Cómo hacer con una botella de vidrio una original tabla para snacks

Para conseguir que nuestra tabla de vidrio quede perfecta, debemos tener paciencia y no abrir el horno antes de tiempo, ya que, de lo contrario, arruinaríamos todo el proceso.

El vidrio es un material muy utilizado en la elaboración de botellas, lentes, ventanas y muchos otros elementos de uso cotidiano.

Este se emplea desde hace varios siglos ya que, además de ser muy práctico, tiene la gran ventaja de ser 100% reutilizable.

A diferencia de otros materiales que se reciclan, el vidrio se puede aprovechar en su totalidad porque no sufre alteraciones en este proceso. Esto quiere decir que por cada kilogramo reciclado, obtenemos la misma cantidad de material en perfectas condiciones.

Ahora que estamos en una época en la que reducir la contaminación es vital, todas las ideas para reutilizar o reciclar son bienvenidas.

Por esta razón, en esta ocasión queremos compartir los simples pasos para convertir esas viejas botellas de vino en una decorativa tabla para servir snacks. 

¿Te animas a intentarlo?

¿Cómo elaborar una tabla para snacks usando una botella de vidrio?

La técnica para elaborar esta tabla de cristal es muy fácil de poner en práctica. Sin embargo, requiere un poco de paciencia y tiempo.

El resultado es bastante interesante, ya que incluso les podemos poner otros elementos de decoración para añadirlas en nuestras fiestas o reuniones.

Te recomendamos leer: Ideas para reutilizar corchos de botella

Materiales

  • Botella de cristal vacía
  • Jabón o detergente natural
  • Horno eléctrico de alfarería
  • Estropajo de acero
  • Alambre y pinza
  • Papel de fibra o de horno

Paso 1

Primero debemos limpiar la botella de vidrio

Lo primero que tienes que hacer es limpiar por completo la botella, quitándole las etiquetas para que queden de un solo color (algunos prefieren conservarlas).

Si puedes quitarla con las manos, perfecto. Sin embargo, casi siempre quedan pedazos adheridos que solo podemos quitar remojando el elemento en un recipiente con agua tibia y detergente natural.

Este proceso ablanda el pegamento y ayuda a removerlo con más facilidad con una esponja de acero.

¡Ojo! Procura no ser muy agresivo al estregar para no rayar ni causarle alteraciones a la botella.

Paso 2

Enjuaga la botella por dentro y por fuera con abundante agua fría. Asegúrate de que no le queden malos olores. Déjala secar por completo.

Paso 3

Podemos ponerle un colgador a la botella de vidrio

De forma opcional, puedes usar un alambre y una pinza para hacer una colgadera para la futura tabla. Esto es recomendado si la quieres usar para decorar la pared de la cocina.

Para hacerlo, forma una curva con el alambre y ponlo en la boquilla de la botella de tal modo que quede firme y fino.

Ver también: 13 creativas formas de reutilizar las botellas de plástico en el hogar

Paso 4

Debemos tener paciencia para que el vidrio se aplane

En este punto tendrás que centrar toda tu atención porque es aquí donde vamos a lograr que la botella de vidrio adquiera la forma plana.

Pon el papel de fibra o de horno sobre la bandeja del horno. Coloca la botella sobre ella en forma horizontal.

Luego, pon el horno en su temperatura más baja y hornea el elemento durante una hora. Pasado este tiempo, aumenta la temperatura a media y déjalo 20 minutos más.

Posteriormente, eleva el horno a 650 °C y 800 °C durante media hora más y apaga. Evita abrir el horno, ya que la botella tendrá que permanecer dentro 24 horas más.

Paso 5

Pasado el tiempo indicado, la botella ya estará fría y podrás retirarla para su respectivo uso.

Paso 6

Ya tenemos unas originales tablas de snacks con vidrio reciclado

Para terminar solo tendrás que poner a volar tu imaginación para darle un toque decorativo y especial.

Puedes emplear cintas, cordoncillos o pinturas para personalizarlas o hacerlas lucir de alguna forma específica.

Si quieres que se vean un poco más elegantes les puedes poner un tapón de corcho y un lazo de fibra.

De hecho, con diseños minimalistas tendrás como resultado una bandeja para snacks ideal para una boda, un cumpleaños o cualquier reunión familiar.

Por supuesto, lo único que te falta es poner sobre estas los snacks que desees compartir en la mesa: galletas, bizcochos, tostadas… ¡Lo que se te ocurra!

¡Inténtalo!

Como puedes notar con esta genial idea. El reciclaje de botellas de vidrio es muy fácil de aplicar y podemos aprovecharlo para hacer increíbles artículos para nuestro hogar.

Esta y otras manualidades similares te darán entretenimiento mientras pruebas tu creatividad y habilidades.

Lo más importante es que estarás siendo amable con el ambiente. Por poco que parezca, contribuirás a reducir el impacto negativo que año tras año genera este material en el entorno.