Unas gafas para tratar la discapacidad visual

Ángela Aragón · 6 mayo, 2017
Aunque este primer modelo tiene un coste algo elevado, se espera que se optimice tanto el coste como la usabilidad y la autonomía de estas gafas para tratar la discapacidad visual

Siempre decimos que no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. Sin embargo, no ocurre lo mismo con la vista.

Todos los que la tenemos, somos muy conscientes de las maravillas que nos ofrece este sentido y, por tanto, de lo que supondría perderlo.

Una de nuestras peores pesadillas es dejar de ver el rostro de nuestros seres queridos, la belleza de un buen amanecer, las estrellas… La sensación que tenemos es de que perderíamos una de las dimensiones más importantes de nuestra vida.

Sabiendo esto, son muchos los esfuerzos que se hacen para tratar la discapacidad visual. En las últimas décadas, hemos asistido a un gran avance, de manera que la ceguera se ha reducido bastante.

También se han fijado instrumentos de detección precoz, más allá de las terapias para las dolencias concretas.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el problema ya no tiene solución? ¿Cómo mejoramos la vida de las personas que sufren esta dificultad?

A continuación veremos una innovadora solución que nos ha sorprendido a todos.

Te contamos Cómo tener los ojos sanos

¿Cómo son las gafas diseñadas para tratar la discapacidad visual?

tratar-la-discapacidad-visual

En apariencia, las gafas eSight son muy similares a las de realidad virtual, pero su funcionamiento varía.

De hecho, pueden considerarse como unos pequeños prismáticos que generan una imagen tan poderosa que el ojo es capaz de descifrarla. No obstante, su funcionamiento es más complejo que esto.

Ya existían dispositivos capaces de lograr resultados parecidos, por lo que se ha integrado la tecnología más puntera con el objetivo de facilitar la visión de todo aquello que está a nuestro alrededor y no solo un punto concreto.

  • Las gafas para tratar la discapacidad de visual contienen una cámara de alta resolución.
  • Ofrece una gran luminosidad que permite aumentar la capacidad de visión.

Y aquí empieza lo más maravilloso: Están programadas con los datos del paciente, por lo que la imagen que este recibe está tratada con un algoritmo que proporciona una imagen adecuada a las características de los mismos.

Lo que se consigue es una solución individualizada para cada persona.

Como vemos, se trata de un dispositivo digital. Como tal, tienen el inconveniente de la autonomía. Podemos usarlas tres horas y media sin cargarlas.

Este es un aspecto en el que los desarrolladores trabajarán con más empeño. Es una lástima que un accesorio tan completo como este, que no necesita de las manos, presente esta limitación.

Podremos conectar las gafas al teléfono móvil

tratar-la-discapacidad-visual

El internet de las cosas ya está aquí. No es una cuestión de mirar al futuro, es un hecho. Por ello, la mayoría de los objetos diseñados en la actualidad la incluyen.

En este caso, tendremos la capacidad de hacer fotos y realizar emisiones de vídeo en streaming, gracias a la conexión bluetooth del móvil.

A priori, puede que esta funcionalidad no te parezca necesaria, pero sí lo es, como veremos a continuación.

Una de las preocupaciones de las personas con diversidad funcional es su acceso al trabajo.

Aunque en el caso de los que presentan discapacidad visual hay instituciones muy consolidadas en este sentido, cualquier ayuda es poca.

Siguiendo esta línea, unas gafas como estas, nos permiten interactuar con mayor fluidez en el entorno digital, imprescindible para crear una marca personal ajustada a nuestros proyectos.

Publicar en redes sociales es imprescindible y  para conseguirlo, un dispositivo como este resulta muy útil.

Por otra parte, esta faceta también mejorará la vida privada. Además de poder intercambiar archivos y experiencias con amigos y familiares, podremos tener nuestro propio álbum de fotos, con nuestros recuerdos.

Cuando sintamos nostalgia, recurriremos a dichas instantáneas, sin la ayuda de nadie, solo nuestro deseo. Nos recrearemos en su visionado todo el tiempo que necesitemos.

Cuando la mayor parte del tiempo solo percibimos a la gente que nos rodea como una mancha, guardar sus rostros en un móvil para verlos con nitidez no tiene precio.

Pese a su elevado precio, su aparición en el mercado supone una esperanza en el modo de tratar la discapacidad visual.

Cuando se desarrolla un dispositivo, siempre se mejora con el tiempo, no solo en su usabilidad sino también en su coste.

Con ello en mente, seguiremos la evolución de las gafas y te seguiremos contando.