7 usos fascinantes del carbón en el hogar

Lejos de servir solo para hacer fuego o en el jardín, el carbón puede sernos de gran utilidad para cuestiones tan dispares como blanquear los dientes o eliminar los malos olores

Creemos que el carbón solo se usa para encender un fuego y hacer una parrillada o incluso para calentar nuestra casa. Sin embargo tiene muchas más utilidades de las que podemos imaginar.

En este artículo os contamos cuáles son los principales usos del carbón en el hogar. ¡Se convertirá en tu mejor aliado!

Sorprendentes usos del carbón en casa

El carbón es un elemento que no puede faltar en tu hogar, ya que sirve como purificador del aire, ayudante en el jardín y hasta para dibujar con tus hijos.

Presta atención a sus usos más interesantes:

1. Eliminar el moho

Si tienes problemas de humedad en casa no dudes en usar carbón para acabar con ellos. Cuando hay pequeñas fugas en las paredes, techos o pisos no vale con ventilar o limpiar a fondo.

Es preciso eliminar el moho para siempre. Los baños, lavabos y sótanos son los ambientes más propensos a estar húmedos y con olor desagradable.

La buena noticia es que el carbón te puede ayudar y quitar la humedad por completo.

Una vez que hayas limpiado bien con lavandina, bicarbonato de sodio o vinagre, el siguiente paso es dejar que el carbón haga su trabajo.

manos con carbón
Es muy simple: coloca un recipiente con algunos trozos en las áreas afectadas. Puede ser debajo de la cama, en el armario o en el cuarto de lavado.

El carbón irá absorbiendo la humedad y haciéndose cada vez más pequeño. Cambia cuando hayan desaparecido.

2. Ayudar en la huerta y jardín

Si tienes un lindo terreno que te da demasiado trabajo y los resultados no son los que esperas puedes pedir ayuda a este excelente jardinero natural.

Por ejemplo, cuando el compost tiene olor a amoniaco es porque necesita carbono. No dudes en mezclar un poco de carbón con los residuos orgánicos.

Si lo rompes en pedazos pequeños y los esparces por encima del césped y troncos de flores y árboles lograrás que tus plantas estén húmedas todo el tiempo y eliminarás las malas hierbas.

cuchara con carbón
Si tienes flores dentro de casa puedes hacer que duren más tiempo. Basta con colocar un pequeño trozo de carbón en el fondo de la maceta o florero, echar agua o tierra y luego poner las plantas.

Es especialmente recomendado para las orquídeas (bastante sensibles y delicadas) porque se beneficiarán con la alcalinidad que aporta el carbón.

3. Purificar el agua

El carbón atrapa las impurezas que se encuentran en el agua (residuos industriales, químicos, pesticidas, etc.). Por ello se recomienda usarlo en casas donde la calidad hídrica no sea la mejor.

También puede emplearse en el caso de irse de campamento para filtrar agua de arroyos o ríos. Eso sí, ten en cuenta que no elimina las bacterias, los virus o los minerales.

carbon para purificar el agua

4. Mantener muebles y herramientas

Si tienes muebles o pisos de madera oscura seguramente sufrirás cada vez que aparece una mancha o imperfección no tan fácil de quitar.

Para no tener que salir corriendo a buscar un experto puedes frotar la superficie con carbón y “tapar” el problema hasta que lo repares por completo.

En el caso de las herramientas sirve para evitar que se llenen de óxido o se echen a perder cuando no las usamos demasiado.

Es perfecto para los utensilios del jardín. Puedes frotarlos directamente después de usarlos, o bien colocar un trozo de carbón en la caja donde los guardas.

5. Eliminar malos olores

¿La nevera, el tacho de basura o el recipiente de la ropa sucia huelen realmente mal? Usa carbón y santo remedio.

Al igual que sucede con la humedad, este milagroso elemento tiene la capacidad de absorber los olores fuertes de ciertos espacios.

Pon en un cuenco o en una bolsa de organza un puñado de carbón y deja en los lugares donde se siente el hedor.

No tendrás que preocuparte por cómo huele tu hogar nunca más.

6. Blanquear los dientes
dentífrico casero de carbón vegetal

Si deseas tener los dientes perfectamente blancos como los que aparecen en los comerciales de dentífricos puedes emplear carbón, dado que es uno de los mejores remedios caseros que existen.

Puede parecerte extraño pero, una vez que pruebes esta receta, no volverás a preocuparte por el aspecto de tus piezas dentales.

  • Simplemente tienes que despedazar un trozo de carbón en un cuenco y humedecer el cepillo de dientes.
  • Introdúcelo en el recipiente y cepilla como de costumbre.
  • Friega bien en las áreas más manchadas.
  • Enjuaga con abundante agua tibia y repite todos los días.

7. Dibujar con tu familia

Si tus hijos están aburridos porque es invierno o llueve, puedes hacerlos dibujar con carbón en un cartón o papel. Sacarán a relucir sus dotes artísticas y lo pasarán de maravillas.

Eso sí, ¡ten cuidado de que no se les ocurra “dejar su marca” en las paredes, muebles o pisos porque quizás sea difícil eliminar las manchas!

Si es verano y los pequeños están en de vacaciones pero no quieres que se lo pasen encerrados con el ordenador, puedes usar el carbón para dibujar en la acera los mismos entretenimientos que te encantaban de niña como, por ejemplo, la rayuela.

Otros usos interesantes del carbón:

  • Antídoto contra sustancias venenosas.
  • Alivio de la hinchazón abdominal y las flatulencias.
  • Desintoxicante digestivo.
  • Ungüento para picaduras y mordeduras.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar