Una montaña rusa para eliminar las piedras en el riñón

Ángela Aragón 10 abril, 2017
Los resultados de este estudio demuestran que los doctores deben escuchar a sus pacientes. Gracias a ello, se ha descubierto que una montaña rusa ayuda a eliminar los cálculos en el riñón

Cuando tratamos de imaginar cuál es el dolor más intenso, lo más habitual es pensar en el parto.

Sin embargo, las mujeres que han experimentado la sensación de tener una piedra en el riñón, afirman que el sufrimiento de esta dolencia es comparable con traer un hijo al mundo.

Por ello, los pacientes afectados por los cálculos renales se ven obligados a consumir analgésicos muy fuertes.

De hecho, es habitual que se desplacen al centro médico más cercano, en busca de una solución inyectable o intravenosa. Solo así encuentran alivio en una crisis.

Las piedras en el riñón surgen cuando no se digieren de forma correcta los minerales. Como resultado, los minerales cristalizan, para formar los llamados cálculos.

Cómo prevenir la aparición de piedras en los riñones

Estos provocan molestias muy severas, aunque sean muy pequeños. Cuando el tamaño lo permite, es posible expulsarlos por la orina. Sin embargo, si se trata de una piedra demasiado grande, se precisará cirugía.

Lo que más desean los pacientes que presentan esta complicación es eliminar las piedras en el riñón sin entrar en quirófano. Lo mismo sucede con los doctores.

Aunque ya no se use anestesia general para dicha intervención, sí se recurre a la epidural.  Por ello, los científicos se esfuerzan en hallar procedimientos favorezcan la expulsión por la orina.

Así fue como un grupo de urólogos estadounidenses dieron con una divertida y sorprendente solución.

Sube en una montaña rusa para eliminar las piedras en el riñón

El grupo investigador, liderado por el doctor David Watinger de la Universidad de Michigan, ha publicado un estudio impresionante en The Journal of the American Osteopathic Association.

Según sus pesquisas, el proceso de eliminar los cálculos menores de 5 mm se agiliza cuando nos subimos en ciertas montañas rusas.

Esta afirmación resulta tan extraña, que es inevitable preguntarse cómo se le ocurrió la idea. Lo cierto es que fueron sus pacientes quienes le informaron del curioso fenómeno.

Qué saber sobre los cálculos renales

Varias personas acudieron a la consulta del doctor Watinger para contarle cómo habían logrado eliminar las piedras en el riñón, justo después disfrutar de estas atracciones.

  • En concreto, estos señalaban a la montaña rusa Big Thunder Mountain Railroad, situada en Disney World.
  • Esta cruza un pueblo minero embrujado a 56 km/h. Así, llama la atención que no se trata de una velocidad más elevada.
  • Además, los pasajeros siempre van boca arriba, ¿tendrían razón o sería pura coincidencia?

Una impresión 3D confirma las sospechas

El estudio se realizó con una impresión 3D de silicona en forma de riñón, en el que introdujeron tres cálculos renales.

Tras esto, se pusieron en marcha para dirigirse a Orlando, en busca de la montaña rusa. No obstante, llevaban en la mochila varias piedras para repetir el proceso con varias atracciones y en más de una ocasión.

Según explica el doctor Watinger, usaron 174 piedras diferentes.

montaña-rusa-eliminar-piedras-en-el-riñón-3D

El asombro llegó cuando se dieron cuenta de que sus pacientes no se habían equivocado.

Funcionaba y, además, solo se lograba eliminar las piedras en el riñón en la Big Thunder Mountain Railroad.

Por si esto no fuera lo suficiente curioso, descubrieron que el éxito variaba en función del asiento que ocupaban. Así, funcionaba mejor en el último vagón que en cualquier otro.

A priori, el hallazgo no parece muy práctico. Es muy complicado que una persona se desplace a Orlando con este fin.

Del mismo modo, la solución de colocar en un complejo hospitalario una montaña rusa idéntica a la del parque también es inviable.

Sin embargo, constituye un paso adelante, ya que lo que sí es posible es estudiar por qué sucede de este modo.

En el momento en que se descubra, estaremos en disposición de diseñar estrategias terapéuticas que nos libren de la cirugía, como todo el mundo desea.

Por otra parte, esto demuestra que es muy importante que los médicos escuchen a sus pacientes.

Muchos facultativos los ignoran y solo prestan atención a los datos de las pruebas de diagnóstico y obvian las apreciaciones de los enfermos.

No obstante, nadie sabe mejor que ellos cómo se sienten, cuándo mejoran y cuándo no.

Así dicha información puede ser vital para indicar su tratamiento, así como para buscar nuevas vías que de otra forma, nunca rondarían por sus cabezas.

Te puede gustar