Usa las flores de verbena para mantener esbeltos tus pechos

Las flores de verbena tienen propiedades muy útiles en estética. De hecho, son el ingrediente principal de fórmulas para fortalecer los senos.

Aunque hoy en día son más conocidas por sus propiedades sobre el estado anímico, desde la antigüedad las flores de verbena se han utilizado con fines estéticos y medicinales para tratar y endurecer los senos.

Gracias a los efectos antioxidantes y vigorizantes que nos ofrecen sus componentes está demostrado que tienen grandes propiedades a la hora de proteger nuestras células, reactivar la circulación sanguínea y revitalizar nuestra piel.

Así, junto a las propiedades purificantes del vinagre de vino blanco y su efecto renovador sobre la piel, podremos eliminar en gran medida la flacidez de nuestros senos si lo combinamos con masajes diarios, una dieta equilibrada y ejercicios.

Flores de verbena

Fórmula para fortalecer los pechos

Ingredientes

  • 1 litro de vinagre puro de vino blanco
  • 250-300 gramos de sumidades floridas de verbena (flores junto con las ramas que las soportan) en estado fresco. Si se usan en estado seco solo necesitaremos 100 gramos.

Modo de preparación

  • Mezclar en un frasco el vinagre y las sumidades de verbena.
  • Una vez que tenemos todo junto, debemos dejarlo en maceración durante cuatro días si las flores son frescas. En el caso de que sean secas, lo dejaremos ocho días.
  • Pasado este tiempo debemos filtrar el preparado y pasarlo a una botella, quedando así listo para su uso.

Este tratamiento consiste en darse unas fricciones en el pecho con un algodón mojado en el líquido. Se deberá realizar 3 veces al día: una por la mañana, otra a mediodía y otra por la noche.

Podemos aplicarnos este preparado durante 20 o 30 días. Pasado este tiempo se debe descansar un mes antes de volver a empezar de nuevo con las fricciones.

¿Quieres conocer más? Lee: Examina tus pechos, salva tu vida

Cada aplicación debe durar de 5 a 10 minutos. Este tratamiento suele durar unos cuatro meses y da muy buenos resultados en mujeres jóvenes de pechos flácidos.

ejercicios-tensión-arterial-alta

5 ejercicios recomendados para fortalecer nuestros pechos

Cuando somos jóvenes, el decaimiento y la flacidez de nuestros senos suele deberse a la falta de cuidado de la piel y la musculatura. Por eso es importante realizar ciertos ejercicios diarios, además de los masajes o fricciones que hemos recomendado.

A continuación te vamos a dar algunas ideas de ejercicios para que realices al menos tres días a la semana:

Flexiones en el suelo

Colócate a cuatro patas, apoyándote con las manos y las rodillas en el suelo, de manera que los brazos se queden estirados totalmente y los pies suspendidos en el aire. Una vez en esa posición, flexiona los brazos hasta que casi toquen el suelo y vuelve a subir.

Repite este ejercicio tantas veces como puedas, siendo exigente pero sin pasarte.

Presión en las manos

Este ejercicio puede realizarse en cualquier momento, ya que es muy cómodo para esos ratos en los que no tenemos nada que hacer.

Ponte de pie y separa las piernas a la anchura de las caderas. Junta las manos frente al tórax y presiona mientras mantienes los antebrazos paralelos al suelo.

Ejercicios con mancuernas o botellas

Túmbate en el suelo boca arriba, toma las pesas y dobla los brazos en un ángulo de 90 grados. Levántalos hacia arriba y hacia dentro. El ejercicio debe terminar con los brazos extendidos sobre el pecho.

ejercicios-para-fortalecer-los-senos

Vuelo con mancuernas o botellas

Se trata de, manteniéndote de pie, separar las piernas y juntar las pesas a la altura de la cadera con los brazos. Después debes levantarlos a la vez que flexionas los codos a la altura de los hombros.

Brazos cruzados

Si agarras cada uno de tus codos con la mano opuesta y los mueves hacia el exterior notarás cómo se mueven los músculos de tus pectorales.

Ver también: Tips naturales y recomendaciones para reafirmar el busto

Puedes repetir estos ejercicios unas 60 veces repartidas en 3 series de 20 repeticiones. Esto te ayudará a reafirmar tus senos y a fortalecer también tu espalda.

Ejercicios-para-el-busto

Asimismo, es adecuado que combines todo esto con una buena dieta y una buena sujeción diaria que no aprisione. Además, se aconseja no dormir boca abajo ni aplastar durante tiempo prolongado nuestros pechos.

Nunca es pronto o tarde para cuidar de nuestros senos, ya que es una zona muy sensible al paso del tiempo y a la falta de cuidados. Por eso, cuanto antes llevemos a cabo estos hábitos de fortalecimiento, mucho mejor para nuestro busto.

Y no solo para lucirlo, sino también para mantenernos en forma y evitar dolores de espalda y de cuello que pueden derivarse de una mala higiene postural o un bajo tono muscular.

Fuente de consulta principal: “La belleza entra por la boca”, de Txumari Alfaro.

Te puede gustar