Usa huevo para cuidar tu cabello

Descubre cómo aprovechar las propiedades del huevo al aplicarlo a diferentes tipos de cabello, seco, normal y graso, para recuperar su salud y belleza.

El huevo es un superalimento. Sus valores nutricionales lo hacen imprescindible en una dieta equilibrada y saludable. Asimismo, su gran contenido de nutrientes permite usarlo de manera tópica para el cuidado natural del cabello.

Descubre en este artículo cómo puedes usar el huevo para mejorar la salud capilar.

También lee Cómo preparar una loción casera contra la caída del cabello

El huevo como ingrediente

Qué daños pueden generar los huevos en mal estado en el organismo humano

El huevo es un alimento sano, completo y equilibrado que aporta una buena cantidad de proteínas. Tiene las ventajas de la proteína animal pero es más suave, sano y digestivo.

Además, es un ingrediente interesante para preparar remedios naturales y caseros para la piel, el cabello y las uñas.

También lee 8 tratamientos de belleza con huevo para tu piel y cabello

¿Por qué el huevo es bueno para el cabello?

Remedios naturales con huevo para mejorar tu cabello

Los siguientes nutrientes del huevo son beneficiosos para el cabello, tanto si los consumimos como si los aplicamos:

  • Proteínas: Aseguran una buena estructura capilar para que el cabello esté fuerte y voluminoso.
  • Aminoácidos: Favorecen un buen crecimiento del cabello.
  • Ácidos grasos: Nutren el cabello para combatir el cabello seco y encrespado y las puntas abiertas.
  • Ácido fólico (vitamina B9) y hierro: Previenen la caída de cabello.
  • Zinc: Necesario para un cabello fuerte.
  • Biotina (vitamina B7): Una de las mejores vitaminas para la salud capilar.

Al usar el huevo como producto capilar en lugar de otros productos convencionales también evitamos algunos componentes como las siliconas, los parabenos o los sulfatos. Estos productos aportan una aparente hidratación en el momento. Sin embargo, a largo plazo resecan, irritan o debilitan el cabello, además de ser perjudiciales para la salud.

Yema para el cabello seco

La yema del huevo es muy beneficiosa para el pelo seco, maltratado y con tendencia a las puntas abiertas. Al aplicarlo de manera frecuente aporta hidratación, brillo, suavidad y combate el encrespamiento.

Podemos aprovechar la yema de tres maneras diferentes:

  • Si solemos usar un champú convencional y tenemos el cabello muy seco, podemos usar la yema de huevo a diario. Solamente tenemos que mezclar el champú con la yema. De este modo conseguimos un champú limpiador, espumoso pero más nutritivo.
  • La yema de huevo puede ser un acondicionador excelente para el pelo seco, ya que lo deja suave e hidratado. No obstante, para que no queden restos u olor a huevo recomendamos usarlo antes del champú. Conseguiras un efecto ideal y el pelo estará limpio como después de cada lavado.
  • A modo de tratamiento más intensivo se puede preparar una mascarilla nutritiva con yema de huevo combinada con algún aceite vegetal (coco, almendra, jojoba, oliva, argán). Se aplica por todo el pelo y se deja actuar media hora, como mínimo.

Lee también ¿Tienes cabello seco? ¡Dile adiós con estos 5 remedios naturales!

Clara para el cabello graso

huevo para el cuidado del cabello

En el caso del cabello graso, lo más recomendable es usar la clara, ya que es rica en proteínas enzimáticas, vitaminas del grupo B y selenio, entre otros nutrientes.

La clara tiene la virtud de regular la producción de sebo del cuero cabelludo. También puede ser beneficiosa para tratar la caspa y para dar volumen a un pelo demasiado lacio.

  • Para usar la clara recomendamos batirla un poco antes de aplicarla antes del lavado. Se deja actuar 20 minutos.
  • Para lavar el pelo después de usar la clara debemos hacerlo siempre con agua tibia o fresca. Si usamos agua caliente la clara podría volverse sólida y enredarse entre los cabellos.

También lee Cómo utilizar sal marina para aliviar el pelo graso

Huevo entero para el cabello normal

El cabello normal puede recibir muy bien los nutrientes tanto de la clara como de la yema, ya que ambas están muy equilibradas para aportar lo que el pelo necesita.

  • Solamente tendremos que batir el huevo, aplicarlo por toda la cabellera y dejarlo actuar por lo menos, 20 minutos.
  • Se puede aplicar esta mascarilla una vez por semana.

De este modo cada tipo de cabello aprovecha las propiedades del huevo para lucir radiante y fuerte.