Una buena noticia: las demencias se han reducido en un 20%

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña el 7 febrero, 2019
Valeria Sabater · 7 febrero, 2019
Aunque los avances médicos han conseguido disminuir la incidencia de algunas demencias lo cierto es que las personas somos cada vez más longevas, por lo que deberemos cuidarnos para no sufrirlas

Hay diversos tipos de demencias, pero todas cursan con síntomas cognitivos y conductuales que impiden a las personas valerse por sí mismas. Es algo devastador y con una prevalencia muy alta entre la población mayor. Ahora bien, según un estudio llevado en en el Centro Médico de la Universidad de Boston, la incidencia se ha ido reduciendo de forma progresiva en un 20% desde los años 70. Sin duda, una gran noticia que nos llena de esperanza.

No obstante, en la actualidad hay un reto aún mayor, y es que la población es cada vez más longeva. Alcanzamos ya los 80 y los 90 años. Por lo tanto, el reto para la ciencia y la medicina es permitir que el envejecimiento sea lo más sano posible.

Las demencias se han reducido un 20%: aspectos que tener en cuenta

La noticia apareció publicada hace poco en medios de todo el mundo y ha originado, sin duda, todo tipo de especulaciones a favor y en contra. Hemos de tener en cuenta que la Organizacion Mundial de la Salud (OMS) hace sus propios pronósticos y valora que lo que va a ocurrir en los próximos años es que nos enfrentaremos a una población más mayor y, en consecuencia, con más problemas, enfermedades y demencias por término medio.

Te recomendamos leer: ictus, y todo empezó con un dolor de cabeza

demencias

Estamos seguros de que en tu entorno social más próximo tienes a un familiar con alzhéimer. Alguien que haya sufrido un ictus y su estado haya derivado en una demencia… La incidencia es tan alta que, sin duda, nos hace dudar de este dato. Ahora bien, para confirmar estos datos el New England Journal nos explica lo siguiente:

Mayor control de las enfermedades cardiovasculares que pueden derivar en accidentes cerebrovasculares

  • Este aspecto es muy importante. A día de hoy existe un mayor control y supervisión de los pacientes aquejados por problemas cardiovasculares.
  • Los centros de atención primaria suelen supervisar el estado de los pacientes. De hecho, se ha logrado prevenir muchos infartos cerebrales, reduciendo así la aparición de demencias asociadas a este origen orgánico.

Avances médicos en el tratamiento del ictus

  • El ictus, lejos de poder prevenirse, aparece como una de las principales causas de mortalidad o de incapacidad permanente.
  • En los últimos años, y gracias  a la Fundación Holandesa del Corazón, se ha creado un dispositivo llamado MR CLEAN que logra tratar los coágulos de sangre que bloquean la circulación en el cerebro.
  • De este modo, se retira el coágulo de forma segura evitando la muerte de tejido cerebral.

Una mejor calidad de vida

La calidad de vida dependerá del país en el que vivamos, de los recursos que y de la prevención.

  • Desde los años 70 la población no solo ha mejorado su alimentación, sino que se cuenta con nuevos fármacos que mejoran nuestra salud y bienestar.
  • Año a año la gente se conciencia también de la necesidad de combatir la vida sedentaria. Además, de mejorar las dietas, de controlar mejor sus fuentes de estrés

Todo ello ha mejorado nuestra salud cerebral y ha logrado evitar que muchas personas padezcan determinados tipos de demencias. Algo que debemos tener en cuenta es que cuando hablamos de demencias pensamos de inmediato en el alzhéimer. Cabe decir que, en lo que se refiere a esta enfermedad, no se ha observado una remisión. Las demencias que han mostrado un claro descenso son las asociadas a los problemas vasculares.

Alzheimer

En el futuro se espera poder «predecir» las demencias

Según un estudio llevado a cabo en el Colegio Universitario de Londres (Reino Unido), se podrá predecir la demencia con 5 años de antelación. Todo gracias a un análisis sanguíneo, en el que un algoritmo estudia cuatro variables del paciente:

Prevenir ciertas demencias también depende de nosotros mismos

Es necesario concretar que realidades tan graves como un ictus o el alzhéimer escapan muchas veces de nuestro control y de la propia medicina. Ahora bien, el simple hecho de mantener una vida saludable reduce en una probabilidad muy elevada el riesgo de padecer demencias. Por ello, es importante tener en cuenta estas estrategias:

Conoce los beneficios de andar todos los días

andar

  • Mantén una adecuada alimentación, variada, rica en frutas, vegetales, fibras, líquidos y ácidos grasos saludables como el omega 3, 6 y 9.
  • Realiza ejercicio moderado (anda entre media hora y una hora al día)
  • Controla tu presión arterial, el colesterol y tu peso.
  • Establece visitas periódicas con tu médico, y ten en cuenta las enfermedades que hayan padecido tus padres o familiares cercanos.
  • No dudes en mantener un adecuada gestión de tus fuentes de estrés, de la ansiedad. Potencia tus emociones positivas.
  • Almacena reserva cognitiva: aprende algo nuevo cada día, mantén una mente abierta, curiosa, disfruta de tus relaciones sociales… Todo ello fortalece las conexiones neuronales y crea un cerebro más resistente.

Conclusión

En conclusión, las demencias son un factor asociado a la edad. También, existen muchos tipos de demencias; algunas más previsibles que otras. En lo que respecta a las demencias vasculares, parece que su incidencia está cayendo gracias a las mejoras en la calidad de vida y el acceso a los mejores recursos médicos. Finalmente, cabe destacar que podemos tener en nuestra mano una mejor salud física y emocional. Para ello, sigue estos consejos y no olvides hacerte los correspondientes chequeos médicos.

  • Custodio, N., Herrera, E., Lira, D., Montesinos, R., Linares, J., & Bendezú, L. (2012, October). Deterioro cognitivo leve:¿ dónde termina el envejecimiento normal y empieza la demencia?. In Anales de la Facultad de Medicina (Vol. 73, No. 4, pp. 321-330). UNMSM. Facultad de Medicina.
  • García García, F. J., Sánchez Ayala, M. I., Pérez Martín, A., Martin Corre, E., Marsal Alonso, C., Rodríguez Ferrer, G., … & Gutiérrez Ávila, G. (2001). Prevalencia de demencia y de sus subtipos principales en sujetos mayores de 65 años: Efecto de la educación y ocupación: Estudio Toledo. Medicina clínica116(11), 401-407.
  • Rodríguez Álvarez, M., & Sánchez Rodríguez, J. L. (2004). Reserva cognitiva y demencia. Anales de psicología20(2).