12 usos del bicarbonato de sodio para la limpieza del hogar

A continuación te presentamos los 12 usos del bicarbonato de sodio en la limpieza del hogar y te comentamos por qué debes aprovecharlo como aliado.

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los usos del bicarbonato de sodio? Seguramente habrás notado que se utiliza en cocina (desde platos salados hasta postres), en la industria farmacológica, en cosmética…  y también en un ámbito que nos interesa a diario: la limpieza del hogar.

El bicarbonato de sodio reacciona muy bien combinado con otras sustancias. Por ejemplo, a la hora de limpiar, se puede mezclar con un poco de zumo de limón y agua, o añadir a un detergente para potenciar su acción limpiadora.

El bicarbonato de sodio es muy versátil y se puede utilizar en casi todos los ámbitos del hogar.

Usos del bicarbonato de sodio

Principales usos del bicarbonato de sodio

El bicarbonato se usa normalmente para eliminar de impurezas, en especial, grasa. Pero se puede usar en muchas otras ocasiones, como:

  • Primeros auxilios: para tratar quemaduras con ácidos.
  • Higiene personal: como pastas de dientes y enjuagues bucales.
  • Insecticida (es ideal para matar cucarachas) y fungicida.
  • Sirve para aumentar la alcalinidad, por lo que resulta un excelente elemento para añadir al agua de las piscinas.
  • Para sofocar incendios, especialmente de tipo C, es decir, los generados por alta tensión eléctrica.

Lee también: Beneficios de tomar agua con vinagre y bicarbonato antes de las comidas

Usos del bicarbonato de socio para la limpieza del hogar

1. Lavar ollas, sartenes y platos

Añade unas dos cucharadas de bicarbonato de sodio a tu jabón para lavar platos normal. Sirve para ayudar a eliminar la grasa más fácilmente. Si la grasa o  restos de comida están muy agarrados, déja reposar los utensilios en agua con esta mezcla. Utiliza esponja húmeda para evitar rallones.

Bicarbonato de sodio.

2. Limpiar superficies

Puedes utilizarlo para limpiar azulejos, tinas de baño, sumideros, etcétera. Echa un poco sobre una esponja húmeda y luego frotando sobre las superficies. Para mejores resultados, hazuna pasta con bicarbonato de sodio y tu jabón de limpieza habitual. Aplica y déjala reposar por 5 minutos, luego enjuaga con agua.

3. Limpiar el microondas

Usos del bicarbonato de sodio para limpiar el microondas

Espolvorea una esponja con bicarbonato y pásala por todo el interior. Humedece la esponja y limpia. Es ideal para retirar restos de comida.

4. Limpiar el horno

La parte baja del horno suele también acumular restos de comida y salsas. Para eliminarlos, espolvorea bicarbonato de sodio en la parte inferior del horno. Rocía con agua y deja que actúe durante la noche. Por la mañana, frota y retira con una esponja, la suciedad saldrá fácilmente.

5. Limpiar muebles y paredes

Para eliminar manchas de pintura y lápices, frota el bicarbonato de sodio sobre la superficie o la pared con una espoja húmeda.

6. Limpieza de suelos

Disuelve media taza de bicarbonato de sodio en un balde con agua tibia. Pasa un trapo mojado y aclara con un trapo limpio. Dejará el suelo limpio y brillante.

Usos del bicarbonato de sodio.

7. Limpiar las cortinas de la ducha

Suelen tener residuos de sarro y jabón. Para eliminarlos, espolvorea una esponja con bicarbonato, frota la cortina y enjuaga. 

8. Abrillantar cubiertos de metal

Es un remedio excelente para eliminar las impurezas que hacen que el metal se vea opaco. Mezcla 3 partes de bicarbonato de sodio con 1 parte de agua. Frota el metal con un trapo limpio y ¡listo!

9. Limpiar manchas de café y té

Ayuda a quitar esas manchas imposible de café y té, especialmente en la ropa blanca o de colores muy claros. También elimina los olores en las tazas. Si la mancha es rebelde aplica el bicarbonato directamente con una esponja.

Ver también: Cómo consumir bicarbonato para combatir la acidez

10. Potenciar el detergente líquido

El bicarbonato le da un mayor equilibrio al pH del agua, lo cual ayuda a dejar la ropa más limpia, fresca y brillante. Añade 1/2 taza a cada lavado con tu detergente líquido.

11. Eliminar manchas de aceite y grasa

Aquí basta con espolvorear la superficie o prenda manchada y limpiar con un cepillo.  

12. Eliminar malos olores de las esponjas

Prepara una solución concentrada de bicarbonato de sodio y sumerge las esponjas para deshacerte de la suciedad y mal olor.