Cómo usar correctamente los diferentes tipos de faldas

Si eres fanática de las faldas, no puedes pasar por alto este artículo. Te damos algunos tips sobre cómo utilizar los diferentes estilos de faldas, teniendo en cuenta el tipo de cuerpo que tengas. ¡Imperdible!

Elegir el mejor atuendo no siempre es tarea sencilla. Dentro de las opciones disponibles, es necesario considerar aspectos como la ocasión, el resto de la ropa a usar y, obvio, los zapatos. Por eso, te ofrecemos algunas ayuda para usar correctamente los diferentes tipos de faldas.

Aunque pueda parecer que muchas combinan con todo y le sientan bien a prácticamente toda mujer que la porte, la realidad es que cada falda tiene sus particularidades. Por consecuencia, los diferentes estilos servirán para favorecer más una u otra figura o look.

Ahora que se aproxima el verano, muchas chicas se preguntan qué tipo de falda deberían comprarse. Si es tu caso, de seguro estos consejos para usar correctamente los diferentes tipos de faldas te serán de ayuda.

Tips para usar correctamente los diferentes tipos de faldas

El largo de la falda

Chica en el mar con vestido largo.

Las faldas largas son aconsejables para las mujeres con mayor estatura. De este modo, la longitud de las piernas resalta todavía más con una bella falda que les dé estilo.

Por el contrario, si una chica de baja estatura se coloca una falda que sobrepase las rodillas, el resultado no será el deseado. Para ellas, son más bien recomendables las faldas tres cuartos o, mejor aún, las cortas.

Con respecto a las faldas tres cuartos, hay que apuntar un detalle que a veces pasa por alto. Hay mujeres que tienen piernas degadas y muy estilizadas.

Sin embargo, al usar una falda por debajo de las rodillas, solamente queda visible la parte más gruesa del pie; esto puede dar una imagen que no es la que más favorece.

Normalmente, el corte por las rodillas les queda bien a la mayoría de las chicas. Salvo, claro está, en aquellos casos en los que no se desee mostrar esta parte de la pierna por algún motivo que se considere antiestético.

Las faldas más cortas, que no son lo mismo que las minifaldas, son excelentes para las chicas esbeltas que deseen lucir sus piernas. No obstante, deben reservarse para ámbitos más informales.

Ver también: 7 prendas que nunca pasarán de moda

El tipo de falda

Una vez escogido el largo y el color de la falda —otro aspecto elemental—, así como también la combinación de prendas a añadir, es momento de elegir el tipo. Para usar correctamente los diferentes tipos de faldas, ten presentes las siguientes consideraciones sobre los más comunes:

1. Falda recta

Permite una gran variedad de combinaciones, especialmente en colores negros, grises u otros neutros. Asimismo, como todas las prendas clásicas, quedan bien en casi cualquier cuerpo. Pueden terminar por encima o por debajo de las rodillas sin sacrificar estilo.

2. Falda tipo tubo

Quedan muy bien en chicas delgadas, ya que proporcionan un balance muy natural a su figura. Además, permite resaltar atributos como la cadera o las piernas largas. Quedarán maravillosas con unos zapatos tipo aguja; otorgan un look moderno, sofisticado y muy distinguido.

3. Falda de corte A

Este tipo de falda, cuyo volumen va creciendo de la cintura para abajo, tiene un secreto muy favorable para las mujeres con muslos voluminosos. Su corte quedará justo en esa zona, por lo que la atención se centrará en esa parte de su cuerpo. Por otra parte, también generan un balance favorable para las chicas con hombros o busto grande.

4. Falda tableada

La característica central de este tipo de faldas, que tiene pliegues en la tela verticalmente, es ampliar el volumen de caderas y piernas. Por lo tanto, es aconsejable solo para quienes deseen resaltar ciertos aspectos. Caso contrario, podrían hacerte ver más ‘rellenita’ de lo que en verdad eres.

Lee también: Tendencias de moda con efectos perjudiciales en la salud

5. Falda plato 

Si la mujer es de cuerpo ancho, la terminación ampliada de esta falda compensará los pesos visuales. Es muy cómoda y, dependiendo de su largo y diseño, puede ser usada tanto para atuendos casuales como para eventos.

6. Minifalda 

Chica tumbada con minifalda de cuero.

La diferencia entre una minifalda y una falda corta es que esta última sobrepasa la mitad del muslo, mientras que la primera no. Sin embargo, hay que tener cuidado porque pueden remarcar cualquier marca que afecte la estética de tus piernas.

El mundo de las faldas es asombroso y ofrece una amplia gama de opciones que a las chicas les fascina explorar. Por eso, es muy importante saber usar correctamente los diferentes tipos de faldas y sacarle provecho a las virtudes de nuestro cuerpo. No dudes en probarlas y elegir la que más te agrade: todas son cómodas y, sobre todo, muy frescas.

Categorías: Moda y estilo Etiquetas:
Te puede gustar