Usos del vinagre blanco en la limpieza de la ropa: ¡Qué gran idea!

Valeria Sabater · 5 octubre, 2016
El vinagre blanco nos ayuda a intensificar los colores de la ropa y a mantener un blanco impoluto. Además, no tenemos que preocuparnos por su olor, puesto que desaparece

Estamos seguros de que tienes vinagre blanco en casa. Si es así, debes saber que cuentas con un maravilloso aliado para la limpieza de la ropa. Además, te permitirá ahorrar enormemente en tu lista de la compra.

No solo gastaremos menos dinero en suavizantes o detergentes, sino que contribuiremos a mantener un hogar más ecológico y respetuoso con nuestro planeta.

El vinagre blanco es, básicamente, vinagre destilado a partir de la fermentación del alcohol puro de caña de azúcar, de maíz o de malta. Ahora bien, te gustará saber que tiene muchos más usos que el de aderezar nuestras ensaladas.

Su elaboración lo hace muy útil tanto para la limpieza del hogar como para elaborar lociones faciales. Es un potente limpiador que, a su vez, respeta la epidermis y elimina cualquier bacteria o elemento tóxico.

Toma nota sobre cómo el vinagre blanco puede ayudarte en el día a día con la limpieza de tu ropa.

El vinagre blanco te ayuda a recuperar el color de tu ropa

Toallas

El vinagre blanco no solo respeta el color de la ropa, sino que ayuda a intensificar su tonalidad apagada por el uso de detergentes.

Para conseguirlo, solo tienes que llenar el departamento del suavizante de tu lavadora con un poco de vinagre blanco.

No tengas miedo de que la ropa adquiera olor a este producto. Generalmente, el ciclo de la lavadora y el propio detergente harán que no quede ni rastro de su característico olor.

El vinagre blanco puede sustituir a tu suavizante

El uso del suavizante deja pequeñas secuelas en nuestra ropa y también en la lavadora. Si te fijas bien te darás cuenta de que el suavizante tiende a estropear la ropa elástica o aquellas zonas que llevan algún tipo de goma.

  • Para llevarlo a cabo no tienes más que seguir el mismo procedimiento que en la propuesta anterior: añade vinagre blanco en el compartimento donde sueles poner el suavizante.

La cantidad dependerá de los kilos de ropa que tengas en el tambor de la lavadora.

Evita que tu ropa tenga pelusas

Seguro que te ha pasado alguna vez. Acabas de comprarte un suéter o un pijama y, al cabo de unos lavados, empieza a tener las clásicas pelusas.

Para evitar que esto ocurra, no lo dudes: un poco de vinagre blanco y el tejido de tu ropa durará mucho más en mejores condiciones.

El modo de conseguirlo es igual de sencillo: Cuando la lavadora esté ya en el último ciclo del enjuague, añade medio vaso de vinagre blanco (100 ml). Verás qué buen resultado.

Ropa con muy mal olor o con “olor a armario”

secar ropa dentro de casa

La ropa que sacamos de la temporada anterior siempre tiene el clásico olor a moho o a armario que tanto cuesta eliminar.

Asimismo, algo que nos ocurre muy a menudo es que nos olvidamos la ropa dentro de la lavadora durante la noche. Al día siguiente, el olor es insufrible.

  • Para eliminar estas “fragancias” tan incómodas y asegurarnos de que el tejido de la ropa tenga un olor a limpio y a fresco, la respuesta es el vinagre blanco.

Una vez más, solo tienes que añadirlo en el departamento del suavizante durante tus lavados. La solución, como ves, es realmente sencilla.

Eliminar manchas de sudor

En ocasiones, y en especial en la ropa blanca y más delicada, suelen quedar las molestas marcas de sudor. Para eliminarlas solemos recurrir a productos agresivos que, con el tiempo, estropean el tejido.

Podemos evitar este problema tan común de una forma muy sencilla:

  • Aplica una cucharada de vinagre blanco (10 ml) diluido en un vaso de agua tibia (200 ml) en el cerco de la axila de esa prenda de ropa.
  • Friega unos segundos y, después, deja que repose unos 10 minutos.
  • Seguidamente, lava la prenda con normalidad en tu lavadora. Verás qué resultado tan fabuloso.

Vinagre blanco para alargar la vida útil de tu lavadora

Vinagre blanco para limpiar tu lavadora

Este consejo es conocido por todos. Una forma de alargar la vida útil de la lavadora es hacer un lavado solo con agua y vinagre blanco una o dos veces al mes. 

A su vez, para mantener la calidad de las gomas de la lavadora y eliminar ese jabón o moho adherido, nada mejor que un trapo humedecido con vinagre blanco para dejarlas como nuevas.

El uso regular de este producto nos ayudará e evitar malos olores y, ante todo, a alargar la vida de estos electrodomésticos.