Una mala relación de pareja puede romperte el corazón

Para que no puedan romperte el corazón debes quererte a ti mismo y valorarte. Solo así podrás establecer una relación sana con los que te rodean, sin basarla en la dependencia

Una mala relación de pareja puede hacer tu mundo pedazos, romperte el corazón y resquebrajar tu vida por completo.

Solemos lamentarnos por estar con esa persona que nos hace tanto daño. Sin embargo, una relación es cosa de dos y, en ciertas ocasiones, hasta el dañado tiene su parte de responsabilidad.

¿Qué queremos decir con responsabilidad? Nos estamos refiriendo al hecho de dar segundas oportunidades, de intentarlo una vez más, de no poder seguir adelante, sin mirar hacia atrás, por esa creencia de que hemos fracasado en nuestra relación.

No obstante, todos estos intentos por hacer que la relación funcione, superar todos los baches, admitir y resolver los errores, no harán más que desgastarnos y apagar la luz que antes nos iluminaba.

Una luz que era sinónimo de felicidad. Es cierto que, en muchas ocasiones, un segunda oportunidad es positiva. Las equivocaciones pueden fortalecer a una pareja si esta sabe llevar el tema de la forma correcta.

Darnos un tiempo en este momento tan delicado, en el cual observamos cómo todo está hecho trizas, será imprescindible para obtener una nueva perspectiva de todo lo que está pasando. Solo de esta manera conseguiremos tomar la decisión correcta.

Hay muchas situaciones en las que pueden romperte el corazón y que se ven agravadas por no saber decir “adiós” y tan solo esperar a que las cosas cambien.

separación-pareja

Situaciones que pueden romperte el corazón

A continuación, pondremos algunos ejemplos de cómo en ciertas relaciones –según su contexto– es necesario alejarse lo antes posible:

1. Pareja infiel

Una infidelidad se puede superar siempre y cuando la persona infiel sepa lo que significa continuar la relación con la persona a la que le falló. Por otra parte, la persona víctima de esta infidelidad debe aprender a perdonar y eliminar cualquier rencor que resida en su ser.

Si tu pareja es la segunda vez que te ha sido infiel, pero te sigue prometiendo cambiar, que jamás lo volverá a hacer y sabes que es mentira, te romperá el corazón una y otra vez.

Si tú decides dar segundas oportunidades cuando sabes que no podrás olvidar, que siempre tendrás esa espinita clavada, la relación no llegará a buen término por muchos esfuerzos que hagas.

2. Pareja dependiente

relaciones

Muchas personas entienden el amor como apego. Se atan a otros por miedo a estar solos, a que nadie los quiera, a que ninguna persona apruebe sus decisiones y acciones.

Son individuos carentes de seguridad, con una baja autoestima y que buscan siempre atarse a aquellos que más daño les podrán hacer.

No suplas una adicción con otra. No salgas de una relación, te empieces a agobiar y busques otra. Es necesario pasar un tiempo a solas, aprender a quererte a ti antes que a otra persona.

La dependencia puede hacer que estés con alguien que pueda romperte el corazón. Sin embargo, esto es porque tú mismo, con tu adicción, originas una relación llena de obsesión y destrucción.

3. Pareja maltratada

mujer-llorando

En este caso se puede hablar tanto de maltrato físico como emocional. Dos agresiones que suelen ir juntas y que pueden romperte el corazón.

El miedo que te invade evita que puedas escapar de tu verdugo cuyas acciones intentas justificar porque lo quieres mucho.

Sin embargo, quien te quiere jamás te pegará, ni te humillará, ni intentará someterte. Necesitas sentirte libre aunque estés con alguien en una relación.

¿Cómo recuperar tu vida tras un maltrato constante de meses e incluso años? Con trabajo, tiempo y mucha paciencia, y sin caer, otra vez, en el mismo error.

Hemos visto tres tipos de una mala relación de pareja –hay muchas más– que pueden romperte el corazón porque no son equilibradas ni sanas.

Cuando no existen estas dos claves en una unión, la destrucción, la tristeza y un final impredecible están asegurados.

hombre-corazón-roto

Descubre: Síndrome del corazón roto: 3 aspectos que debes tener en cuenta

Protege tu corazón

Debemos proteger nuestro corazón. A veces lo regalamos como si no valiese nada. Creemos que otros nos harán felices, que dándolo todo seremos recompensados de la misma manera.

Pero, en ocasiones, nos son devueltas espinas, escombros, restos que nos hacen daño y que nos hacen creer que es lo que merecemos.

Sabemos lo que merecemos y no es esto. Así que empecemos a querernos y a cuidarnos, porque nadie lo va a hacer por nosotros.