Cómo hacer tus propias velas con sal del Himalaya ¡Son muy relajantes!

Cómo hacer tus propias velas con sal del Himalaya. ¡Son muy relajantes!

Las velas con sal del Himalaya pueden ser un complemento ideal para dotar a los espacios de nuestro hogar de una luz cálida que favorece la relajación
velas sal del himalaya

La sal del Himalaya, la auténtica, la que se considera la sal más pura de nuestro planeta y libre de cualquier contaminante, tiene infinitos usos que vale la pena conocer.

En nuestro espacio ya te hemos hablado de muchas de sus grandes virtudes naturales:

  • Revitaliza la piel
  • Es buena para el asma
  • Mejora la artritis
  • Nos ayuda a reducir el impacto de las migrañas.

Asimismo, también es interesante saber que la sal del Himalaya contiene 84 componentes esenciales y que todos ellos son adecuados para nuestro organismo.

Este mineral es casi como un “mar primario”, como una fuente de bondades que siempre viene bien tener cerca.

Hoy queremos proponerte algo especial: elaborar tus propias velas con sal del Himalaya.

Estamos seguro de que ya conoces las clásicas y bonitas lámparas hechas con este tipo de sal, son atractivas, relajantes y dan a tu hogar un ambiente muy acogedor.

En esta ocasión, vamos a hacer una manualidad tan sencilla como útil con solo dos componentes: una vela y rocas de sal del Himalaya.

Estamos seguros de que te van a encantar. ¿Tomamos nota?

Elabora tus propias velas con sal del Himalaya

lampara-sal-del-himalaya

Propuesta 1

Qué necesito

  • Un recipiente decorativo donde introducir las rocas de sal del Himalaya.

Nos puede servir un tarro de cristal, floreros de hierro vacíos o cualquier soporte tipo cuenco lo bastante amplio como para contener las rocas de sal del Himalaya.

  • 1 kilo de rocas pequeñas de sal del Himalaya. Puedes encontrarlas en cualquier tienda de decoración o tiendas naturistas. 
  • Una vela con soporte (las clásicas velas más pequeñas y con forma de botón que podemos comprar en cualquier establecimiento).

Descubre también cómo hacer tus propias velas aromáticas

Cómo lo hago

  • Es muy sencillo. Lo primero que haremos será rellenar nuestro recipiente con ese kilo de piedrecitas de sal del Himalaya.
  • A continuación, solo tienes que colocar en el centro la vela.
  • Cuando la enciendas, el reflejo de la llama se acariciará la propia sal del Himalaya y conseguirás un efecto cautivador y relajante.

¡Tienes que descubrirlo!

Propuesta 2

Qué necesito

  • 1 roca de dos kilos de sal del Himalaya
  • 1 vela con soporte
  • Una base de madera

Descubre cómo hacer una auténtica limpieza ecológica de nuestro hogar

Cómo lo hago

En esta segunda propuesta vamos a hacer un sencillo portavelas.

Para ello, necesitaremos una roca de sal del Himalaya de mayor tamaño. Tampoco tendrás problema a la hora de encontrarla en cualquier tienda especializada.

  • En este caso, lo único que tendremos que hacer es un agujero en el centro de la propia roca. Puedes ayudarte de un pequeño punzón y un martillo.
  • Una vez hayas hecho un agujero lo bastante amplio para que quepa la vela, pule la oquedad realizada para que quede bien lisa.
  • Por último, y para conseguir una lámpara segura donde colocar la vela sin que se caiga o se vuelque, haremos una base.
  • Solo tendrás que pegar el soporte de madera con un poco de cola a la propia roca de sal del Himalaya.

Una vez se haya secado, ya podemos hacer uso de nuestra precioso portavelas.

Beneficios de las velas de sal del Himalaya

velas sal del himalaya

Los beneficios de las velas de sal del Himalaya son los mismos que los de las clásicas lámparas del mismo mineral.

Como ya sabemos, se le atribuyen múltiples bondades, entre las que estarían las siguientes:

  • Las lámparas de sal del Himalaya, supuestamente, purifican el aire a través gracias a lo que se conoce como “higrometría” (capacidad de atrapar determinadas sustancias como la humedad, el polvo, el polen o el humo).
  • Al atrapar estos agentes tóxicos o nocivos que quedan impregnados en la sal se reduce la sintomatología del asma o las alergias.

Bien, es muy posible que hayas escuchado más de una vez estas virtudes o más asociadas a las lámparas de sal. Cabe decir, no obstante, que ninguna de estas bondades ha sido demostrada por la ciencia.

Descubre también cómo hacer jabón de romero para la piel grasa

En cambio, lo que sí se consigue al tener cerca las velas o lámparas elaboradas con sal del Himalaya es lo siguiente:

  • Se propicia un entorno de calma y relajación.
  • La luz cálida y envolvente mejora nuestra concentración, el estado de ánimo e incluso favorece un descanso más profundo y reparador.
  • Sus propiedades, como podemos ver, se limitan a mejorar nuestras emociones gracias a su luz cálida y a su efecto para dotar cualquier entorno de una grata armonía.

Basta solo con que lo pruebes para saber qué efecto consigue en ti. Son bonitas y elaborarlas puede ser tan fácil como divertido.