¿Usar el mismo protector solar en la cara y el cuerpo?

Solimar Cedeño·
04 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo al
05 Octubre, 2020
Escoger un fotoprotector adecuado para evitar problemas al tomar el sol no es tan sencillo como parece. Algunos consejos te guiarán por el buen camino.

Cuando llega el verano, quizás en lo primero que piensas es en proteger la piel de las agresiones solares. A lo mejor crees que con un único producto será suficiente. No obstante, aquí te diremos si es recomendable o no usar el mismo protector solar para la cara y el cuerpo.

Al estar expuesta a tantos agentes externos, la piel sufre daños que, incluso, podrían ser irreversibles. Esta es la razón por la que hay que cuidarla, protegerla y nutrirla tanto por dentro como por fuera.

¿Por qué usar protector solar siempre?

Tal vez prefieras usar un solo protector solar para el cuerpo entero. O, peor aún, ni siquiera lo utilizas porque piensas que irás a la playa o piscina pocas veces al año.

Si eres de esas personas a las que no les gusta usarlo, bien sea por comodidad o porque lo olvidan, debes cambiar este hábito. Exponerse al sol sin ningún tipo de protección no solo podría quemarte, sino que también es capaz de causarte alergias e incluso otras complicaciones como cáncer de piel.

Mujer echándose protector solar en el hombro.
Emplea un protector solar adecuado para la piel cada vez que te expongas al sol.

De ahí la importancia de usarlo, incluso a la sombra. Los rayos solares son inclementes y, por lo tanto, penetran la piel si no usas una barrera protectora.

Conoce: 10 alimentos que combaten el daño por el sol

¿Mismo protector solar para la cara y el cuerpo?

Contrario a lo que quizás pienses, no es recomendable usar el mismo protector solar para la cara y el cuerpo. ¿Por qué? La respuesta es simple: la piel del rostro y la del resto del cuerpo no son iguales y, por lo tanto, no tienen las mismas necesidades.

La de la cara es más sensible que la de otras áreas. Además, se encuentra expuesta de forma constante al sol. En cambio, la piel del cuerpo suele estar protegida por la ropa; cuestión que no sucede con la cara, que suele estar al descubierto (excepto cuando se usan gafas de sol, gorras o sombreros).

Mujer con protector solar en la nariz y en las mejillas.
Las condiciones del cuerpo y del rostro son diferentes.

Por esta razón, es recomendable usar un protector solar con un SPF mayor en el rostro. De hecho, aunque tengas la piel oscura, el rostro debe estar protegido con un SPF superior a 20.

Diferencias en las características de la piel

Las características físicas de la piel de la cara varían con respecto a las del cuerpo. Por ejemplo, en el cuerpo puedes usar cremas hidratantes, geles de baño y otros productos que no son buenos para el rostro. Esto se debe, sobre todo, a su composición e ingredientes.

Para el cuerpo

Los productos para el cuerpo, incluyendo los protectores solares, son más oleosos. Además, según expone una investigación realizada por varios dermatólogos españoles, tienen más fragancias y parabenos que podrían afectar al pH de la piel de la cara; provocando reacciones alérgicas.

Por su parte, la presentación del protector más adecuada para uso corporal es en crema, seguida del protector en spray. Asimismo, el SPF para este protector dependerá del propio fototipo y de cuánto vaya a estar el cuerpo expuesto al sol.

Para la cara

En cambio, la piel de cada rostro es particular: normal, seca, grasa o con acné. Y, dependiendo de esta característica, deberás escoger la presentación de fotoprotector adecuada para ti. Por ejemplo, si tienes la piel normal o seca, puedes usar protector en crema. Mientras que si es grasa o con acné, se recomienda el uso de protector en gel.

Además, si sufres de acné, también es conveniente que utilices un protector solar no comedogénico con un SPF mayor a 30. Así, los poros no se obstruirán y evitarás la aparición de granos.

Quizás te interese: Cada cuánto tiempo hay que aplicar el protector solar

Algunos tips para proteger la piel

Siguiendo la guía expuesta por el Ministerio de Sanidad, te invitamos a tener en cuenta estos consejos para cuidar la piel:

  1. Evita exponerte al sol entre las 12 del mediodía y 4 de la tarde.
  2. No tomes baños solares sin protección durante media hora o más.
  3. Escoge el o los protectores solares indicados para ti.
  4. Utiliza productos resistentes al agua.
  5. Evita exponer cicatrices o heridas abiertas al sol.
  6. Cuida y protege los lunares.
  7. Utiliza protector solar de amplio espectro.
  8. Toma agua.
  9. Utiliza crema hidratante cada día.
  10. Exfolia la piel, al menos, una o dos veces al mes.
  11. Evita utilizar productos que tapen los poros.
  12. Usa gafas de sol y sombreros.
  13. Usa ropa adecuada para cubrirte del sol.
  14. Aplica protector incluso cuando el día esté nublado.
  15. Usa crema hidratante en cara, cuello, escote y resto del cuerpo.

Cuida la piel de las diferentes áreas sin usar el mismo protector solar

Siguiendo estos simples consejos, podrás disfrutar de cada rayo de sol sin mayores riesgos.

Cuida la dermis como se merece y evita usar el mismo protector para la cara y el cuerpo. ¡La salud dérmica te lo agradecerá!

  • E.O., V., N., V., L.M., M., C.A., A., & I.C., O. (2013). Genetics perspective of UV rays and new alternatives for sun protection. Revista Argentina de Dermatología; Perspectiva Genética de Los Rayos UV y Las Nuevas Alternativas de Protección Solar.
  • González-Muñoz, P., Conde-Salazar, L. y Vañó-Galván, S. (2014). Dermatitis alérgica de contacto a cosméticos. Actas Dermo-Sifiliográficas, 105 (9), 822–832. https://doi.org/10.1016/j.ad.2013.12.018
  • Portal Farma. (Consulta 2018). GUÍA SOLAR. Online [https://www.portalfarma.com/Profesionales/campanaspf/categorias/Documents/20_guia_solar.pdf].
  • Suárez, H., Acosta, D., & Cadena, C. (2009). Protección anti-uv de cremas fotoprotectoras: determinación in vitro del factor de protección solar (fps). Avances En Energías Renovables y Medio Ambiente.