10 utensilios de tu hogar que tienen fecha de caducidad

Sabemos que los alimentos tienen fecha de caducidad. Sin embargo, a veces ignoramos que hay muchos utensilios de uso regular que también merecen ser remplazados cada cierto tiempo por cuestión de higiene y seguridad.

¿Sabías que hay algunos utensilios de tu hogar que caducan tras un periodo de uso? Aunque no tengan una fecha límite definida como ocurre con los alimentos, completan un ciclo en el que resulta conveniente remplazarlos tanto por higiene como por salud.

Si bien a veces lo pasamos por alto, algunos empiezan a ser un foco de ácaros, hongos y otros microorganismos que puede afectar al organismo. Además, sus materiales se van deteriorando y sus funciones dejan de ser tan eficientes.

10 utensilios de tu hogar con fecha de caducidad

Debido a esto es primordial identificarlos y buscar alguna alternativa para sustituirlos lo antes posible. Así, al darles un uso responsable, se evitan molestias como las alergias o las infecciones por hongos. ¿Ya sabes cuáles son? ¡Apunta!

1. Almohadas

Debemos cambiar nuestras almohadas cada dos o tres años.

Las almohadas son elementos imprescindibles para descansar bien. Sin embargo, para que no dejen de ser cómodas, lo más conveniente es remplazarlas al menos cada dos años. Aunque parezca que están en buen estado, sus materiales se van deteriorando.

Además, dado que acumulan residuos de sudor y células muertas, pueden ser el lugar perfecto para el crecimiento de ácaros y bacterias. De hecho, lo ideal es lavarlas de manera regular para que no incidan de forma negativa en la salud.

2. Pantuflas

Muchas personas prefieren las pantuflas porque brindan una agradable sensación de relajación. No obstante, sin importar qué tan buenos sean los hábitos de higiene, también son utensilios de tu hogar que tienen fecha de caducidad.

Este tipo de calzado está elaborado con materiales que propician un ambiente húmedo y cálido para el crecimiento de hongos. Por eso, su uso durante más de seis meses puede elevar el riesgo de infecciones en los pies.

3. Toallas

A pesar de que participan de manera directa en los hábitos de higiene, las toallas se deben cambiar cada cierto tiempo. Si bien solo se encargan de secar la piel, en sus tejidos van acumulando hongos y bacterias que afectan a la salud.

Es cierto que se pueden lavar de forma regular con desinfectantes para evitar cualquier riesgo. Pero, dado que sus materiales se van deteriorando con cada lavada, lo mejor es reponerlas con unas nuevas cada año o año y medio.

4. Cepillo de dientes

Por obvias razones debes tener claro que los cepillos de dientes son utensilios de tu hogar que debes remplazar de manera habitual. Aunque a veces se conservan “bien” tras varios meses de uso, lo mejor es tirarlos a la basura y usar uno nuevo.

Cuando se dejan por más de tres meses, aumenta el riesgo de infecciones orales. Esto debido a que sus cerdas se dañan y dejan de cumplir la función de remover los residuos de los dientes. Además, acumulan más bacterias y hongos que pueden incidir en estos problemas.

5. Peines y cepillos

El mantenimiento de los peines y cepillos es una de las tareas que más se ignoran en el hogar. Lo más preocupante es que suelen ser un foco de bacterias y hongos que pueden afectar a la salud del cuero cabelludo y de todo el cabello.

Para que estos utensilios de tu hogar no causen problema alguno, lo mejor es lavarlos cada semana con agua caliente. De igual forma, resulta conveniente cambiarlos cada año para que sus materiales deteriorados no dañen el pelo.

6. Esponjas de baño

Las esponjas, estropajos o cualquier elemento que tenga contacto con el cuerpo se deben cambiar mínimo cada tres meses. Aunque a simple vista no se nota, es uno de los elementos que suele acumular hongos y bacterias que afectan la piel.

7. Toallas y esponjas de cocina

Debemos cambiar las esponjas cada dos o tres meses.

Tanto las toallas como las esponjas de cocina tienen una vida útil corta. A pesar de que sus materiales no siempre se deterioran rápidamente, son una gran fuente de bacterias que pueden causar contaminación. Se aconseja cambiarlos una vez al mes.

8. Biberón

Los biberones de látex no se deben utilizar por más de cinco semanas. Independientemente de la frecuencia de uso y su aspecto, estos acumulan microbios que exponen la salud. El látex se agrieta y, por su contacto con el aire y la humedad, se contamina.

9. Tenis para correr

El estado de los tenis para correr puede variar de acuerdo al uso que se les dé. Pero cuando ya han superado los 500 km de uso, sus materiales se deterioran y pierden su capacidad para amortiguar. Por consiguiente, usarlos durante más de un año supone un riesgo para las articulaciones.

Lee también: Articulaciones: su importancia y algunos suplementos.

10. Sujetadores

Este accesorio imprescindible para la mujer se puede utilizar durante uno o dos años, según los materiales con que esté fabricado. Tras cumplirse este tiempo, la mayoría pierde su elasticidad y forma, lo que produce incomodidades al usarlos.

¿Por cuánto tiempo utilizas estos utensilios de tu hogar? Si los estás usando por más tiempo del recomendado, considera suplirlos por otros que estén en perfecto estado.

Te puede gustar