¿Usar sostén influye en el desarrollo de cáncer de mama?

Daniela Echeverri Castro · 21 noviembre, 2019
Al no utilizar sostén, el movimiento natural proporciona un masaje que estimula la circulación linfática. Así, se facilita la eliminación de toxinas.

El sostén, el corpiño, el sujetador… Tiene múltiples nombres y se suele conocer de una manera en cada país. Pero lo cierto es que se ha convertido en una prenda indispensable para la mayoría de las mujeres en la actualidad, pues con ellos, como su nombre indica, se sujeta el pecho.

Desde el siglo pasado se vienen desarrollando investigaciones en las que se ha buscado encontrar efectos negativos del uso de sostenes en la salud de los senos.  Vemos los resultados que brindan esas investigaciones.

De acuerdo con los estudios, los antiguos corsés que se llevaban hace décadas, apretaban y oprimían mucho el pecho. De ahí que se crea popularmente que llevar un sostén apretado durante muchas horas al día, entorpece el drenaje linfático de los senos y aumenta su temperatura, influyendo en el incremento del riesgo de desarrollar patologías de la mama.

Relación entre el sostén y la circulación linfática

Desde los años 30 se empezaron a realizar investigaciones sobre la relación que hay entre los sostenes y el desarrollo del cáncer de mama.

De sus conclusiones se deribaron las creencias populares de que llevar sostenes muy apretados puede llegar a comprimir los diversos ganglios y canales linfáticos, evitando que las toxinas se puedan eliminar de manera natural mediante el drenaje linfático. Con ello, terminarían acumulándose en las mamas y, con el tiempo, podrían llegar a generar quistes, nódulos fibrosos y, en algunos casos, tumores cancerígenos.

Es importante señalar que no hay evidencias científicas de ello. 

Elegir la talla adecuada de sujetador.

Cuando las mujeres utilizan una talla de sostén no adecuada para sus pechos y los aprietan, los capilares y vasos linfáticos se comprimen y se obstruye la circulación. Pero además, los sostenes también provocan que la temperatura de los senos aumente considerablemente, debido al tejido que cubre las mamas y la presión que se ejerce sobre ellas. No hay evidencias científicas sobre ello.

Senos libres: un masaje natural

Cuando una mujer no utiliza un sostén, sus senos están libres y el movimiento natural que ocurre al caminar produce un masaje que estimula la buena circulación de la linfa. De esta forma, se promueve la eliminación de toxinas, según la creencia popular. Y, además, se ha encontrado que los senos libres tienden a tener menos molestias y dolores frecuentes en comparación con las mujeres que sí utilizan sostén.

Una falsa necesidad de la mujer

Con el éxito que ha tenido la industria textil en la fabricación de sostenes de todo tipo, se ha pregonado que el no usar sostén puede promover la caída de los senos.

Muchas mujeres se basan en este dicho y con temor a que sus senos pierdan firmeza utilizan el sostén incluso para dormir. Es un tema muy discutible, pues existen muchas creencias en torno a este mito, a pesar de que no haya estudios médicos que lo confirmen.

¿Cómo explican esto?

Cuando una mujer utiliza un sostén constantemente, los ligamentos de Cooper y los músculos de la piel, que son el sostén natural del pecho, dejan de cumplir con su función, deteriorándose mientras los pechos pierden su firmeza y se caen aún más rápido con el paso del tiempo.

Los senos están cubiertos por una membrana fina y muy resistente, que se hace más fuerte a medida de que desempeñan su función. A su vez están suspendidos por sus ligamentos, como si se tratara de una especie de red protectora.

Precisamente ésta es la razón por la que muchas mujeres tienen una desagradable sensación de tirantez cuando dejan de usar su sostén. No es que los senos se estén cayendo, sino que al contrario, empiezan a trabajar para recuperar su firmeza.

  • Eriksson, N., Benton, G. M., Do, C. B., Kiefer, A. K., Mountain, J. L., Hinds, D. A., … Tung, J. Y. (2012). Genetic variants associated with breast size also influence breast cancer risk. BMC Medical Genetics. https://doi.org/10.1186/1471-2350-13-53
  • Keller, L. M. M., Cohen, R., Sopka, D. M., Li, T., Li, L., Anderson, P. R., … Freedman, G. M. (2013). Effect of bra use during radiation therapy for large-breasted women: Acute toxicity and treated heart and lung volumes. Practical Radiation Oncology. https://doi.org/10.1016/j.prro.2012.07.003
  • Hsieh, C. c., & Trichopoulos, D. (1991). Breast size, handedness and breast cancer risk. European Journal of Cancer and Clinical Oncology. https://doi.org/10.1016/0277-5379(91)90469-T