4 utensilios de limpieza pequeños para lugares difíciles

Te presentamos algunos utensilios de limpieza pequeños que puedes hacer tú mismo en casa para limpiar todos esos lugares difíciles. ¡No te los pierdas!

Hay muchos lugares del hogar que son difíciles de limpiar y que, por ello, tienden a acumular mayor cantidad de suciedad. Para solucionar esta situación es necesario ingeniar algunos utensilios de limpieza puntuales que nos permitan alcanzar todos esos rincones de difícil acceso. Por supuesto, en lo primero que pensamos es en el súper conocido cepillo de dientes.

Los utensilios de limpieza son instrumentos que, por norma general, deben tener un diseño ergonómico para que su manipulación pueda ser lo más simple (y efectiva) posible; es por ello que una escoba o una escobilla de baño no suponen ninguna dificultad. Su diseño deja muy claro cómo debe ser su utilización y, por ende, no hacen falta instrucciones. Sin embargo, hay quienes han ideado nuevos usos a partir de la experimentación con estos objetos.

Utensilios de limpieza para lugares difíciles

Si en el momento no tienes en casa ninguna herramienta que te facilite la limpieza de los lugares difíciles, lo mejor será improvisar algunas herramientas por cuenta propia. Las que vamos a mostrarte a continuación son muy útiles y fáciles de encontrar. Asimismo, debes saber que un par de ellas podrán ser reutilizables y las otras dos serán desechables.

1. Cepillo de dientes

Todos sabemos que cada tres meses hay que cambiar el cepillo de dientes. Por lo general, tiramos los viejos a la basura y compramos otro nuevo, pero la verdad es que el cepillo viejo aún tiene utilidad. Tan solo deberemos desinfectarlo antes de comenzar a utilizarlo como utensilio de limpieza. Para ello, lo sumergimos durante un par de horas en un vaso con algún desinfectante químico (alcohol del 70% en adelante, preferiblemente, lejía o un detergente mixto) y una parte de agua caliente.

Los cepillos de dientes tienen diferentes utilidades.

El cepillo de dientes es uno de los utensilios de limpieza que más se utilizan para los lugares de difícil acceso. Sus cerdas permiten remover la mugre acumulada sin que esta toque la mano y su mango permite girar en varias direcciones mientras se frota. Por supuesto, al finalizar la limpieza siempre hay que volverlo a desinfectar antes de guardarlo con las demás herramientas. Y como nada es eterno, habrá que renovarlo cuando las cerdas ya no cumplan su función.

2. Guantes de tela de paño

Otro de los utensilios de limpieza que podemos improvisar para limpiar los lugares difíciles en casa son unos guantes de tela de paño o microfibra. Simplemente dibujamos nuestras manos con un marcador sobre un paño de cocina, cortamos y cosemos bien. De esta manera, podremos limpiar con nuestros propios “dedos” las pequeñas ranuras. Por supuesto, la clave está no solo en colocarnos los guantes de paño sino en humedecer la punta de los dedos con algún limpiador apropiado. 

3. Palillos chinos con cabezal de esponja

Y para aquellos lugares prácticamente imposibles de limpiar, te recomendamos que recortes un trozo pequeño de esponja de cocina y lo pegues al extremo de un palillo chino con silicona. De esta manera podrás acceder a esas ranuras súper estrechas que abundan en los rincones, como son las ranuras y carriles de las ventanas.

4. Hisopos

Los palillos chinos que improvisamos anteriormente buscaban imitar la utilidad de los hisopos; estos son elementos que, casi siempre, tenemos disponibles en el baño de nuestra casa. Por ello, podemos recurrir a ellos para limpiar los rincones más difíciles. La única desventaja que tienen es que no son reutilizables. No obstante, se recurre a ellos a menudo para remover el polvo de las teclas del ordenador, por ejemplo, entre otras tareas de limpieza similares.

Los palillos chinos son excelentes limpiadores.

Lee también: 5 ingredientes para limpiar el polvo de los muebles.

Cabe destacar que estos utensilios están pensados para salir del paso cuando no contamos con ninguna herramienta de limpieza específica (aspiradoras, cepillos para esto o aquello, etcétera). Recordemos que hoy en día ya existen muchas herramientas cuidadosamente diseñadas para ayudarnos a alcanzar todos los rincones que necesitamos limpiar. Por otra parte, hay que recordar que la limpieza no depende exclusivamente de la herramienta que se utilice sino del limpiador o detergente.

Una cosa que debemos tener en cuenta para la limpieza de lugares difíciles es el tiempo. Muchas veces, estos lugares tienen un cúmulo de mugre que no puede eliminarse a la primera, por lo que es necesario aplicar un producto de limpieza y dejarlo actuar durante unos minutos antes de proceder a retirar la mugre con ayuda de nuestro utensilio de limpieza seleccionado.