Un mal común: la depresión

Ángela Aragón · 24 diciembre, 2017
Existen numerosos casos de depresión que no son detectados, por lo tanto, quedan en las sombras. Esto indica que aunque la depresión es el trastorno más frecuente en el mundo occidental, se encuentra subdiagnosticado.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que se caracteriza principalmente por la presencia persistente de un sentimiento de tristeza que afecta la percepción de la persona y que le impide apreciar o valorar verdaderamente los aspectos positivos en su vida. Esto quiere decir que una persona con depresión tiende a minimizar u obviar lo positivo y centrar la atención en su sufrimiento.

Este padecimiento también se define como un cuadro de tristeza, melancolía y sufrimiento prolongado que interfiere en la rutina de quien la padece. Dicha injerencia puede llegar al niveles extremos en los cuales, la persona puede incluso no querer salir del domicilio durante semanas o años.

Otras de las posibles manifestaciones también puede ser el aislamiento, el abandono del cuidado personal, el hecho de dejar de hablar o moverse y, en casos, severos, la persona puede incluso desarrollar un pensamiento suicida.

La depresión supone ir varios pasos más allá de la tristeza, por lo tanto, es importante saber diferenciar entre ambas y ser lo más asertivos posible.

Causas fisiológicas

Qué es la depresión

Existen diversas hipótesis acerca de las causas fisiológicas de la depresión. No obstante, lo cierto es que la depresión depende de una amplia variedad de factores (psicológicos, sociales, biológicos, culturales, etcétera). Todo depende del caso, por lo tanto, no se debe generalizar al respecto.

Las hipótesis más comunes acerca de las causas fisiológicas de la depresión apuntan a un déficit en la segregación de la serotonina (neurotransmisor encargado de producir la sensación de bienestar en el organismo). Por otra parte, existe una hipótesis acerca de una posible respuesta inflamatoria crónica de bajo grado como posible causa.

Lee también: ¿Qué es la distimia, uno de los tipos de depresión?

Tipos de depresión

  • Trastorno depresivo grave. La persona sufre dolor, tristeza y ansiedad muy intensos. Esto les impide trabajar, dormir y experimentar placer con las actividades que disfrutaban anteriormente. Una vez aparece, suele prolongarse a lo largo de la vida de la persona.
  • Distimia. Se presenta durante un periodo de tiempo prolongado (más de 2 años) y afecta multiples áreas de la persona.
  • Depresión psicótica. En algunos casos, se complica con la aparición de delirios o alucinaciones.
  • Depresión postparto. Se produce después de dar a luz. Además de los síntomas citados, también rechazan al recién nacido.

Síntomas comunes

Síntomas de la depresión

  • Fatiga.
  • Baja autoestima.
  • Falta de concentración. 
  • Sentimiento de culpa e inutilidad.
  • Insomnio / hipersomnia (dormir poco o en exceso).
  • Pensamientos o intentos suicidas. Esto solo sucede en los casos más severos.
  • Vacío existencial y desesperanza. Los pacientes no encuentran sentido a la vida ni tienen fe en el futuro.
  • Cambios en el apetito. Mientras que unas personas comen de manera compulsiva, otras apenas ingieren alimentos.
  • Anhedonia. Pérdida de interés en actividades con las que disfrutaban: les cuesta encontrar satisfacción en sus aficiones y en su relación con las personas.

Visita este artículo: Consejos para ayudar a quien tiene pensamientos suicidas

Diagnóstico

Los síntomas de la depresión pueden estar presentes en otros trastornos y, por ello, los profesionales de la salud tienen como referente el DSM-V o la CIE-10.

No obstante, sí existen protocolos de diagnóstico diseñados (tests) que si bien ayudan a evaluar al paciente no son definitivos a la hora de realizar un diagnóstico. El más empleado es el “inventario de depresión Beck” (BDI), que consiste en un cuestionario que mide en función de una serie de factores.

Según los resultados obtenidos en el BDI (más otro tipo de pruebas y la respectiva entrevista psicologica), se podrá diagnosticar la presencia o no de la depresión

Tratamiento de la depresión

Mujer en el psicólogo

Existen distintos tipos de tratamiento de la depresión que dependen del enfoque del terapeuta. El más validado científicamente es el tratamiento cognitivo-conductual. En algunos casos también se recurre al tratamiento farmacológico, como método de apoyo, así como a una serie de recomendaciones o consejos cuya finalidad es ayudar al paciente en su día a día.

Además del tratamiento y del apoyo emocional por parte del entorno del paciente, es importante no estigmatizar la depresión. Este es el trastorno del estado de ánimo más común, pero también el más incomprendido.

Imagen principal cortesía de © wikiHow.com