Usos alternativos de los cubos de hielo

Yamila Papa 11 febrero, 2018
Descubre cómo puedes beneficiarte con los usos alternativos de los cubos de hielo.

Más allá de enfriar o decorar las bebidas cuando hace calor, los cubos de hielo tienen muchos otros usos que resultan de gran utilidad una vez que los descubrimos. A continuación te los revelamos para que puedas aprovecharlos todos.

¿Para qué sirven los cubos de hielo?

Los cubos de hielo son excelentes aliados para nuestra salud, estética y hasta para el cuidado del hogar. Estos son algunos de los usos más interesantes:

1. Retirar goma de mascar de las telas

Sabías cuáles son los ingredientes del chicle

Si te has sentado encima de un chicle, si te pegaron una goma de mascar en el cabello o si se ha caído sobre la alfombra no desesperes, los cubos de hielo pueden ayudarte. Solo tienes que refregar sobre la prenda hasta que el dulce quede duro por acción del frío.

Luego con la ayuda de un cuchillo raspa con cuidado. La goma de mascar se despegará rápidamente. Si está demasiado adherido puedes colocar la ropa en el congelador durante unos minutos antes de volver a intentar retirarla.

Si la goma de mascar se te pegó al cabello la técnica es similar. Rodea el chicle con el cubo de hielo y presiona levemente para que el dulce se enfríe y deje de estar pegajoso. Luego tendrás que tirar un poco para desprenderlo, poco a poco.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Es malo poner hielo a la bebida?

2. Regar las plantas

Si tienes macetas colgantes o te vas de escapada un fin de semana no tendrás problema para regar las plantas, puedes dejar algunos cubos de hielo en tus plantas. Estos se descongelarán poco a poco e  hidratarán la tierra.

3. Hidratar el rostro

No solo cuando hace calor o pasamos unas horas al sol la dermis necesita hidratación. Sin embargo si la sentimos hinchada o enrojecida los cubos de hielo pueden ser de gran ayuda. Antes de dormir llena una bolsa de plástico con hielos. Aplica sobre el rostro y cuello por no más de 3 minutos. Además esta técnica ayudará a que duermas mejor.

4. Recalentar arroz o pasta

cubos-de-hielo

Si te ha quedado comida de la noche anterior y la quieres calentar en el microondas seguramente desistas de la idea porque los alimentos no quedan bien.

Para evitar que el arroz o la pasta se deshidraten en el microondas y sepan mal, solo tienes que colocar un cubo de hielo encima y después poner a calentar la comida. Al derretirse la humedad pasará a la comida y sabrá bien.

5. Aplanar los huecos de la alfombra

Cuando durante varios meses o años un mueble está encima de la alfombra queda una marca difícil de ocultar. Esos huecos que dejan el sofá, la mesa u otros mobiliarios pesados no son para nada estéticos.

Puedes solucionar este problema si colocas unos cuantos cubos de hielo sobre las marcas. Cuando se hayan derretido, pasa un cepillo y observa cómo la marca desaparece.

6. Para atenuar arrugas y acné

Los cubos de hielo pueden ser un tratamiento eficiente para los granitos y las líneas de expresión. Cada noche lávate bien la cara, envuelve un hielo en un paño limpio y aplica sobre la zona afectada durante unos cinco minutos.

Al día siguiente el acné habrá reducido bastante. En el caso de las arrugas el frío estimula la circulación sanguínea. Puedes masajear la dermis con un hielo todos los días para atenuar o evitar nuevas líneas de expresión y arrugas.

7. Reducir el sabor del jarabe

llagas hielo

Aunque casi todos los medicamentos que nos recetan vienen en forma de pastilla, aún hay algunos cuya presentación es en jarabe y no tienen un sabor agradable. Para evitar esto, chupa un trozo de hielo unos segundos antes de ingerir el remedio para que la lengua se adormezca y sea menos sensible al sabor.

8. Planchar arrugas

Este truco te puede servir por ejemplo para las camisas que se arrugan tan fácilmente. Enciende la plancha y envuelve un cubo de hielo en un paño. Frota sobre las arrugas con este último y luego plancha como de costumbre. En una sola pasada la ropa dejará de estar arrugada.

Visita este artículo:El significado de las arrugas del rostro y cómo prevenirlas

9. Deshinchar ojos

Si te has desvelado, has llorado mucho o cualquier otro motivo que haya hinchado tus ojos los cubos de hielo te pueden ser de utilidad. Simplemente envuelve en un paño y apoya sobre los párpados durante dos minutos mientras masajeas con movimientos circulares suaves.

10. Reducir el dolor de la depilación

Hielo

Si usas depilación con cera sabrás que en ciertas zonas la técnica puede ser bastante dolorosa. Arrancar los vellos de raíz no es algo muy agradable pero la buena noticia es que se puede reducir el dolor de los tirones con cubos de hielo.

Envuelve algunos en un paño y aplica en la zona que quieras depilar. Este truco es más eficaz en áreas pequeñas como las axilas o las cejas. Otra opción es aplicar después de depilar para calmar el escozor.

11. Evitar las ampollas por quemaduras

Si te has quemado con el horno o con la plancha o te has pasado con las horas tumbada al sol el hielo calma el dolor, la hinchazón y el enrojecimiento de la piel. Además evita que se formen las tan molestas ampollas. Aplica directo el cubo de hielo sobre la zona afectada.

También se puede usar para disminuir los moratones cuando nos golpeamos o nos caemos. El frío cierra más rápido los capilares y las marcas de la contusión se reducen.

Te puede gustar