Usos de la cáscara de banana

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
La cáscara de banana tiene múltiples propiedades, que la hacen ser garante de múltiples usos en el hogar y la salud. Pero hay pocas evidencias científicas de ello.

Seguramente has oído hablar de las bondades de la banana o plátano. Sin embargo, ¿sabías que su cáscara se aprovecha para diferentes usos? No sólo para la salud o la estética, sino también para el hogar. Esto se debe a que, según algunos estudios, tiene propiedades antifúngicas, antibióticas y enzimáticas. Conoce más en el siguiente artículo.

Usos del plátano en el hogar

Tradicionalmente han sido muchos los usos que se han dado a la cáscara de este alimentos en la casa. Popularmente, sin que haya evidencias científicas de su eficacia, se ha empleado para:

  • Lustrar los zapatos: frotando una cáscara de banana contra tus zapatos podrás sacarle brillo en instantes.
  • Pulir cubiertos de plata: si deseas que tus tenedores, cuchillos y cucharas estén relucientes, sobre todo los de plata, no dudes en usar cáscara de plátano.
  • Como alimento del compost: si tienes una composta donde colocas los residuos orgánicos, no dudes en “llevarles de presente” a las lombrices banana, que les encanta.

Platano maduro

  • Como fertilizante para las plantas: puedes colocar cáscaras de plátano en un frasco grande de vidrio y añadir agua. Luego algunas plantas acuáticas, que estarán más que cuidadas gracias a sus nutrientes. Algunas personas optan por disponer rodajas de cáscara sobre la tierra de las macetas.
  • Como repelente de pulgones y áfidos: corta en pequeños trozos la cáscara y entiérrala debajo de los rosales y arbustos similares. Hará que las enfermedades más frecuentes de las plantas no las afecten.
  • Atraer mariposas a tu jardín: si quieres que la belleza de las mariposas inunde tu jardín, no dudes en colocar trozos de plátano, ya que lo dulce las atraerá. No existen evidencias de ello.
  • Limpiar las hojas de las plantas: frota con la cáscara de plátano, usando el lado interno si deseas que las hojas de tus plantas siempre estén hermosas y bien limpias.
  • Atrapar polillas en el interior de tu casa: así como ocurre con las mariposas, las polillas se sentirán atraídas por el azúcar de la cáscara de plátano. No existen evidencias de ello.

El plátano, por su riqueza en potasio ayuda a equilibrar el agua del cuerpo al contrarrestar el sodio.

  • Conservar la jugosidad de la carne: sobre todo para la pechuga de pollo, antes de colocarla en el horno o cacerola.
  • Purificar el agua: popularmente se cree que la cáscara de plátano absorbe las toxinas en los ríos que están contaminados, sobre todo de metales pesados.
  • Atraer pájaros: según la creencia popular, a estos animales les encanta el sabor dulce de las bananas. Coloca unos trocitos en tu ventana, jardín, balcón o realiza una plataforma específica para que puedan volar hasta allí a buscar sus golosinas.

Usos del plátano para la salud y estética

Popularmente, la utilidad que se le ha dado a la piel de esta fruta para la salud y la estética, sin que existan evidencias que lo avalen, ha sido la de:

  • Blanquear los dientes: frota la cáscara de la banana (la parte interior) contra tus dientes periódicamente para que se vean más blancos. Reiteramos que esto es una creencia popular, por lo que es preferible que laves tus dientes habitualmente con tu pasta dentrífica habitual y acudas al dentista periódicamente.
  • Mascarilla facial: los nutrientes de la cáscara de plátano ofrecen sus encimas para que tu puedas disfrutar de una piel mucho más saludable. Lava bien el rostro con agua y jabón neutro. Aplica por toda la cara, deja secar y luego enjuaga con agua templada.
  • Disminuir la irritación o picazón: según la creencia popular, cuando te pica un mosquito o una hormiga, es bueno mantener aplicada una cáscara de banana en la picadura por algunos minutos. También se cree que pede usarse en los casos de raspaduras pequeñas o contacto con la hiedra que causa sarpullido. Ante cualquier anomalía en la piel, recuerda acudir inmediatamente a tu dermatólogo, él te indicará qué hacer.

el-platano

  • Como alimento: en la cocina asiática, sobre todo la hindú, se comen crudas o cocidas. Puedes encontrar recetas interesantes y deliciosas.
  • Para quitar verrugas naturalmente: según la creencia popular colocar una cáscara de plátano sobre una verruga y fijarla con una cinta o venda durante varios días, hará que, al cabo de una semana aproximadamente, la verruga se caiga sola.
  • Para extraer una astilla: al igual que para lo anteior, se considera popularmente que si te has clavado una astilla de madera, se debe realizar lo mismo que para las verrugas. Las encimas de la cáscara actuarán como un expulsor natural del agente extraño que está “molestando”.
  • Para eliminar el acné: a pesar de que no existen evidencias científicas de ello y que es recomendable ir al dermatólogo, se cree que es saludable frotar por tu rostro todas las noches con una cáscara de plátano.
  • Para tratar magulladuras: si eres de los que por nada sacan moratones en la piel, la cáscara de plátano puede ayudarte. Sólo tienes que colocar un trozo en el lugar donde te has golpeado y dejar que los nutrientes hagan su “magia”. Tampoco hay evidencias científicas de ello.

platano

  • Para prevenir arrugas: aunque no hay estudios que lo avale, se cree que esto se debe a que la cáscara de banana tiene mucha cantidad de potasio, hierro, magnesio y vitaminas A, B y E. Colócal en trozos directamente sobre la piel (sobre todo la de la frente).
  • Para el cabello dañado: coloca trozos de cáscara de banana en el recipiente de champú o acondicionador y con ello lava a diario como de costumbre. Otra buena idea es pasar por la licuadora con un poco de agua y aplicar como mascarilla durante 30 minutos, después enjuagar y lavar como siempre. No hay evidencias científicas que lo demuestren.
  • Para tratar el cutis seco: mezcla una cáscara de banana cortada en rodajas con una cucharada de bicarbonato de sodio. Pasa por la licuadora con un poco de agua y aplica en el cuello y el rostro. Deja que actúe por 20 minutos y enjuaga con agua fría. No hay evidencias científicas que lo demuestren.
  • Para hidratar la piel: puedes macerar la cáscara de un plátano con medio pepino y la pulpa de un mango. Colocar en las zonas a hidratar y enjuagar después de media hora con agua templada. No hay evidencias científicas que lo demuestren.