Usa el bicarbonato de sodio con tu ropa blanca. ¡Te fascinará!

Francisco María García 18 diciembre, 2016
Además de resaltar el brillo de las prendas blancas, el bicarbonato también ayuda a fijar los colores y nos permite eliminar los malos olores sin dañar los tejidos

El bicarbonato de sodio es un buen desodorante, además de un limpiador natural.

Utilizado en el lavado y aseo de la ropa, es una buena forma de limpiar suavemente las prendas para eliminar los malos olores y las manchas difíciles.

Este ingrediente también puede ayudar a suavizar tu ropa, realzar el efecto del detergente y mantener el color blanco de las prendas.

Además,  también ayuda a mantener limpia la lavadora.

Ventajas del bicarbonato en la limpieza

bicarbonato

Al utilizar el bicarbonato para la limpieza de la ropa en lugar de detergente, contribuimos a proteger el medio ambiente. Hay que considerar que el detergente tiene ingredientes agresivos, que pueden perjudicar el planeta.

  • El bicarbonato de sodio suaviza el agua del lavado de la ropa. Además, contribuye a la formación de mucha espuma.
  • A su vez, es una ayuda para equilibrar los niveles de pH en el agua de la lavadora. De esta forma, la ropa quedará más blanca y también más limpia.
  • ¿Sabías que es un excelente suavizante para telas? En los ciclos de enjuague de la ropa se puede agregar media taza.
  • En las manchas de tus prendas, aunque sean fuertes, persistentes y pegajosas, el bicarbonato también puede sernos de gran ayuda.
  • Si lo ponemos con agua fría (en lugar de agua caliente) en el prelavado, los colores se mantendrán más vivos y el blanco más brillante.

Ver también: Cómo preparar un detergente casero y natural

Remojado previo de la ropa

Si queremos aprovechar sus propiedades desodorantes, es una buena idea remojar la ropa en una solución de bicarbonato de sodio durante toda la noche.

De esta forma, le daremos tiempo para pueda eliminar eficazmente los malos olores de la ropa. Esto funciona muy bien para las toallas y otras prendas que estén impregnadas de humo, con olor a moho o sudorosas.

Ingredientes

  • 1 taza de bicarbonato (200 g)
  • 4 litros de agua

¿Qué debo hacer?

  • En un recipiente grande, mezcla ambos ingredientes. Introduce la ropa y muévela para sumergirla. Si es preciso, echaremos más agua.
  • Deja en remojo toda la noche y la ropa estará lista para lavarla al día siguiente.

 Bicarbonato a la lavadora

Bicarbonato a la lavadora

  • Agregaremos media taza de bicarbonato a la lavadora cuando esté totalmente llena de agua, vertiendo este producto directamente para que se disuelva en el agua.
  • Después acabaremos de ejecutar el ciclo de lavado como de costumbre.
  • Si vamos a lavar mucha más ropa en un solo ciclo de lavado, podemos agregar hasta una taza entera.
  • El vinagre sigue siendo un ingrediente muy interesante en la limpieza. De esta forma, agregar una taza de vinagre blanco mejorará los efectos desodorizantes del bicarbonato de sodio.

Secado al aire libre

La mejor forma de ventilar la ropa que tenía, antes del lavado, olor a humedad, a sudor o a humo es secarla al aire libre.

Dejar secar la ropa con el sol y el viento ayudará a refrescarla.

Incluso en los días fríos de invierno, podemos dejar secar la ropa al aire libre. Solo hay que elegir un lugar expuesto al sol.

También puede utilizarse la secadora de ropa. Cuando el ciclo de secado haya terminado, es bueno oler la ropa para ver si necesitamos lavarla otra vez.

Te recomendamos leer: 8 usos que le puedes dar a la ropa vieja

¿Cómo quitar las manchas?

Cómo quitar las manchas

También podemos aprovechar el bicarbonato como quitamanchas natural. Es lo bastante suave como para usarlo con casi todos los tipos de tela.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato (10 g)
  • Agua

Preparación

  • Nos bastará con formar una pasta espesa con ambos ingredientes. Otra opción sería utilizar agua oxigenada o vinagre en lugar del agua normal.

Esta pasta es perfecta para eliminar las manchas de aceite, grasa, lodo, comida y muchas otras sustancias.

  • Para aplicar la pasta, frotaremos ligeramente sobre la mancha. Hay que asegurarse de qu cubra toda la zona donde se encuentra la mancha, cubriendo sobre todo muy bien los bordes.

Dejaremos reposar sobre la mancha por 15 minutos.

  • Cuando la mancha está en telas resistentes, podemos restregar usando un cepillo de dientes viejo. En el caso de las telas delicadas, como la seda o el satén, no hay que restregar, porque podrían deteriorarse.

Para finalizar, enjuagaremos la ropa con abundante agua tibia del grifo para retirar los excesos. En telas más delicadas, es mejor emplear un paño mojado.

Te puede gustar