Usa estas fórmulas caseras para tener unos pies hermosos

Aunque a menudo lo olvidemos, nuestros pies también requieren de una serie de cuidados para mantenerse sanos, por lo que es conveniente hidratarlos adecuadamente y someterlos a tratamientos exfoliantes

La mayoría de las personas nos preocupamos por muchos aspectos estéticos, pero, casi siempre, olvidamos que los pies también necesitan un cuidado especial.

Estos son el soporte de nuestro cuerpo y día a día están expuestos a la suciedad, los cambios de clima, el polvo y otros factores ambientales que afectan de forma directa la piel que los protege.

Lo más preocupante es que mantener su humedad natural es difícil y esto conduce al desarrollo de molestas alteraciones como los callos, los hongos y el agrietamiento.

Además, el continuo roce con los distintos tipos de calzado y su continuo contacto con las bacterias pueden generarles muchas molestias.

La buena noticia es que hay muchas fórmulas caseras con las que podemos consentirlos sin tener que gastar en costosos productos de pedicura o tratamientos profesionales.

A continuación queremos compartir las más interesantes para que no dudes en probarlas en casa.

¿Te animas?

Cebolla y sal

cebolla-pies

Si bien este remedio no tiene un olor precisamente agradable, sus propiedades hacen que valga la pena utilizarlo varias veces a la semana.

La combinación de cebolla con sal nos da como resultado un tratamiento exfoliante que nos permite eliminar la piel muerta y otras impurezas que afectan la piel de los pies.

Su uso regular suaviza los talones, evita las infecciones por hongos y previene la formación de grietas por resequedad.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 1 cucharada de sal (10 g)

¿Qué debes hacer?

  • Corta media cebolla, rocíala con una cucharada de sal y frótala sobre los pies durante 5 o 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y un poco de champú.
  • Repite su aplicación dos o tres veces a la semana.

Ver también: ¿Cómo prevenir los hongos en las uñas?

Infusión de menta

El baño con infusión de menta es idóneo para relajar los pies tras un día de mucha actividad física o estrés en el trabajo.

Esta planta contribuye a relajar los pies tensionados y previene el endurecimiento de los talones.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de menta (50 g)
  • 2 litros de agua

¿Qué debes hacer?

  • Vierte dos litros de agua hirviendo sobre un recipiente adecuado, junto con cinco cucharadas de menta.
  • Espera que alcance una temperatura soportable para tus pies y sumérgelos.
  • Déjalos en remojo durante 20 minutos y complementa el tratamiento con una exfoliación con piedra pómez.
  • Repítelo dos veces a la semana.

Aceite de oliva y limón

aceite de oliva y limón

La sequedad en los pies es una condición muy habitual que, de no atenderse, puede provocar agrietamiento y molestas infecciones.

Para solucionarlo en poco tiempo y, de paso, suavizar los talones, prepara una sencilla mezcla de aceite de oliva con limón.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)
  • El jugo de ½ limón

¿Qué debes hacer?

  • Extrae el jugo de medio limón y mézclalo en un recipiente con las dos cucharadas de aceite de oliva.
  • Frota el tratamiento sobre los pies y espera a que actúe 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y asegúrate de secarlos bien.
  • Úsalo tres veces a la semana.

Manteca de cacao

Los ácidos grasos que contiene la manteca de cacao son excelentes activos para combatir la sequedad y el endurecimiento de los pies.

Sus compuestos antioxidantes estimulan la reparación de la piel y la protegen frente a los daños causados por los radicales libres.

Además, combinados con los poderes exfoliantes del azúcar, podemos eliminar las células muertas que se van quedando acumuladas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manteca de cacao (13 g)
  • 1 cucharada de azúcar gruesa (12 g)

Te recomendamos leer: 5 remedios caseros para remover las células muertas de la piel

¿Qué debes hacer?

  • Pon a calentar la manteca de cacao al baño María y espera hasta que se derrita.
  • Retíralo del fuego y mézclalo con una cucharada de azúcar gruesa.
  • Espera que repose y, cuando se solidifique, aplícala sobre los pies con suaves masajes circulares.
  • Pasados 15 o 20 minutos, enjuaga y seca.
  • Úsalo, como mínimo, tres veces a la semana.

Aguacate y yogur natural

Acondicionador.de.aguacate

La mascarilla de aguacate y yogur natural cuenta con propiedades hidratantes y reparadoras que benefician la salud de los pies.

Su uso regular suaviza los talones, previene la formación de callosidades y facilita la eliminación de piel muerta.

Ingredientes

  • ½ aguacate maduro
  • ¼ de taza de yogur natural (50 g)
  • 1 bolsa plástica

¿Qué debes hacer?

  • Tritura la pulpa de medio aguacate maduro y mézclala con el yogur natural.
  • Frota el preparado sobre los pies y cúbrelos con la bolsa plástica durante media hora.
  • Pasado el tiempo aconsejado, enjuaga con agua tibia.
  • Repite esta fórmula dos veces a la semana para conseguir buenos resultados.

¿Tus pies siguen con imperfecciones? Prueba alguno de los tratamientos mencionados y descubre que los puedes embellecer en poco tiempo y sin mucho esfuerzo.