Una infusión para cada momento del día

Francisco María García · 23 noviembre, 2017
En función de los objetivos que pretendamos conseguir podemos elegir entre diferentes tipos de infusión, ya que incluso hay algunas que pueden ayudarnos a conciliar el sueño

Las infusiones nos ayudan con la digestión, el sueño y la oxigenación del cuerpo.

La segunda bebida más popular del mundo después del agua tiene un sinfín de beneficios y es un estimulante tan poderoso como el café. Lo que muchos en occidente ignoran es que hay una infusión para cada momento del día.

Cada tipo de té y de infusión tiene una utilidad puntual que se adapta a determinada hora. Despertar, mejorar el proceso de digestión, quemar grasa y tranquilizarnos son apenas las grandes bondades que nos ofrecen las infusiones.

Veamos entonces cuál es la infusión para cada momento del día.

Infusiones depurativas para tomar en ayunas: el diente de león

diente-leon

Hay bebidas a base de plantas que podemos tomar de vez en cuando en ayunas para depurar nuestro sistema digestivo. Quizás una de las plantas más recomendadas para este tipo de tratamiento natural sea el diente de león.

En primer lugar, nos referimos a una sustancia que contribuye a la limpieza de dos órganos fundamentales: el hígado y el riñón. De hecho, se considera que esta planta es diurética, logrando optimizar el funcionamiento de los riñones.

Además, nos abrirá el apetito en la mañana y nos aportará nutrientes y minerales indispensables para comenzar la mañana con buen pie. En pocas palabras, limpia y nutre desde la misma taza.

Ver también: 7 beneficios del diente de león que quizá no conocías

Inicia la mañana con una taza de té rojo

te rojo

El té rojo es quizás la mejor opción para estimular nuestro sistema nervioso. Esta bebida tiene sustancias similares a la cafeína, pero a diferencia del café, no hará que la dentadura se manche.

  • Es una buena opción para combatir la somnolencia, el mal humor y la depresión
  • Añadido a esto, esta bebida contribuye a eliminar las toxinas que se encuentran en la orina. Si lo tomamos a la primera hora del día, contribuiremos a la posterior expulsión de desechos cada vez que vayamos al baño.

En este sentido, el Rooibos es quizás la mejor opción dentro de este tipo de té. Podemos ingerirlo durante el desayuno, antes de salir del hogar o incluso, llegando del trabajo.

Asimismo, si necesitamos estar despiertos durante la noche, también será recomendable.

Té verde: infusión para después de comer

teverde-menta

Si hay una infusión que aligera nuestro proceso digestivo con eficacia esa es el té verde. Por eso, debemos regularizar su ingesta luego de las comidas fuertes, que son el desayuno y el almuerzo.

No obstante, no se trata solo de sentirnos menos pesados. El té verde tiene una serie de propiedades curativas: es antioxidante, reduce el colesterol y el riesgo de diabetes, previene el reumatismo y hasta fortalece la memoria.

Y, evidentemente, nos ayudará a adelgazar. A decir verdad, los nutricionistas lo recomiendan a personas que quieren bajar de peso y desarrollar su tonicidad muscular en el gimnasio.

Una opción sustitutiva puede ser el té rojo.

Té negro: excelente para la tarde noche

tenegro

Llegamos cansados del trabajo y contaminados de una serie de bacterias que pueden generar virus como la gripe. En el trabajo o en el transporte público, cualquier contacto puede provocarnos problemas sobre todo si tenemos las defensas bajas.

En este sentido, nunca estará de más tomarnos un té negro que nos caliente y elimine las infecciones nacientes que pueden concentrarse en la garganta.

Una bebida caliente puede frenar de raíz cualquier virus ocasional y evitarnos una baja médica.

¿Y cuál es el té negro? Básicamente, la mayoría de las infusiones comercializadas en bolsas tienen que ver con esta tipología.

Para calentarnos, prevenir infecciones y hasta para saborear, este tipo de producto es el más recomendado.

Te recomendamos leer: El té negro contra la tensión arterial

Infusión relajante para dormir

Té de valeriana

Hay una infusión para cada momento del día e incluso para la noche. Lo ideal para la etapa final del día es relajarnos y permitirnos alcanzar un sueño profundo y reparador. Así como la teína nos despierta, existen bebidas calientes que pueden relajar nuestro sistema nervioso.

Las alternativas para lograr este efecto son la valeriana, la tila, el toronjil y la pasiflora. Ahora bien, con estas infusiones no podemos exagerar.

Por ejemplo, la valeriana en exceso o combinada con otras sustancias no está recomendada y puede generar somnolencia excesiva.

No obstante, suministrados con moderación, nos permitirán controlar la hipertensión, el estrés, la depresión y los problemas relacionados a la falta de sueño.

Los efectos son notorios y lo mejor es que la solución es natural.

En resumen, existe una infusión para ocasión. La buena noticia es que todas estas opciones son naturales y podemos acceder a ellas sin ningún tipo de inconveniente.