Mascarilla negra para eliminar los puntos negros e impurezas

Daniela Echeverri Castro·
24 Julio, 2020
Hay que tener en cuenta que, para mantener un buen cuidado de la piel, lo más adecuado es seguir las indicaciones del dermatólogo, y mantener buenos hábitos de vida.

A la hora de lucir una piel bonita, radiante y sana, procuramos buscar distintos métodos que nos ayuden a limpiarla a profundidad de vez en cuando, como la mascarilla negra de origen natural.

¿Sabes cómo se prepara y cuándo es más conveniente aplicarla? Descuida, a continuación te lo contaremos todo para que puedas aprovecharla al máximo en casa.

Sin embargo, primero debes tener en cuenta algo importante: ninguna mascarilla puede sustituir los tratamientos que te paute el dermatólogo. En todo caso, son un complemento a una buena rutina de cuidado.

La limpieza del cutis

La acumulación de grasa y células muertas en la superficie de la piel produce una obstrucción en los poros, que más tarde, se transforma en pequeños y antiestéticos puntos negros.

Los puntos negros son imperfecciones que suelen formarse en la zona T del rostro con facilidad. No obstante, también son comunes en las mejillas, los alrededores del cabello y otras áreas ricas en glándulas sebáceas.

Si bien pueden originarse por la falta de limpieza y cuidados cosméticos, su principal causa pueden ser los desequilibrios hormonales. Sobre todo, los relacionados con los andrógenos.

Por fortuna, con independencia de su causa, existen varios productos y tratamientos efectivos. Aplicados de forma regular, ayudan a removerlos para darle al cutis un aspecto saludable.

Mascarilla negra para puntos negros e impurezas

Mascarilla negra

La mascarilla negra para remover los puntos negros se puede preparar en casa con ingredientes naturales. Ayudaría a absorber los excesos de grasa y facilitaría la eliminación de las impurezas que, aunque no siempre las notamos, afectan la salud y belleza de la piel.

La mascarilla negra para limpiar los puntos negros se realiza a partir de la mezcla de gelatina sin sabor, leche y carbón activado. Estos ingredientes forman una pasta pegajosa.

Tras aplicarse sobre la piel, se adhiere a los residuos de los poros para facilitar su extracción.

  • Cuenta con propiedades astringentes y exfoliantes que ayudan a regular la producción de grasa. Además, dejan el cutis suave y firme.
  • Contiene aminoácidos esenciales y compuestos antioxidantes. Estos, al asimilarse en la piel, estimulan la regeneración celular para evitar las arrugas prematuras.
  • Su ingrediente principal, el carbón activado tiene propiedades emolientes.

En conjunto, los 3 ingredientes de esta mascarilla ayudarían a limpiar a profundidad el rostro, eliminar espinillas, granos y otras imperfecciones comunes. Al mismo tiempo regularía la actividad de las glándulas sebáceas.

Lee: 6 mascarillas frutales para relajar tu rostro

¿Cómo preparar esta mascarilla negra para la piel?

Mascarilla negra

Ingredientes

  • 1 cucharada de gelatina sin sabor en polvo (10 g).
  • 3 cucharadas de leche desnatada (30 g).
  • 1 cápsula de carbón activado.

Nota: el carbón activado se puede adquirir en herbolarias, farmacias o tiendas cosméticas.

Preparación

  • Poner la gelatina sin sabor en un recipiente apto para microondas.
  • A continuación, mezclarlo con las cucharadas de leche.
  • Remover con una cuchara de madera o silicona y asegurarse de que todo quede bien integrado, sin grumos.
  • Después, llevar el preparado al horno microondas y calentar durante 15 o 20 segundos.
  • Pasado este tiempo, retirarlo y agregarle el contenido de una cápsula de carbón activado.
  • A continuación, continuar removiendo los ingredientes y dejarlos reposar de 5 a 10 minutos.
  • Por último, notarás que se forma una pasta espesa y negra que, luego, extenderás en las zonas deseadas.

Descubre: 8 productos de belleza que no debes compartir con nadie

Aplicación

Mascarilla negra

  • En primer lugar, debes limpiar la piel con una toallita húmeda o jabón neutro.
  • Tras asegurarte de eliminar la suciedad y los restos de maquillaje, extiende la mascarilla sobre las áreas que deseas tratar (frente, nariz, mejillas, etc.).
  • Utiliza una brocha o pincel para facilitar la aplicación del producto y, con este, trata de formar una capa fina.
  • Deja que actúe durante 20 o 30 minutos, hasta que se seque por completo.
  • Pasado este tiempo, toma la mascarilla por uno de sus extremos y retírala de un solo tirón para eliminar los puntos negros.
  • No obstante, ten cuidado en este último paso. Si aplicas demasiada fuerza puedes lastimar la piel.
  • Por último, tras retirar el producto, enjuaga con agua tibia e hidrata la piel.
  • Repite el tratamiento máximo 2 veces a la semana, ya que en exceso puede causar resequedad.

¿Tu piel produce grasa en exceso? ¿Tienes puntos negros y espinillas? Si es así, anímate a preparar esta mascarilla en casa y comprueba por ti misma sus efectos contra las imperfecciones.