4 usos alternativos de la fécula de maíz

Carolina Betancourth · 28 septiembre, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 18 marzo, 2019
Gracias a sus propiedades la fécula de maíz es ideal para regular la producción de grasa, por lo que puede sernos de gran utilidad como ingrediente para nuestras mascarillas faciales o capilares.

La fécula de maíz, mejor conocida como maicena, es un tipo de harina que suele utilizarse en la elaboración de diversos productos de panadería, para mejorar su consistencia.

Por otra parte, es un ingrediente que ha ganado fama en la cocina saludable, ya que es una gran alternativa para las personas celíacas o con intolerancia al gluten. Ahora, lo que muchos no saben es que, también es un producto muy versátil fuera del ámbito alimenticio.

Se combinan con facilidad con otros productos, convirtiéndose así en una buena solución para algunas tareas domésticas y problemas cosméticos. A continuación te compartimos 5 formas alternativas de sacarle más provecho.

1. Removedor de manchas de tinta

Las manchas de tinta suelen ser difíciles de remover de los muebles de tela. Por suerte, la maicena puede facilitar esta tarea en gran medida en un abrir y cerrar de ojos. Para ello solo necesitarás combinarla con un poco de leche.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de fécula de maíz (20 g).
  • 5 cucharadas de leche (50 ml).

Preparación y modo de uso

  • Combina la fécula de maíz con la leche hasta obtener una pasta espesa.
  • Frota el producto sobre la zona que deseas desmanchar y déjalo actuar 15 minutos.
  • Cuando esté seco, cepíllalo y remueve la mancha.

2. Tratamiento para el cabello graso

Tratamiento para el cabello graso

Por su poder absorbente y exfoliante, la fécula de maíz se puede emplear como solución alternativa para suavizar y limpiar el cabello graso. Su uso sobre el cuero cabelludo remueve el exceso de sebo y la caspa; disminuyendo así el aspecto sucio y descuidado.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de fécula de maíz (20 g).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g).
  • Agua (la cantidad necesaria).

Preparación y modo de uso

  • Incorpora la fécula de maíz y el bicarbonato en un recipiente y agrégales un poco de agua para formar una pasta espesa.
  • Humedece el cabello, sepáralo en varios mechones y aplica la mezcla desde las raíces hasta las puntas.
  • Deja que actúe 30 minutos y enjuaga.
  • Repite, por lo menos, 2 veces a la semana.

3. Fécula de maíz para los puntos negros

Por su capacidad para regular la producción de grasa y remover las células muertas, este ingrediente natural puede usarse como remedio para los puntos negros. En este caso proponemos combinarlo con clara de huevo para obtener una mascarilla exfoliante y revitalizadora.

Ingredientes

  • 1 clara de huevo.
  • 1 cucharada de fécula de maíz (10 g).

Preparación y modo de uso

  • Bate una clara de huevo y mézclala con la fécula de maíz.
  • Extiende la mascarilla por todo el rostro, enfocándote en las zonas con puntos negros.
  • Deja que actúe 30 minutos y retírala con agua tibia.
  • Úsala hasta 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: 3 exfoliantes caseros para quitar los puntos negros

4. Remedio para regular la sudoración

El-pie-de-atleta

La fécula ayuda a absorber la sudoración de los pies para alterar el ambiente que necesitan los hongos y bacterias para proliferarse. La podemos combinar con un poco de aceite de coco para conseguir un potente remedio contra el pie de atleta y los callos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de fécula de maíz (20 g).
  • 4 cucharadas y media de aceite de coco (45 g).

Preparación y modo de uso

  • Funde el aceite de coco y mézclalo con la fécula de maíz.
  • Toma la pasta cremosa y frótala sobre los pies, en especial en las áreas afectadas por este problema.
  • Deja que actúe 40 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso todas las noches hasta mejorar el estado de la piel.

A tener en cuenta

Como puedes ver, es posible darle uso a la fécula de maíz fuera de la cocina. Así que si la tienes en tu despensa, ¡no la desaproveches más!

  • Agama, Edith & Juárez-García, Erika & Evangelista Lozano, Silvia & L. Rosales-Reynoso, Olga & A. Bello-Pérez, Luis. (2013). Características del almidón de maíz y relación con las enzimas de su biosíntesis. Agrociencia. 47. 01-12.
  • Tovar, T. (2008). Caracterización morfológica y térmica del almidón de maíz (Zea mays L) obtenido por diferentes métodos de aislamiento. Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería.
  • Ibrahim, Hamdy. (2012). Characteristics of corn starch-based composites reinforced with flax and date palm fibers. Cairo University, Faculty of Engineering. 10.13140/RG.2.2.30605.74722.