Una nueva prueba alertaría sobre el riesgo cardíaco en la mujer

El problema radica en que las mujeres solemos darle menos importancia a los dolores y solemos confundir los síntomas con otras dolencias comunes, como los cambios hormonales o incluso el período

Algo que debemos tener muy en cuenta es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la principal causa de mortalidad en la mujer son las enfermedades cardiovasculares.

Las mismas que, a menudo, consideramos como un problema «masculino».

Por cada mujer que fallece a causa del cáncer son tres la que mueren por un problema del corazón. Así pues, hemos de considerar el riesgo cardíaco en la mujer como una de las prioridades a la hora de concienciar y, por supuesto, de atender en las consultas de medicina familiar.

La previsión es importante, no cabe duda, pero lo es más aún que nosotras mismas aprendamos a “escucharnos”, a tener en cuenta cualquier indicio, cualquier pequeña molestia en el día a día puede ser síntoma de un problema del corazón.

Por ello, hoy en nuestro espacio queremos explicarte no solo qué síntomas debes tener en cuenta, sino que deseamos darte a conocer una prueba esperanzadora que nos alertaría del riesgo cardíaco en la mujer.

Riesgo cardíaco en la mujer: síntomas que se deben tener en cuenta

Los síntomas de una enfermedad cardíaca son, por lo general, algo diferentes entre hombres y mujeres. En el caso de los hombres son un poco más evidentes y suelen dar más avisos: rigidez de un brazo, ahogos, cansancio extremo…

En nuestro caso, el principal problema radica en que, en ocasiones, confundimos unos síntomas con otros al decirnos aquello de “es que siempre estoy cansada”,  “tengo palpitaciones por el estrés y las preocupaciones”.

En materia de salud es necesario no darlo todo por sentado y contar siempre con un diagnóstico médico. Por ello, debes tener en cuenta las principales pistas que nos avisan de un riesgo cardíaco en la mujer.

Corazón explicando riesgo cardíaco en la mujer

Las anginas de pecho en la mujer

La angina de pecho aparece cuando no llega a nuestro corazón suficiente sangre rica en oxígeno. Los síntomas que sentiríamos son los siguientes:

  • Los hombres evidencian dolor en el pecho y el brazo.
  • Las mujeres sentiríamos una presión en el pecho que asciende hasta el cuello, la mandíbula e incluso la espalda.
  • El dolor es mucho más difuso que en los hombres. No obstante, la presión va a acompañada de quemazón, de mucho calor.
  • Mientras que, con una angina de pecho, los hombres encuentran alivio cuando están en reposo, las mujeres tienen mayor probabilidad de darse cuenta mientras descansan.

Descubre cómo cuidar de tu corazón si eres mujer

El ataque cardíaco

  • Si bien los hombres sentirían una punzada previa que los inmoviliza, nosotras percibimos un cansancio muy acusado, una presión que va acompañada de sudores y, al igual que en la angina de pecho, un dolor difuso.
  • Hay que tener en cuenta que muchos de estos síntomas suelen confundirse con dolores de espalda, cuello o  acidez estomacal.

Las mujeres solemos experimentar mareos por el cansancio o los cambios hormonales, de ahí que nos sea tan difícil diferenciar los síntomas de un problema cardíaco.

Nueva prueba para diagnosticar el riesgo cardíaco en la mujer

Cómo se completa el test del corazón

El estudio fue publicado en la revista British Medical Journal y nos aporta, sin duda, un camino de esperanza para reducir el índice de mortalidad relacionado con el riesgo cardíaco en la mujer.

Los médicos de Reino Unido tenían claro un aspecto: se necesitaba de un tipo de prueba que diferenciara sexos, puesto que, en ocasiones, las pruebas estandarizadas que se aplicaban para valorar el riesgo cardíaco no eran lo suficientemente sensibles para diagnosticar a la mujer.

Descubre qué es el síndrome del corazón roto

Las conclusiones a las que se llegaron en el estudio fueron los siguientes:

  • El trabajo se llevó a cabo siguiendo la evolución de más de 1 000 hombres y mujeres ingresados en el Hospital Royal Infirmary de Edimburgo (Escocia), ingresados todos ellos con dolor en el pecho.
  • Se les hicieron diversas pruebas para valorar el riesgo de enfermedad cardíaca, siguiendo diferentes parámetros para ver cuál de ellos servía para diagnosticar más acertadamente a la mujer.
  • El resultado fue esperanzador: se descubrió que una proteína liberada por el corazón, la troponina, duplica el diagnóstico de ataques cardíacos en las mujeres. Es decir, se ajusta más a nosotras y nos puede servir de mayor ayuda.

En la actualidad, los investigadores están llevando a cabo un ensayo clínico con más de 26 000 pacientes para afinar aún más esta prueba.

Una joven respirando aliviada por reducirse el riesgo cardíaco en la mujer

En el trabajo se explica el ejemplo de una mujer. Jenni Stevens tiene 41 años e ingresó en el hospital de urgencia porque se desmayó en el trabajo.

Según ella misma explica, de no haber estado en el trabajo es muy posible que no le hubiera dado importancia. No obstante, al llegar al hospital se le diagnosticó un riesgo cardíaco muy elevado gracias a este análisis de sangre donde se atiende el indicador de la troponina.

Conoce los síntomas de un preinfarto

Ahora, Jenni va a ser tratada y el riesgo de que padezca un infarto se va a reducir enormemente. Bastó solo un desmayo como síntoma y un análisis de sangre para descubrirlo, y para disfrutar de una nueva oportunidad.

Así pues, no lo olvides, ante cualquier duda, cualquier pequeño problema… ¡Acude a tu médico!