Usos del bicarbonato de sodio en nuestra piel y cabello

El bicarbonato de sodio puede convertirse en uno de tus grandes aliados de belleza. Descubre las múltiples maneras en las que puedes utilizarlo.

El bicarbonato de sodio es un producto muy económico que se ha hecho famoso por sus usos en gastronomía y medicina. Lo que muchos aún desconocen es que este producto, tan fácil de conseguir en el mercado, también es uno de los mejores aliados de belleza. Hoy descubriremos cómo utilizar el bicarbonato de sodio en nuestra piel y cabello.

Las rutinas de belleza caseras nos pueden ayudar a marcar la diferencia en nuestra piel como en el cabello. No hace falta gastar grandes sumas de dinero en costosos tratamientos en el salón de belleza, pues con un producto tan económico como el bicarbonato de sodio podemos mantener la piel radiante y el cabello saludable. Si aún no conoces cómo puedes utilizar el bicarbonato de sodio en tu piel y tu cabello, no te pierdas lo que sigue a continuación.

Exfoliante natural

Uno de los usos del bicarbonato de sodio en nuestra piel y cabello es como exfoliante. Sus propiedades naturales hacen que actúe como un exfoliante natural que permite eliminar las células muertas que se quedan adheridas a la piel. Esto puede utilizarse en la piel del cuerpo, la del rostro y el cuero cabelludo.

Para beneficiarnos de este exfoliante natural hay que mezclar tres partes de bicarbonato de sodio por una de agua y frotar para eliminar las células muertas. Como resultado obtendremos una piel suave, fresca y más clara.

Manos de seda

Manos

La piel de las manos puede verse maltratada por el contacto que estas tienen todo el tiempo con diferentes productos químicos y otros agentes contaminantes del medio ambiente.

Para suavizar la piel de las manos y eliminar las células muertas simplemente debemos preparar una pasta con un poco de bicarbonato y una cucharada de miel, la cual frotaremos por todas las manos incluyendo las uñas. Pues las uñas, como bien señala la publicación Uñas, están formadas por una lámina compuesta por células muertas.

Desodorante natural

Otro de los usos del bicarbonato de sodio en nuestra piel y cabello es como desodorante. Este producto es un potente neutralizador que ayuda a combatir esos molestos olores que surgen de la transpiración.

Lee: 4 desodorantes naturales para deshacerse del mal olor en las axilas

Para crear nuestro desodorante natural, debemos agregar media taza de bicarbonato de sodio en la tina (bañera) con agua caliente y utilizarlo durante el baño. Notaremos la diferencia.

Combatir el acné

El acné es uno de los problemas que más afectan nuestra belleza y nuestra autoestima. Para combatir los molestos granitos del acné debemos hacer una pasta de bicarbonato de sodio con algunas gotas de limón y aplicarla directamente sobre el grano.

Este tratamiento realizaremos por la noche ya que, si nos exponemos al sol, podrían salirnos manchas en la piel. Puede ser utilizado tanto por adolescentes como por aquellas personas que sufren acné adulto.

Eliminar los puntos negros

El bicarbonato de sodio es  un producto muy efectivo para eliminar los molestos puntos negros que suelen aparecer con frecuencia en la zona T del rostro, ya que su textura áspera ayuda a limpiar profundamente los poros obstruidos.

Puntos negros en el rostro.

Para limpiar los puntos negros debemos mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con un poco de leche y aplicarlo en la zona afectada. Lo dejamos actuar durante 15 minutos y enjuagaremos con agua tibia.

Eliminar los excesos de grasa del cabello

Un cabello graso suele lucir como si todo el tiempo estuviera sucio. Además, es más difícil de manejar y nos resulta muy desagradable por el exceso de aceite. Para eliminar esos excesos de grasa en el cabello y cuero cabelludo podemos utilizar las propiedades del bicarbonato de sodio que nos ayudarán a limpiar y mantener el cabello más fresco.

Descubre: Cómo eliminar la grasa del cabello

Lo único que debemos hacer es mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio con nuestro champú habitual y utilizarlo como de costumbre, pero dejándolo actuar unos minutos adicionales. Después, enjuagaremos con agua fría. Es importante utilizar este tratamiento varias veces a la semana para obtener buenos resultados.

Cabello limpio y brillante

El último de los usos del bicarbonato de sodio en nuestra piel y cabello es para lucir un pelo mucho más sano y brillante.  El bicarbonato de sodio ayuda a limpiar el cabello para eliminar excesos de grasa e impurezas. Además, nos permitirá eliminar las siliconas que están presentes en muchos productos para el pelo.

Para aplicarnos este tratamiento debemos diluir una cucharadita de bicarbonato de sodio en 5 cucharadas de agua y extender la mezcla por todo el cuero cabelludo.  Posteriormente, vamos a diluir una cucharada de vinagre de manzana en una taza de agua y aplicaremos la mezcla de la raíz a las puntas de tu cabello.

Todas estas opciones de usos del bicarbonato de sodio en nuestra piel y cabello son naturales. Si buscabas alternativas y una opción económica como producto de belleza el bicarbonato se convertirá en uno de tus imprescindibles.