Una copa de vino al día, mantiene alejado al médico - Mejor Con Salud

Una copa de vino al día, mantiene alejado al médico.

El vino puede ayudarnos a evitar el desarrollo de ciertas enfermedades pero siempre deberemos consumirlo de forma moderada. Para obtener sus beneficios será suficiente con una copa al día

Una copa de vino al día, mantiene alejado al médico. ¿Qué? ¿Está mal? ¿Era una manzana? Bueno, no es que la suplante, pero una copa de vino al día es mucho más saludable de lo que muchos creíamos.

Estudios muestran que el consumo moderado de vino tinto puede tener un efecto cardioprotector, controlando los niveles de colesterol, entre otros beneficios. Dichas cualidades se deben principalmente a dos componentes del vino: el alcohol, y a los antioxidantes que contiene la uva.

En algunos estudios, aquellos que consumían alcohol de forma moderada, estaban asociados con un índice de mortalidad menor. En realidad se trata de las bebidas alcohólicas en general, aunque el vino tinto es el elegido por contener resveratrol, uno de los antioxidantes con mayores beneficios para nuestra salud.

Es importante consumir el alcohol durante una comida, ya que el alcohol suele estimular el apetito. Cuando el alcohol se mezcla con la comida, puede enlentecer el vaciado del estómago y potencialmente disminuir la cantidad de comida ingerida.

Controlar tu colesterol

Una de las propiedades que mencionábamos del vino tinto, era la de controlar los niveles de colesterol. Esto es, porque consumido de forma moderada, puede incrementar el colesterol bueno (HDL) hasta un 20%.

Niveles altos de colesterol bueno, implican menos posibilidades de desarrollas enfermedades cardiovasculares. Los estudios marcan que ésto ocurre con el alcohol en general, el consumo moderado de bebidas alcohólicas puede ayudarnos a disminuir el colesterol malo (LDL) y a aumentar el bueno.

El resveratrol en el vino tinto

Hemos mencionado que el vino tinto es particularmente la bebida alcohólica que parece ser más beneficiosa, por contener resveratrol, un potente antioxidante.

El resveratrol ayuda a prevenir rupturas en los vasos sanguíneos, reduce el colesterol malo, y previene los coágulos sanguíneos.

Si bien los estudios con resveratrol no se han hecho en humanos, estudios en animales demuestran que también puede ser efectivo actuando contra la obesidad y la diabetes, factores que todos sabemos claves para la posibilidad de desarrollar una enfermedad cardíaca.

Hay que beber con moderación

Bien, hemos mencionado varios beneficios que quizás no sabías sobre el alcohol. Pero eso no significa que no debas beber con moderación, o los efectos que conseguirás serán totalmente opuestos a saludables. Los beneficios del vino tinto suenan prometedores. Pero, hay que tener cuidado. Tomar demasiado aumenta los riesgos de presión alta, daño al hígado, ciertos tipos de cáncer, obesidad, entre otras posibles enfermedades.

Incluso pese a lo positivo que puede resultar para el corazón tomar una copa de vino diaria, beber en exceso es sin dudas un llamado a enfermedades cardíacas, ya que puede conllevar a una cardiomiopatía -debilidad del músculo del corazón- y eso sólo te traerá problemas.

Así que, mejor no olvides la manzana diaria, pero, si ya bebes vino tinto, hazlo con moderación y tomando una copa al día, sabiendo que también tiene beneficios para tu salud.

Fotografía cortesía de Quinn Dombrowski