Cómo hacer una dieta para los primeros meses de embarazo

Una buena dieta en los primeros meses de embarazo garantiza la nutrición que requieren tanto la madre como el feto. Conoce los aspectos básicos que se deben tener en cuenta.

Adoptar una buena dieta para los primeros meses de embarazo es determinante para el bebé que viene en camino. La nutrición que se obtiene de una buena alimentación es una de las claves para que el desarrollo de los órganos del feto evolucione de forma favorable.

En torno a este tema han existido muchos mitos que conllevan a hacer malas elecciones alimentarias. Si bien es cierto que las necesidades calóricas incrementan, no se trata de “comer por dos” ni de caer en algún tipo de exceso.

Tal y como ocurre con otros planes de alimentación saludables, consiste en combinar alimentos de alta calidad, que puedan proporcionar toda la energía y los nutrientes que se requieren en esta etapa.

Considerando esto, no solo se evitan complicaciones posteriores en la salud de la madre y el feto, sino que se previenen diversos malestares propios de la gestación, como la sensación de cansancio, las náuseas y el estreñimiento.

¿Qué se debe tener en cuenta en la dieta para los primeros meses de embarazo? ¿Cuáles son los alimentos más recomendados? Para resolver estas dudas, a continuación hemos recopilado los aspectos más importantes.

¿Por qué es tan importante adoptar una dieta para los primeros meses de embarazo?

Cómo alimentarse durante el embarazo

Las mujeres en estado de embarazo deben ser conscientes del papel que desempeña la dieta en el desarrollo de su bebé. Esta etapa trae consigo algunas necesidades nutricionales especiales que interfieren tanto en la salud del feto como en los cambios que sufre el organismo.

Por lo tanto, es fundamental saber planear una buena dieta para los primeros meses de embarazo, considerando que el número de calorías se eleva ligeramente (alrededor de 150 más por día) y se requiere una dosis adicional de nutrientes como el ácido fólico y el hierro.

No es correcto suprimir comidas, ni tampoco comer el doble. Aunque estos extremos han existido desde siempre, en la actualidad se hace un llamado especial para que las comidas sean balanceadas, en porciones justas, con un contenido calórico apropiado.

Lee también: ¿Cuáles son los diferentes tipos de embarazo?

Consejos para hacer una buena dieta en los primeros meses de embarazo

Teniendo claro por qué es tan importante considerar la alimentación en los primeros meses de embarazo, el paso siguiente es conocer algunos consejos básicos para que la dieta esté bien planeada y cumpla con los requerimientos de esta etapa.

Elegir alimentos variados

Alimentos que aportan más potasio

Uno de los pilares de todo plan de alimentación balanceado es la selección de alimentos variados que permitan cumplir con todas las necesidades nutricionales del organismo. Durante la gestación es fundamental aumentar la ingesta de fuentes de:

  • Ácidos grasos
  • Proteínas
  • Hierro
  • Calcio
  • Ácido fólico

En general, se pueden incluir todos los grupos de alimentos, aunque haciendo una combinación adecuada. Por ejemplo, en lugar de consumir demasiados carbohidratos, se pueden comer porciones más grandes de hortalizas y frutas.

Los alimentos recomendados son:

  • Cereales y granos enteros
  • Frutas y vegetales frescos
  • Lácteos bajos en grasa
  • Carnes magras
  • Pescados grasos
  • Frutos secos y semillas

Tomar abundante líquido

En todo el embarazo es primordial tener un consumo adecuado de líquidos saludables. El agua participa en las funciones de los órganos principales del cuerpo, y también en el proceso de formación del feto.

Ingerir una buena cantidad de líquido al día contribuye a mantener la sensación de energía y, a su vez, evita problemas típicos como el estreñimiento y la retención de líquidos.

  • Lo idóneo es consumir entre 8 y 10 vasos de agua al día, ya sea solos o en infusiones.

Comer regularmente

comer-saludable

Ayunar o saltarse alguna de las comidas principales puede ser muy peligroso en esos primeros meses de embarazo. De hecho, esto se debe evitar en toda la gestación y lactancia.

Es aconsejable realizar comidas regulares, de tal modo que las porciones queden divididas para cinco o seis comidas al día. Como siempre, se deben hacer tres platos principales y snacks o meriendas.

Cada plato debe aumentar su contenido calórico, sin caer en excesos. Lo apropiado es que se sumen, como máximo, 200 calorías a la cantidad diaria normal.

Visita este artículo: Cómo alimentarse durante el embarazo

Ingerir suplementos de vitaminas y minerales

Los requerimientos de vitaminas y minerales varían un poco en la gestación. Aunque muchos de los nutrientes se pueden obtener con una buena dieta, a veces es necesario recurrir a algunos suplementos para absorber la cantidad necesaria.

Durante los primeros meses de embarazo los requerimientos de calcio pasan de 1000 miligramos a 1200 miligramos; los folatos aumentan de 170 microgramos a 400 microgramos; el hierro aumenta de manera considerable, por lo que su cantidad debe ser prescrita en cada caso por el médico.

¿Te preocupa el tema de la alimentación en esos primeros meses de embarazo? Además de poner en práctica las recomendaciones dadas, recuerda que debes evitar el consumo de bebidas alcohólicas, grasas saturadas y alimentos irritantes.

Ten en cuenta que el menú puede variar en función de tus necesidades. Si tienes alguna condición especial, o si no consigues resolver tus dudas, consulta al nutricionista.