Cómo hacer una dieta para atenuar la celulitis

Una dieta para atenuar la celulitis no puede ser temporal. Debemos adoptarla como un cambio de hábitos si no queremos que el problema vuelva a aparecer al abandonarla

Eliminar la celulitis es una guerra que algunos tienen que lidiar día tras día. De hecho, hay incluso quienes tienen ciertos complejos debido a su presencia. Por eso, a continuación te presentaremos una buena dieta para combatir y atenuar la celulitis.

En términos sencillos, la celulitis no es más que grasa. Con sobrepeso o sin él, cualquier persona la puede padecer. Así que hay que ponerse manos a la obra para acabar con esa piel de naranja que tanto nos molesta.

Hay que empezar por cambiar nuestro estilo de vida. Lo que te recomendamos es iniciar por la alimentación. No se trata de una dieta temporal, sino de comer saludable por el resto de nuestras vidas con ciertos “pecados” permitidos, que pueden ser golosinas u otros alimentos.

Dieta para reducir los efectos de la celulitis

Combatir la celulitis.

La palabra dieta puede ser molesta para algunas personas, pero aquí la utilizamos como sinónimo de compromiso y responsabilidad con los cambios que se deben generar y mantener. Para atenuar la celulitis debes comer alimentos bajos en grasas y azúcares.

Para comenzar estos cambios, podemos aplicar el siguiente plan para diseñar el menú del día. Este ayudará a que no acumulemos grasa y permitirá que nuestro organismo se desintoxique y quede libre de toxinas que generan enfermedades.

  • Come cada tres horas: La idea es fraccionar la cantidad de alimentos que ingieres en el día. Distribuye en estos tiempos las comidas principales y los permitidos o colaciones.
  • No te saltes el desayuno: Después de despertarte no deben pasar más de 4 horas para tomar la primera comida. Esto es muy importante para el funcionamiento de tu organismo.
  • Evita las golosinas ya que tienen azúcares concentrados: Puedes permitirte una que otra golosina, pero recuerda que estas no se deben comer todos los días. Lo ideal es una a la semana.
  • Olvídate de los carbohidratos refinados: Nada de harinas, ni arroz, pan blanco o pastas comunes. Las puedes reemplazar por sus versiones integrales. Son saludables y no sentirás el cambio.
  • Disminuye las cantidades de sal que agregas a tus comidas: La sal contribuye a la retención de líquidos y esto promueve la aparición de celulitis. Condimenta tus alimentos con hierbas y evita el uso de productos procesados.
  • Desecha las grasas de mala calidad: Las frituras, piel de pollo, mantecas y los lácteos enteros son fuentes potenciales de estas grasas. En la medida de lo posible, evita su consumo.
  • Adiós a los vicios: Una dieta para la celulitis debe estar libre de cafeína, ya que es un gran enemigo cuando quieres desaparecer o atenuar la presencia de la piel de naranja.
Reducir los carbohidratos que vienen de dulces.

La cafeína produce vasoconstricción e inflama los tejidos de la piel. Reemplaza el café y las gaseosas por té. De igual manera, elimina el consumo de alcohol, cigarrillo y picantes.

Debes leer: 5 grandes beneficios del gel de aloe vera para cuidar tu piel.

3 frutas que no deben faltar en una dieta para la celulitis

1. Toronja o pomelo

Son muchas las propiedades que esta fruta aportará en la lucha contra la celulitis. Contiene niveles muy altos de vitaminas A, B y C. Además, ayuda a perder peso, a sentir saciedad y a reducir el apetito. Por eso te recomendamos comenzar el día con un buen jugo de toronja.

También reduce los niveles de colesterol y es una excelente aliada contra las enfermedades cardiovasculares y la diabetes.

2. Piña

Con la piña evitarás la retención de líquidos, cuidarás la salud de tu colon y desintoxicarás tu organismo. Además, contiene vitamina C y ayuda a bajar de peso.

Come tres rodajas al día, una con cada comida principal.

La piña ayuda a reducir la celulitis.

3. Manzana

Es una fruta con un poder especial contra la celulitis. Hace que los alimentos se muevan con mayor facilidad y rapidez por el tracto intestinal. Además, una manzana mediana solo puede llegar a aportar 80 calorías, así que también ayuda saciar y a bajar de peso.

A este trío se le pueden sumar, el melón, las naranjas chinas y la granada. Todas con un excelente sabor y aporte de vitaminas que combaten la aparición de celulitis.

Son una excelente opción como colaciones y la puedes acompañar con frutos secos.

¿Qué más puedes hacer para evitar la celulitis?

Ya te hemos dicho que la alimentación es el inicio de este gran camino que debes transitar para atenuar y llevar a buen fin una dieta para la celulitis. Considerando los puntos que ya especificamos, te invitamos a que:

  • No abuses de los zapatos con tacones altos.
  • Evites usar ropa muy ajustada.
  • Digas no al estrés, porque genera cambios hormonales y la distribución de la grasa se puede alterar y modificar.
  • Hagas alguna actividad física. Camina durante media hora, sube o baja escaleras, anda en bicicleta. El ejercicio nunca debe faltar, son diversos sus beneficios y seguramente ya los conoces.

La dieta para la celulitis se trata de seguir una alimentación equilibrada. El objetivo es que se transforme en un estilo de vida y no en una dieta restrictiva. Disfruta el cambio y recuerda que tu cuerpo es un templo que debes cuidar.