa se transforma en sarro. Las bacterias presentes en la placa y el sarro producen toxinas que irritan las encías, causando la inflamación y el sangrado.

Si bien la gingivitis es la causa más común de sangrado de las encías, éste también puede deberse a un problema de coagulación de la sangre, leucemia o problemas de las plaquetas. Por eso, si el sangrado es persistente, lo mejor es consultar al médico.

Factores de riesgo

Algunas personas tienen mayor predisposición para sufrir gingivitis. Éstos son los factores que aumentan el riesgo:

  • – Mala higiene bucal
  • – Tabaquismo
  • – Embarazo (los cambios hormonales pueden afectar las encías)
  • Diabetes no controlada
  • – Infecciones en otros sitios del cuerpo o infección generalizada
  • – Dientes mal alineados
  • – Prótesis, puentes y coronas mal colocados o contaminados
  • – Uso de algunos medicamentos

Qué hacer para evitar el sangrado de las encías

Una buena higiene oral y la consulta periódica con el dentista son fundamentales para controlar la gingivitis y evitar el sangrado de tus encías.

Cepillar los dientes

Fíjate en estos buenos consejos para mantener tus encías saludables:

  • – Limpieza profesional. Para comenzar con el tratamiento de la gingivitis, lo mejor es consultar al dentista para que te realice una limpieza a fondo. Los odontólogos cuentan con instrumentos especiales para aflojar y remover la placa y el sarro de los dientes.
  • Cepíllate los dientes tres o cuatro veces al día. El dentista te explicará cuál es la mejor forma de hacerlo. Lo ideal es cepillarse los dientes luego de cada comida, cuatro veces por día.
  • Usa hilo o cinta dental al menos dos veces por día.
  • Los enjuagues bucales también pueden ser útiles para mantener una buena higiene oral. Recuerda que no debes usar enjuagues que contengan alcohol si tus encías están inflamadas.
  • – Si tienes dientes mal alineados o prótesis defectuosas, habrá que solucionar esos problemas mediante una consulta a un ortodontista.

Es importante controlar la gingivitis, porque si no se detiene su avance, la inflamación puede continuar avanzando hasta causar periodontitis, una afección más seria que puede causar mucho daño en las encías y en los alvéolos. Por lo tanto, si notas que tus encías sangran, consulta a tu odontólogo de confianza.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar