El uso de hierbas para el cáncer: ¿una ayuda o un peligro?

27 noviembre, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
La OMS explica que la elección de tratamiento para el cáncer debe basarse en pruebas científicas.

El cáncer es una enfermedad que, de momento, no tiene cura, pero sí un tratamiento. Sin embargo, se continúan realizando estudios con el fin de mejorar las técnicas ya existentes y otros aspectos asociados, como la cantidad de efectos secundarios que tienen.

En este sentido, vale la pena mencionar que si bien se han realizado estudios sobre plantas y hierbas medicinales que pudiesen brindar alivio o ayudar a tolerar los efectos secundarios del tratamiento del cáncer, de momento, no hay evidencia que permita validar su uso.

En el ámbito popular, se suele creer que la fitoterapia y los remedios caseros podrían ser una opción de tratamiento válida, ya que al estar elaborados con ingredientes naturales (alimentos, hierbas y plantas) son «más sanos». No obstante, la realidad es otra. Ninguna hierba o planta medicinal es inocua. De una forma u otra, generan reacciones en el organismo y estas no necesariamente pueden ser favorables.

Hay personas que rechazan los medicamentos porque consideran que no son saludables o que tienen más desventajas que un remedio natural. En este punto, es conveniente recordar que la gran mayoría de los fármacos tienen como ingrediente activo, un compuesto de una planta. Por lo tanto, los medicamentos no constituyen la antítesis de los remedios naturales, sino una versión mucho más segura de estos.

Los expertos del Instituto Nacional del Cáncer son muy claros al respecto: 

«Algunas hierbas medicinales pueden ser perjudiciales cuando se consumen durante la quimioterapia o la radioterapia porque pueden interferir con el funcionamiento de estos tratamientos. Los pacientes con cáncer deben consultar a su doctor acerca de cualquier tipo de producto de medicina complementaria y alternativa que puedan estar usando, incluidas las vitaminas y los complementos de hierbas».

En definitiva, en lo que respecta al tratamiento para el cáncer, lo más adecuado es seguir las indicaciones del médico y evitar recurrir a la medicina alternativa hasta que no se hayan comprobado y avalado los remedios como una opción de tratamiento válida (y sólida).

La Organización Mundial de la Salud expone en su portal: «hay que seleccionar cuidadosamente una o varias modalidades de tratamiento principales – cirugía, radioterapia y tratamiento sistémico -, elección que debe basarse en pruebas científicas sobre el mejor tratamiento existente teniendo presentes los recursos disponibles«.

Para mayor información, se puede consultar el documento de la Asociación Española Contra el Cáncer.

  • Agarwal, N., Majee, C., & Chakraborthy, G. S. (2012). Natural herbs as anticancer drugs. International Journal of PharmTech Research.
  • Kaefer, C. M., & Milner, J. A. (2008). The role of herbs and spices in cancer prevention. Journal of Nutritional Biochemistry. https://doi.org/10.1016/j.jnutbio.2007.11.003
  • Tan, W., Lu, J., Huang, M., Li, Y., Chen, M., Wu, G., … Wang, Y. (2011). Anti-cancer natural products isolated from chinese medicinal herbs. Chinese Medicine. https://doi.org/10.1186/1749-8546-6-27