Aprende a hacer tus propios pastelitos de hojaldre

Maite Córdova 30 junio, 2018
Los pastelitos de hojaldre admiten múltiples rellenos y variaciones, pero el secreto de su éxito está en la esponjosidad que logremos darle a la masa.

¿A quién no le gustan unos ricos pastelitos de hojaldre? ¡A la gran mayoría de las personas! Sobre todo si son dulces. Ciertamente, nadie puede resistirse a su encanto, por lo que no es de extrañar que se les incluya frecuentemente en las reuniones sociales y eventos.

Por esta razón, conviene saber cómo se pueden preparar, desde cero. Nuestra receta te guiará paso a paso.

La masa secreta de los pastelitos de hojaldre

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 2 barras de mantequilla con sal (250 g)
  • ½ cucharadita de zumo de limón (2,5 ml)
  • 2 tazas de harina de media fuerza (240 g)
  • Harina de trigo todo uso (solo para espolvorear la superficie donde vayamos a amasar)

Ver también: ¿Cómo preparar pastel de pollo?

Utensilios

  • Rodillo
  • Cuchara
  • Cuchillo
  • Paño de tela
  • Papel vegetal
  • Brocha de cocina
  • Papel plástico (film)
  • Bol (preferiblemente de vidrio)

Preparación

  1. En primer lugar, colocamos en un bol la harina, el zumo de limón, y la sal. Removemos los ingredientes con una cuchara para que se comiencen a integrar. Cabe destacar que debemos dejar un espacio en el centro para posteriormente colocar la mantequilla y el agua.
  2. A continuación, añadimos la mantequilla y comenzamos a amasar (conforme hacemos esto, vamos añadiendo el agua, poco a poco).
  3. Amasamos durante un rato para conseguir una masa lo suficientemente elástica. Cuando la tengamos lista, hacemos una bola con ella y la dejamos reposar en el refrigerador durante 5 o 7 minutos envuelta en un paño de tela limpio y seco.
  4. Una vez transcurrido este tiempo, retiramos el paño y hacemos una cruz sobre la superficie de la bola con un cuchillo. Seguidamente, tomaremos el rodillo y comenzaremos a aplanar la masa para obtener cuatro pliegues. (Debemos procurar que el centro de la masa siempre tenga más grosor que el resto).
  5. En el centro de la masa, colocamos un poco de mantequilla y la cubrimos con los 4 pliegues de masa (debe quedarnos una especie de paquete cuadrado envuelto). Cada pliegue debe engrasarse con apenas un poco de mantequilla (para ello utilizaremos la brocha) y harina.
  6. Golpeamos el centro del paquete ligeramente con el rodillo para deshacer un poco la mantequilla que colocamos allí.
  7. Llevamos el “paquete” al refrigerador durante unos 10 minutos.
  8. Pasado este tiempo, desenvolvemos el paquete, estiramos la masa y la enrollamos con un pliegue sencillo. Volvemos a llevarla al refrigerador otros 10 minutos.
  9. Ya tenemos nuestra masa para pastelitos de hojaldre lista. Ahora lo que queda es amasarla con el rodillo sobre una superficie (previamente espolvoreada con harina de trigo) y utilizarla según la receta que vayamos a cocinar.

El secreto de esta masa radica en la temperatura del agua (que debe ser siempre tibia para que los ingredientes puedan mezclarse con mayor facilidad) y, por supuesto, de lo bien que respetemos los tiempos de amasado y reposo. Cabe destacar que hay quienes utilizan manteca de cerdo en lugar de mantequilla (eso ya dependerá de nuestro gusto).

Lee también: Pastel de pollo con pan de molde

Receta tradicional de los pastelitos de hojaldre y manzana

Ingredientes

  • 1 huevo mediano
  • 1 cucharadita de canela (5 g)
  • La ralladura de una naranja
  • 4 manzanas medianas
  • ¾ taza de azúcar moreno (150 g)
  • La ralladura de 1 limón
  • Masa de hojaldre (la cantidad necesaria)
  • 1 cucharada de mantequilla con sal (20 g)
  • Aceite de oliva (preferiblemente virgen extra)
  • Para decorar: almendras laminadas, espelta

Preparación

  1. Troceamos las manzanas en piezas pequeñas (si optas por hacer cubos, procura que estos no sean muy gruesos).
  2. Precalentamos una sartén a fuego medio con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté bien caliente, añadimos la mantequilla y removemos para que se derrita.
  3. Una vez que la mantequilla se haya derretido, añadimos las manzanas troceadas y el azúcar moreno. (Debemos remover constantemente para evitar que se quemen los ingredientes).
  4. Aparte, rallamos la cáscara de la naranja y el limón. Reservamos.
  5. Precalentamos el horno a 180 ºC.
  6. Añadimos a la mezcla de la sartén una cucharadita de canela y removemos para repartirla por todos los trozos de manzana.
  7. Dejamos la sartén a fuego bajo durante unos 20 o 30 minutos, para que los ingredientes se conviertan en una especie de pudín denso (no debemos dejar que la manzana se deshaga demasiado, ya que de lo contrario obtendremos una compota).
  8. Engrasamos y enharinamos una bandeja para colocar la masa de pastelitos de hojaldre. Recortamos varios cuadrados de un tamaño mediano y, en el centro de cada uno, agregaremos una porción de la mezcla de manzana. Envolvemos cada cuadrado como si fuesen pequeños “paquetes”.
  9. Cascamos los huevos y los batimos con un tenedor. Con ayuda de una brocha, untaremos un poco de huevo en cada paquete (para que se doren mientras se cuecen al horno).
  10. Llevamos la bandeja al horno durante 15 minutos a 200 ºC.
  11. Una vez transcurrido este tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar los pastelitos de hojaldre a temperatura ambiente. Decoramos con las almendras y un poco de espelta.

Ahora que conoces cómo hacer la masa, puedes elaborar diversas recetas de pastelitos de hojaldre: dulces y saladas. Ya no tienes excusa para dejar de disfrutarlos. Anímate a elaborar tus propios pastelitos y a crear tus propias variantes de recetas.

Te aseguramos que los resultados valdrán la pena y que todos tus comensales quedarán encantados.

Te puede gustar