Usos del agua oxigenada en el hogar

Además de ayudar a desinfectar heridas, el agua oxigenada ayuda a limpiar distintas cuestiones en el hogar, como las esponjas de cocina.

El peróxido de hidrógeno, o más conocido como agua oxigenada, es un producto germicida considerado como el desinfectante más seguro. Este producto tiene la capacidad de eliminar  los microorganismos por oxidación, es decir, realiza un proceso de quema controlada.

Por sus propiedades, el peróxido de hidrógeno se puede convertir en uno de los mejores aliados de limpieza en el hogar. Lo mejor de todo es que es bastante económico y no tiene efectos secundarios como los productos químicos que venden para limpiar.

Antes de conocer los múltiples usos que tiene el peróxido de hidrógeno en el hogar, cabe recordar que en la mayoría de estos casos se utiliza el que es a 3%. Teniendo esto en cuenta, prepárate para conocer 12 buenas razones para que nunca falte el peróxido de hidrógeno en tu hogar.

Tablas y mesas de madera

Las tablas de cocina y mesas de madera tienen un ambiente perfecto para la proliferación de una gran cantidad de gérmenes  como la Salmonella, presente en carnes crudas. Para estos casos, basta con rociar y limpiar bien con peróxido de hidrógeno para desinfectar.

Refrigerador y lavavajillas

Usamos frecuentemente el refrigerador y el lavavajillas, manipulando alimentos y  utensilios. Como ambos albergan cientos de gérmenes, debemos poner el agua oxigenada en un spray y rociarla por dentro y por fuera de ambos. Deja actuar unos minutos y repasa con un trapo húmedo.

Esponjas

Esponjas

Las esponjas en la cocina albergan miles de bacterias que quedan como resultado de los alimentos, las sobras y todo aquello que desechamos en la cocina. Para limpiar y desinfectar tus esponjas mezcla un 50/50 de peróxido de hidrógeno y agua caliente, y sumerge allí las esponjas.

Blanquear la ropa

El peróxido de hidrógeno puede ayudar a quitar manchas en la ropa blanca, así como eliminar las manchas de sangre en alfombras y ropa. Para esto se le añade una taza de peróxido a la ropa a blanquear, o si es mancha de sangre se le pone directamente.

Aclarado del cabello

Lavado-del-cabello

Si deseas un cabello de un tono más claro, diluye 3% de peróxido de hidrógeno con agua (50/50) y rocía la mezcla en el cabello utilizando un espray después de ducharte. El cabello luce más natural, aunque cabe recordar que el cambio no es drástico.