Usos increíbles de algunas cáscaras de fruta: ¡Descúbrelos!

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Valeria Sabater
· 30 diciembre, 2018
¿Sabías que la patata tiene propiedades muy similares a las del pepino? Para desinflamar los párpados y hacer que desaparezcan las ojeras, prueba a colocarte la cáscara de ese tubérculo debajo de los ojos.

Normalmente, asociamos las cáscaras de frutas a esa parte que acabamos echando en la basura orgánica. Casi nunca son objeto de nuestra atención. Probablemente, no se te haya ocurrido preguntarte siquiera qué podrías hacer con la cáscara de la piña, por ejemplo.

De la piel de la manzana, sabemos, sin embargo, que es muy nutritiva. De hecho, algunas personas las comen. Pero, rara vez reutilizamos las cáscaras más duras. ¿Qué hacer, pues, con las cáscaras de la naranja o del pomelo? Hoy, en nuestro espacio, te invitamos a que sigas estos prácticos y sencillos consejos que te van a servir para sacar provecho de esta parte de la fruta que antes desechabas. Toma nota.

1. Infusión de cáscara de manzana y piña con canela, para bajar de peso

La infusión que se hace a partir de la cáscara de la manzana y la piña es un remedio para adelgazar, económico, sano y de fácil preparación que puedes beber de 2 a 4 veces por semana. Debes tomarla siempre por las mañanas, al levantarte. Para prepararla, sigue estos sencillos pasos:

Ingredientes

  • la piel de 1 manzana
  • 100 g de cáscara de piña
  • 1 ramita de canela (3 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Lava bien las cáscaras mientras pones el agua a calentar.
  • Una vez llegue a ebullición, añade las cáscaras de frutas junto con la ramita de canela. Para que te sea más fácil, si lo deseas, antes puedes cortar en trozos más pequeños las cáscaras de la piña y la manzana.
  • Permite que infusionen durante 25 o 30 minutos. Pasado ese tiempo, apaga el fuego y deja que repose otros 10 minutos.
  • Decanta contenido y quédate con el agua. Verás que huele muy bien. Ahora solo tienes que endulzar con la miel… Y, ¡a disfrutar! Te ayudará a depurar el organismo.

2. Exfoliante natural a base de piel de plátano y azúcar

platanoUna forma rápida de revitalizar tu piel, tonificarla y eliminar toxinas e impurezas del día a día es preparar este sencillo remedio a base de cáscara de plátano. ¿Sorprendida? Ha llegado el momento de no desechar más, las cáscaras de fruta. Este sencillo truco podría ser parte de tu rutina cotidiana de belleza. Toma nota de lo que necesitas:

Ingredientes

  • cáscara de 1 plátano
  • 1 cucharada de azúcar (15 g)

Preparación

  • Empezaremos preparando cada lámina de la cáscara del plátano. Divídela en tres partes y córtala en forma de grandes cuadrados.
  • Ahora, deja caer un poco de azúcar sobre cada uno de esos cuadrados.
  • Vayamos poco a poco: Aplica sobre tu rostro, la primera «almohadilla» hecha a base de piel de plátano y azúcar. Y masajéalo enérgicamente, describiendo pequeños círculos con tus dedos.
  • Cuando hayas acabado con uno, prosigue con el otro.
  • Al terminar, enjuágate la cara con agua tibia y aplícate la crema hidratante que usas habitualmente. Advertirás los resultados casi de inmediato.

¿Quieres saber más? No tires nunca las cáscaras de plátano y naranja.

3. Cáscaras de patata para las ojeras

Las cáscaras de patata o papa pueden funcionar como un recurso cosmético muy útil. ¿Adivinas para qué? Pues, para corregir las ojeras. Esta parte del tubérculo tiene propiedades suavizantes y desinflamantes. No dudes en reutilizarlas siempre que las necesites. Hazlo por la cara interna de la cáscara; es decir, la parte que está en contacto con la pulpa de la patata.

Ingredientes

  • la cáscara limpia de 1 patata

Preparación

  • Es importante que cortes la piel de la patata en rectángulos cuyo tamaño ha de corresponderse con la anchura del área que se encuentra debajo de los ojos. El resultado ha de ser parecido al de unas almohadillas que colocarás en esa zona.
  • Una vez tengas listas las cáscaras de las patatas, límpialas bien y aplícalas sobre las ojeras durante 15 o 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, retíralas y lávate con agua fresca.
  • Verás lo distinto que es el aspecto de tu mirada tras la aplicación de la cáscara de patata sobre la zona indicada.

4. Limpiar la grasa de la cocina con cáscaras de limón

Limpiar-el-horno

Junto con el bicarbonato de sodio, la cáscara de limón es un elemento biodegradable, natural y económico que puedee convertirse en el mejor aliado para el mantenimiento de la limpieza en el hogar. Incluso, después de exprimido, el limón sigue siendo muy poderoso. De ahí que sirva, pues, para limpiar el horno o el grifo de aluminio de la cocina. ¡No lo tires a la basura!

Conviene recordar, no obstante, que la cáscara de limón no es adecuada para limpiar superficies de mármol.

Descubre cómo limpiar el horno con limón.

5. Tintura para telas a base de cortezas de granada

Si hay una fruta atractiva por su color, esa es la granada. Su capacidad para dejar su pigmento en algunos materiales hace que podamos reutilizar su cáscara una vez hayamos consumido las pepitas.

  • Se la puede utilizar, pues, para decorar prendas de ropa hasta huevos de pascua. Para ello, hemos de sumergir la pieza que deseamos tintar en 1/2 litro de agua junto con la cáscara de 2 granadas.
  • Lo llevamos al fuego y dejaremos que el agua se consuma por media hora o una hora, en dependencia del tono que deseemos obtener. Si se tratara de una prenda de ropa, lo mejor será dejarla en remojo en el mismo líquido de la cocción durante la noche siguiente.

Te invitamos a hacerlo. Te encantará el resultado.

Ahora, ya lo sabes: Las cáscaras de fruta poseen muchas más propiedades de las que pensamos. De ahí que sean tantas sus aplicaciones también.

  • Alonso, J. R. (2004). Tratado de fitofármacos y nutracéuticos. Buenos Aires: Corpus.
  • Cañigueral, S. (1998). Plantas medicinales y drogas vegetales para infusión y tisana. Milan: OEMF International.
  • Pamplona Roger, J. (1995). Enciclopedia de las plantas medicinales. Madrid: Safeliz.