8 usos del aceite esencial de incienso que te gustará saber

El aceite esencial de incienso tiene propiedades medicinales que se pueden aprovechar en muchos tratamientos naturales. Sin embargo, se debe usar en mínimas cantidades.

Los múltiples usos del aceite esencial de incienso se han aprovechado desde la antigüedad como parte de la medicina alternativa y la cosmética natural. Este producto se obtiene de la resina del árbol Boswellia Carterii o Boswellia Sacara, que se cultiva en gran medida en las regiones árabes. De hecho, es uno de los ingredientes más venerados en Medio Oriente, dado que se emplea desde hace miles de años en ceremonias religiosas.

Sus aplicaciones se han extendido por el mundo y hoy se cataloga como uno de los mejores aceites para la salud. En sus países de origen lo siguen empleando, pero también se ha extendido a otros lugares del mundo. ¿Aún no lo has probado en tu casa? Si desconoces cuáles son sus principales usos, no te pierdas la información que te compartimos a continuación.

Usos del aceite esencial de incienso que debes conocer

El aceite esencial de incienso se puede utilizar mediante inhalación o absorción a través de la piel. Casi siempre se combina con un aceite portador, ya que por sí solo puede ser demasiado fuerte.

Desde hace muchos siglos se ha empleado para relajar el sistema nervioso. Al parecer, su aroma particular tiene un efecto positivo en la transmisión de mensajes al sistema límbico cerebral. 

Unas pocas gotas del aceite pueden ser suficientes para obtener muchos beneficios. Sin embargo, no se debe ingerir en grandes cantidades, ya que en exceso puede ser tóxico. Repasamos en detalle algunos de sus usos principales para que tengas varias razones para incluirlo dentro de tu botiquín.

Ver también: El incienso contra la ansiedad y la depresión

1. Baño para el estrés

Baño para el estrés.

Uno de los principales usos del aceite esencial de incienso es el tratamiento de la ansiedad y el estrés. Al añadirlo en una tina con agua caliente produce una agradable sensación de tranquilidad que frena estas emociones.

2. Limpiador para el hogar

Las personas que prefieren los productos ecológicos para desinfectar pueden encontrar un excelente aliado en el aceite esencial de incienso.Sus propiedades antimicrobianas remueven los microorganismos de cualquier superficie, incluso mejor que otros productos convencionales. Su mezcla con otros aceites, o diluido en agua, es suficiente para desodorizar y limpiar profundamente los espacios interiores de la casa.

3. Remedio para la indigestión

Digestión pesada.

Una de las propiedades medicinales más reconocidas del este ingrediente es su capacidad para aliviar las molestias digestivas. Es antiinflamatorio y antiespasmódico, lo que beneficia el control de la indigestión. Con este fin se puede consumir diluido en agua, sin superar una dosis de tres gotas. También se puede combinar con miel para potenciar sus efectos calmantes.

4. Antiséptico natural

Muchos no se imaginan que uno de los usos del aceite esencial de incienso es la desinfección de pequeñas heridas. Sus propiedades eliminan la presencia de microorganismos infecciosos y aceleran el proceso de recuperación de la piel. En estos casos es necesario su mezcla con un aceite portador, como de oliva o jojoba, ya que su uso directo puede ser un poco agresivo para la dermis.

5. Tratamiento para los resfriados

Resfirado sin abrigo.

Los poderes aromáticos de este ingrediente se pueden aprovechar en el tratamiento de los resfriados y demás problemas respiratorios. Su inhalación a través de vaporizaciones o masajes produce un efecto calmante en el pecho y los pulmones, por lo que actúa de forma positiva contra la congestión.

Los vapores se pueden obtener añadiendo el aceite en agua hirviendo. Si se opta por usar masajes, basta con combinar unas gotas con aceite de almendras o coco.

6. Antiinflamatorio y calmante

Los pacientes con enfermedades en las articulaciones y músculos pueden beneficiarse de múltiples formas gracias a este aceite esencial. Contiene compuestos activos con acción antiinflamatoria y analgésica que disminuyen los dolores. Su aplicación reactiva la circulación y reduce las dificultades de movimiento.

Además de esto, es una solución efectiva para los dolores de cabeza y espalda. Su uso en aromaterapia ayuda a reducir las tensiones para calmar estas molestias.

Lee también: Tratamiento para fortalecer los huesos y las articulaciones

7. Remedio para dormir

Dormir.

El aceite esencial de incienso relaja el sistema nervioso y ayuda a disminuir esas emociones que afectan, de una u otra forma, la calidad de sueño. Sus activos naturales abren los conductos respiratorios y evitan molestias como la congestión y los ronquidos. Es perfecto para ayudar al cuerpo a alcanzar una temperatura apropiada para dormir.

8. Cosmético para la piel

Combinado con un aceite o loción hidratante, este aceite esencial puede mejorar la calidad de la piel, disminuyendo la presencia de acné, manchas e imperfecciones. Sus compuestos tonifican los tejidos y previenen la aparición de arrugas prematuras.

Gracias a sus aportes de ácidos grasos y antioxidantes, es ideal para cicatrizar y minimizar las agresiones causadas por el sol. Estos usos del aceite esencial de incienso no producen efectos secundarios. A pesar de esto, cabe agregar que tiene efectos diluyentes en la sangre. Por lo tanto, no es conveniente su uso en caso de enfermedad hemorrágica o consumo de medicamentos anticoagulantes.

¿Lista para aprovechar sus propiedades? No dejes de adquirirlo en tiendas herbolarias o naturistas. Asegúrate de elegir presentaciones 100% naturales y no fragancias.