Una app para curar la pérdida de visión

Gracias a su usabilidad y su portabilidad el Kit Peek servirá para curar la pérdida de visión de miles de personas. No se necesita un médico para encontrar un problema

Un día cualquiera te das cuenta de que ya nos ves como lo hacías antes. De repente, todo está borroso, así que acudes al oftalmólogo y te explica qué ocurre.

Esta no es una escena extraña en determinados países. No ocurre lo mismo en otros donde los recursos son muy escasos. De hecho, ir al médico resulta casi inimaginable.

Así, las personas que comienzan a notar dicho problema solo tienen una opción: la resignación.

Sin embargo, a pesar de ser tan habitual, son pocas las personas que conocen dichos contrastes.

Afortunadamente, esas pocas no se quedan quietas, sino que dan lo mejor de sí mismas para paliarlo.

Entre ellas, destacamos a Andrew Bastawrous, un oftalmólogo que quiso unir la tecnología móvil con sus conocimientos médicos para inventar una aplicación que permitiera detectar las dificultades en esta zona.

Lo cierto es que Bastawrous no es un hombre común. Las personas normales nos conformamos con hacer un donativo de vez en cuando o con ir a una carrera solidaria. Él quiso ver las cosas desde dentro.

Viajó a Kenia en 2012 para certificar su sospecha: millones de personas se estaban quedando ciegas sin que a nadie le importara, pero a él sí.

Él no solo se conmovía, sino que la injusticia despertó una voz interior que le exigía ponerse en acción. Y lo hizo. Y de qué modo.

Rolex premia al británico por el desarrollo de la app que cura la pérdida de visión

Te recomendamos leer: Delicioso batido multivitamínico para mejorar la visión y el metabolismo

A partir de aquel año, comenzó a pensar en qué podría hacer y vio en la tecnología móvil una gran alternativa.

Los smartphones son capaces de captar la huella digital, almacenar tus datos y reconocerla después.

Esto demuestra su potencialidad en el mundo de la medicina, sobre todo en ámbitos en los que se necesita eficacia, portabilidad y autonomía, pero con el coste más reducido posible.

Para ello, se diseñó el kit de examen ocular portátil Peek. Este consiste en una app para diagnosticar el estado del ojo, cuyos resultados se almacenan en una base de datos que permitirá evaluar la evolución del mismo.

Por otra parte, se incorpora al teléfono un accesorio muy barato, pero con unas ventajas increíbles.

Este es capaz de realizar una impresión en 3D, con el objetivo de poder revisar de manera más concienzuda la retina.

  • Gracias a Peek, no es necesaria la presencia de un médico para realizar el examen.
  • Para entender el alcance de la herramienta, unos pocos maestros lo han utilizado con más de 20 000 niños. Todo ello en 9 días.

Además, la aportación de la marca de relojes va a ser trascendental. Como ella misma afirma, se premia a los emprendedores que ofrecen su conocimiento con generosidad para crear una sociedad mejor.

Por ello, el galardón resulta un empuje para las acciones destacadas por la misma. En este caso, propiciará la creación de un centro de formación en Kenia, con la intención de extender su uso.

En esta línea apoyará su presencia en otros países que estén en las mismas dificultades que el país africano.

curar-la-pérdida-de-visión

Visita este artículo: ¿A qué se debe la visión borrosa y cómo tratarla?

Las nuevas tecnologías, el mejor instrumento para llegar a los más desfavorecidos

La inteligencia artificial y la portabilidad de los smartphones tablets constituyen vías extraordinarias para llegar a donde antes era casi imposible.

Pensemos en el caso de la app para curar la pérdida de visión:

  • Siguiendo el método tradicional, no solo se necesitaba un doctor, sino un equipamiento médico muy delicado que tendría que transportarse por carreteras sin asfaltar, sin apenas normas de circulación.
  • La logística se multiplica de manera exponencial y, por tanto, suponen un obstáculo a las iniciativas que pretenden intervenir en lugares como Kenia.
curar-la-pérdida-de-visión

Otra muestra del poder de estos sistemas es el contador de respiraciones del que ya hablamos aquí.

A pesar de que la neumonía es una enfermedad por la que muy poca gente muere en el mundo desarrollado, en el resto es una de las principales causas de mortalidad infantil.

Además de las dificultades para proporcionar el tratamiento, el origen de dicha situación está en la falta de instrumentos de para detectarla. Por ello, este aparato contribuirá a que dichas estadísticas mejoren de manera radical.

Todo esto demuestra que, a pesar de la mala prensa que las nuevas tecnologías tienen, estas pueden mejorar la calidad de vida de millones de personas.

No obstante, para lograrlo, es fundamental que la existencia de espíritus como el de Andrew Bastawrous encuentre recompensa, apoyo y publicidad.

De esta manera, servirán de inspiración para aquellos que tienen la idea pero no la confianza. ¿Les ayudamos a conseguirlo?